HANK, CAMIL, TÉLLEZ, ELÍAS, CAVAZOS: LINAJE Y OPACIDAD

Los escándalos por temas relacionados con la corrupción y el conflicto de interés en México no cesan. Cuando aún no se terminaba de publicar una serie de reportajes del The New York Times sobre las propiedades del ex Gobernador de Oaxaca, el priista Jesús Murat Casab, en lujosas zonas de Estados Unidos, revelaci0nes del diario Le Monde –que forman parte de una investigación realizada por periodistas de 42 países– involucraron a otros mexicanos con cuentas sospechosas en el banco HSBC en Suiza, y que se presume se realizaron para evadir responsabilidades fiscales.

A diferencia de casos como el de Murat Casab, e incluso en los que están ligados al Presidente Enrique Peña Nieto, su esposa Angélica Rivera Hurtado y Luis Videgaray Caso, titular de la Secretaría de Hacienda, por la compra de casas a contratistas favorecidos por el gobierno, el llamado “Swiss Leaks” involucra también a polémicos hombres de negocios, como Jaime Camil Garza y Carlos Hank Rhon.

Igualmente pone en los reflectores en ex funcionarios federales, entre los que se ubican el ex director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Alfredo Elías Ayub, y Luis Téllez Kuenzler, ex presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y también ex Secretario de Energía, en el sexenio del ex Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, y ex titular de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT) en la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

Un elemento que comparten los involucrados en este nuevo escándalo de opacidad y fraude es que han hecho sus fortunas en menos de dos décadas, algunos arropados por la secrecía del poder y otros por su “linaje” político.

Ciudad de México

Hay un elemento en común de los dueños de las fortunas mexicanas encontradas en la lista de clientes de la filial suiza del banco HSBC, que ahora está bajo la investigación de las autoridades de Francia por facilitar una evasión de impuestos globalizada. Todos son hombres del dinero cuyos negocios crecieron en menos de dos décadas, amparados por el poder público en turno y un sistema tributario falto de Rendición de Cuentas. La lista de los mexicanos fue obtenida como parte de un proyecto periodístico dirigido por el diario Le Monde de Francia y el Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores (ICIJ), con sede en Washington. En total, hay mil 949 nombres tanto de personas como de empresas que contribuyeron en una diversidad de formas con millones de dólares en depósitos.

Esta no es la única vez que nombres como Jaime Camil Garza o Jorge Hank Rhon brotan en cuentas bancarias de aquel país europeo. Suiza ha sido una parada en la ruta de las ganancias de algunos empresarios mexicanos que, arropados por el bajo perfil, logran ahorros multimillonarios bajo ninguna luz.

Los periodistas del equipo de Le Monde-ICIJ le preguntaron a Charles Intriago, experto en lavado de dinero y banca: ¿Por qué los latinoamericanos acuden al sistema bancario de Suiza? Su respuesta fue: “Suiza puede considerarse el padrino de los paraísos fiscales. Primero por el secreto bancario y también; el punto tal vez más importante, es que un banco grande como es el Citi Group of America, el HSBC, tienen lazos internacionales que permite el movimiento de dinero en medio segundo a otros países, o sea, paraísos fiscales”.

¿Cuánto dinero se fuga de México con el fin de evadir o eludir al fisco? El Sistema de Administración Tributaria (SAT) no cuenta con un estudio enfocado en las fortunas mexicanas. Tampoco elabora informes anuales sobre cuánto aportan al fisco los tenedores del dinero. Una investigación de Walter Astié, incluida en su libro Lobby y Democracia, calculó que las 13 empresas mexicanas más grandes de la Bolsa Mexicana de Valores pagaron apenas el 4.4 por ciento de sus ingresos en impuestos. Los métodos para lograrlo fueron diversos.

En la gigantesca cuenta suiza, los inversionistas mexicanos aparecen de diferente manera. Algunos tienen una relación indirecta con el banco; por ejemplo, a través de apoderados. Otros no son dueños de la inversión en su totalidad y lograron sinergias con otros dueños del dinero en el mundo. Algunos más aparecen en productos menores en cantidades pero que contribuyen a no pagar impuestos.

Estas son las historias de cinco de los hombres cuyos nombres hoy integran esa lista investigada en Francia por una de las mayores transacciones registradas hasta ahora de evasión de impuestos en el planeta.

1. CARLOS HANK RHON

Es hijo de Carlos Hank González, quien fuera Gobernador del Estado de México y en estos momentos, uno de los priistas con mayor influencia dentro de ese partido. En los ochenta se quedó a vivir en Tijuana donde instaló centros de juegos de azar. Su Grupo Caliente, de tener un local en 1989, tiene hoy siete mil personas y 100 establecimientos en todo el país con una facturación de 500 millones de dólares, según la página del mismo grupo. Pese al manto de la controversia que lo ha envuelto toda su vida, Carlos Hank Rhon logró hacerse del Grupo Financiero Interacciones, el Grupo Hermes, así como un conglomerado con inversiones en obras públicas, infraestructura, transporte y urbanización con gruesos contratos del Gobierno Federal. La elusión del pago de impuestos ha sido a veces el eje de su crecimiento: en 1995 fue detenido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México cuando intentaba meter perlas, objetos de marfil y piedras preciosas sin pagar impuestos.

Suiza ya estuvo antes en el relato de vida de Carlos Hank Rhon. Y estuvo de manera importante, para rodearlo de controversia por primera vez en forma notoria en México y en el mundo. En 1998, jueces de México, Suiza y Francia intentaron establecer el origen de movimientos bancarios de Enrique y Raúl Salinas de Gortari, hermanos del Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari. Aquella vez, las hipótesis de la investigación indicaban indicaban que el dinero procedía de los cárteles de narcotraficantes de Medellín, Cali en Colombia y Tijuana en México que habrían compensado a los hermanos Salinas para proteger el trasiego de cocaína de México a Estados Unidos. Enrique Salinas fue asesinado en México en condiciones que aún no han sido esclarecidas.

Fue absuelto del delito de lavado de dinero por un juez de Francia en mayo de 2006. Raúl Salinas también fue exonerado. En consecuencia, Hank Rhon no tiene ningún pendiente en este caso.

Volvió a aparecer en la palestra de las situaciones incómodas en junio de 2001, cuando pagó 40 millones de dólares a la Reserva Federal de Estados Unidos después de que una investigación concluyó que había ocultado los nombres de los verdaderos dueños del Laredo National Bank. Hank Rhon fue alcalde de Tijuana entre el 2004 y el 2007, año en que dejó el cargo para contender por la gubernatura de Baja California. Como candidato a la gubernatura, el padre de 19 hijos, dijo una de sus frases más polémicas: “Mi animal preferido sigue siendo la mujer”.

2. JAIME CAMIL GARZA

Su imperio empezó a fraguarse en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, cuando el General Juan Arévalo Gardoqui era Secretario de la Defensa, y él era proveedor del Ejército. Era un tiempo en el que los contratos del Gobierno Federal no eran públicos; de modo que nadie sabía nada, nadie preguntaba nada. En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) no se supo mucho de sus negocios. En cambio, con Zedillo, aparecía en Los Pinos en los eventos del Presidente y las tertulias de su familia. Fue el tiempo en que cambió de giro: dejó de ser proveedor de las Fuerzas

Armadas e ingresó a Pemex con la constitución de Conproca. La suerte de Camil no cambió con la derrota del PRI en el 2000. Él siguió siendo invitado especial de la familia presidencial. Le resultó fácil entablar amistad con Martha Sahagún. En esos años, su empresa Conproca ya tenía problemas con Pemex por incumplimiento. Mientras tanto, Jaime Camil Garza impulsaba su inmobiliaria La Cima-Las Brisas en Acapulco donde en estos momentos posee propiedades de hasta ocho millones de dólares, según una búsqueda en el Registro Público de la Propiedad de ese puerto.

Una demanda por 500 millones de dólares, presentada por Petróleos Mexicanos (Pemex) en contra de la empresa alemana Siemens, en Nueva York, a mediados de diciembre de 2013 lo tuvo como personaje central. El Gobierno Mexicano sabía que este empresario había sido representante de Siemens aquí. Había rastreado tres cheques por casi 29 millones de pesos, cifra que coincidía con los sobornos que la Securities and Exchange Comission (SEC) de Estados Unidos había detectado como pago de cohechos a Pemex a través de un “consultor de negocios bien conectado” para obtener la licitación de la remodelación de una refinería en Cadereyta, Nuevo León. Hasta ahora, el Gobierno de Enrique Peña Nieto no ha emprendido una investigación; no obstante que la Procuraduría General de la República cuenta con estos datos.

3. LUIS MANUEL ENRIQUE TÉLLEZ KUENZLER

Este hombre encarna el problema del conflicto de interés. Mientras fue presidente de la Bolsa Mexicana de Valores mantuvo su cargo en el Consejo Administrativo de Sempra Energy, una compañía de California experta en extraer gas shale, así como en infraestructura energética, con grandes intereses en México. Más que empresario, es un político. Con Carlos Salinas de Gortari fue subsecretario de Agricultura mientras Carlos Hank González (padre de Hank Rhon) ocupaba la Secretaría. En el sexenio zedillista fue jefe de la Oficina de la Presidencia y luego, con Felipe Calderón Hinojosa, Secretario de Comunicaciones y Transportes. Con la Reforma Energética, impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto, Téllez Kuenzler fue nombrado como consejero independiente en el Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo. “La cuenta fue abierta por mi padre. Ahí aparecemos como beneficiarios su hijos. Una vez que falleció mi padre, la familia decidió transferir en febrero de 2011, los recursos de esa cuenta a nombre de mi madre en IXE Banco de México”, dijo en cuanto a la cuenta en Suiza de 1.2 millones de dólares que se le adjudica.

4. ALFREDO ELÍAS AYUB

Tiene una larga carrera en el sector público. De 1996 a 1999 fue director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares. Se distinguía, en ese entonces, por escabullirse de los reporteros. Luego, su carrera arrancó en el sector de la energía eléctrica. Fue director de la Comisión Federal de Electricidad durante dos sexenios. En noviembre de 2009, enfrentó una crisis de corrupción en las entrañas de la entonces paraestatal. Es un episodio en el que también Suiza fue el escenario: John Joseph O’Shea, ex gerente general de una multinacional de sistema eléctricos con sede en Texas, fue acusado en Estados Unidos de pagar sobornos a funcionarios de la paraestatal. De acuerdo con la acusación, O’Shea, gerente general de la firma suiza ABB, hizo los pagos ilegales a través de “una empresa mexicana para obtener contratos millonarios sin licitación. Maya se declaró culpable de pagar los sobornos y de ayudar a encubrirlos a través de operaciones de lavado de dinero. O´Shea, quien decidió someterse a juicio, fue exonerado por un juez de Estados Unidos. El capítulo no pesó en el historial de Elías Ayub. No renunció ni presentó ningún informe.

5. HUMBERTO CAVAZOS CHENA

Cuando el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) requisó la Compañía de Luz y Fuerza en 2009, nombró a su despacho, Cavazos Flores, representante del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes en el proceso legal derivado de la extinción de la empresa. Entonces, empezó a conocerse el estilo de vida de este abogado. Apareció en fotos como cazador de leones, elefantes y borregos; se le vio paseando por Europa arropado de abrigos caros; se supo que comía en restaurantes con comida gourmet . El reportero Arturo Rodríguez García de la revista Proceso publicó que la excentricidad de Cavazos Chena fue costeada con millones de pesos de 17 mil electricistas que exigían su liquidación.

00
Compartir