Accidente en Los Alpes de un Airbus que volaba de Barcelona a Düsseldorf

Entre las 150 personas que viajaban en el avión siniestrado, 45 tienen apellido español

Un avión de la compañía alemana Germanwings que realizaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf se ha estrellado este martes en los Alpes franceses, en un lugar de imposible acceso por carretera. El aparato accidentado había partido a las 9.55 horas del aeropuerto del Prat, con número de vuelo GW9525, según ha confirmado Aena.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a 148 víctimas, según ha indicado la compañía en su cuenta de Twitter, el avión viajaba con 144 pasajeros a bordo y seis tripulantes (dos pilotos y cuatro ayudantes de cabina), es decir, un total de 150 personas, entre ellos dos bebés. Según la lista de pasajeros, 45 de las personas que viajaban en el aparato siniestrado tienen apellido español.

El secretario de Estado francés de Transportes, Alain Vidalies, ha asegurado que los helicópteros de rescate han localizado restos de fuselaje y de algunos cuerpos en la zona.

La web especializada Flightradar24 ha perdido a las 10:39 la señal del vuelo a una altitud de 6.800 pies (unos 2.000 metros de altura) en una zona en la que los picos alcanzan hasta los 3.000 metros. Además, este sitio informa de que la aeronave llevaba la matrícula D-AIPX, fue construida en 1990 y entró en servicio en 1991. Antes de pasar a formar parte de la flota de Germanwings había volado con los colores de Lufthansa.

Según varios medios alemanes, el avión pasó de 30.000 (9.000 metros) a 6.900 pies (1.800 metros) en apenas nueve minutos. El Secretario de Estado de Transportes francés, Alain Vidal, ha asegurado que el avión dio una señal de socorro a las 10.47. Según el Ministerio de Exteriores francés, el accidentado es uno de los aviones más viejos de la compañía.

El accidente coincide con la programada visita de Estado de los Reyes a Francia, que ha sido suspendida.

El teniente de alcalde de Prads-Haute-Bléone, la comuna (conjunto de aldeas) donde se ha producido el accidente, Alain Ciardet, ha relatado a EL PAÍS cómo el avión se ha estrellado contra un macizo del Estrop, situado a 2.981 metros. «El problema está en que no hay carreteras y los servicios de socorro solo pueden llegar en helicóptero», ha explicado. «Un pelotón de la Gendarmería de alta montaña, formado por unas 10 personas, está llegando por tierra a la zona», ha añadido. En la comarca solo viven 232 personas. Los servicios de socorro han salido de Méolon Reveles.

Uno de los problemas con los que se pueden enfrentar los equipos de rescate es la luz ya que el sol se pone, en esta zona, alrededor de las 18.30.

Según France Info, la cadena pública de información francesa, el accidente se ha producido exactamente en Val d´Allos, una zona de pistas de esquí en la que únicamente hay senderos, por lo que solo se puede acceder en helicóptero.

El propio Rajoy ha informado durante una comparecencia en Vitoria de que ha mantenido una conversación con la presidenta alemana, Angela Merkel, sobre este “tristísimo y dramático accidente”. El presidente del Gobierno ha asegurado que todavía las noticias son “preliminares” pero ha añadido que todo indica que estamos ante un “gravísimo accidente, muy triste, y con dramática pérdida de muchas vidas humanas”.

También ha informado a Pedro Sánchez, líder del PSOE, y ha mantenido una conversación con el Rey –que se encuentra de visita en París- el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. Rajoy ha detallado que la ministra de Fomento, Ana Pastor, viaja a Marsella para acudir luego al lugar del accidente. “Vamos a hacer todo cuanto esté en nuestras manos para ayudar a las familias”.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores asegura que se ha activado la Unidad de Emergencia Consular, que está coordinado la actuación de los consulados de Marsella y Dusseldorf, los más próximos al lugar del siniestro, para atender a las víctimas y sus familias.

El aparato es un Airbus A320. Según las informaciones recabadas por Europe 1, dos helicópteros de la Gendarmería han confirmado a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) que han localizado el aparato cerca de Prads-Haute-Bléone, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette.

El Gobierno francés, a través de su portavoz de Interior, ha confirmado minutos antes del mediodía la catástrofe aérea. Poco después, el presidente de Francia, François Hollande ha expresado públicamente sus condolencias y, aunque ha asegurado que no hay todavía datos sobre las causas y las circunstancias del accidente, ha dicho que es posible que no haya ningún superviviente. Según ha explicado, por el momento, «no conocemos la identidad de las víctimas» si bien «es probable que haya muchas víctimas alemanas».

Francia ha establecido un gabinete de crisis. El Gobierno español también ha decidido montar un gabinete especial para tratar la catástrofe, según fuentes de Interior. En el aeropuerto del Prat, se ha dispuesto una sala para atender a familiares de las víctimas.

La comisaria de transporte, Violeta Bulc, ha confirmado a medio día la «fatal» noticia sobre el accidente de avión al sur de Francia. Aunque ha admitido no tener más información más allá que «lo que se está publicando en los medios de comunicación», Bulc ha querido transmitir un mensaje de apoyo a los familiares de los pasajeros. «Nuestros pensamientos están con aquellos que viajaban en el avión y con sus familiares», ha concluido.

Según el Gobierno francés, no hay pasajeros franceses.

El A320 tiene una capacidad máxima de hasta 150 pasajeros. La compañía, con sede en Colonia, publicita este vuelo en Internet con un precio desde 39,90 euros.

La compañía aérea todavía no ha habilitado ningún teléfono de emergencia específico para familiares o para medios de comunicación.

(Con información de El País)

00
Compartir