La guerra ya llegó… La mano de Fidel Herrera

•Bloqueo en Boca del Río

Por: Luis Velázquez

I
Durante doce horas, la cabecera municipal de Boca del Río fue bloqueada.
Las huestes priistas de Alfredo Ferrari Saavedra, Ramón Ferrari Pardiño, Armando López Rosado, Alejandro Contreras, Raúl Ramos Vicarte, Hugo Parroquín y Salvador Manzur Díaz, entre otros, tomaron un cambio vial anunciado por el alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez y se lanzaron con todo en su contra.
Significó el primer avisito de la guerra frontal que se dará entre el PRI de Fidel Herrera con el PAN de Miguel Ángel Yunes Linares, cada uno con sus candidatos a la curul federal, a saber, Carolina Gudiño y Paco Gutiérrez de Velasco.
Los priistas, no obstante, quedaron como bandoleros.
Les valió la circulación de norte a sur y de sur a norte en la ciudad, y más aún en temporada turística.
Atrás de todos ellos, el coordinador de la jornada electoral de la Gudiño, Fidel Herrera, emperrado en ganar la curul federal para su discípula favorita.
Incluso, hasta doblegando a los enemigos públicos de la Gudiño, como son, entre otros, Marlon Ramírez y Salvador Manzur.
La nueva reina de Troya en Boca del Río, a quien su mecenas le pone el mundo priista a sus pies.
Tal cual enloqueció el emperador Adriano por Cleopatra.
Y el general Juan Domingo Perón con Evita, a quien sacó de un antro donde cantaba y trabajaba.
El general Rafael Leónidas Trujillo, enloquecido con una de las hermanas Mirabeau, a quienes en la locura terminó asesinando en medio de los matorrales.

II
El góber fogoso y gozoso apostando su experiencia política (cuatro veces diputado federal, senador y gobernador) al triunfo de su reina, su emperatriz, en las urnas.
Y más, mucho más, porque ella, la señora Gudiño, nunca, jamás, ha ganado una elección… por sí sola.
Siempre ha necesitado de muletas. La última, cuando jugó por la presidencia municipal y fue derrotada por el panista Julio Saldaña Morán.
Entonces, en la mesa de la negociación electoral Ranulfo Márquez Hernández, el mapache electoral más aventajado de la Universidad de Harvard, campus Nopaltepec, negoció en la madrugada que Julio Saldaña metiera reversa y reconociera su derrota.
Desde entonces, el fogoso sabe que Saldaña Morán tiene precio.
Por eso lo utilizó como esquirol electoral para derrotar a Rafael Acosta Croda como candidato panista a la alcaldía jarocha y favorecer a Ramón Poo Gil.
Y ahora lo usará como esquirol para derrotar, mínimo, restar votos al panista Paco Gutiérrez de Velasco y empujar a la Gudiño al Congreso de la Unión.

III
El juego sucio en la cancha electoral.
Por eso, el bloqueo de 12 horas en Boca del Río, donde los Yunes azules tomaron las gráficas de los familiares de algunos generales priistas con cartulinas rojas y amarillas al frente, en contra del presidente municipal.
El objetivo es uno solo: desprestigiar, evidenciar, manchar, enlodar, salpicar de lodo a Miguel Ángel Yunes Márquez y, por añadidura, al padre, el patriarca del panismo boqueño.
Ridículo, por ejemplo, Marlon Ramírez con sus tuits diciendo lo siguiente: “Alcalde Yunes Márquez, si usted no sabe o no quiere atender a la gente, con gusto lo acompaño a escuchar los planteamientos de las personas”.
¡Vaya ridiculeces, el mudo hablando de diálogo!
Tal cual habría de recordar al líder popoluca, Ramiro Guillén Tapia, cuando en el fidelato se prendió fuego en protesta a que el subsecretario de Gobierno, Marlon Ramírez, nunca, jamás, le otorgó una audiencia.
Pero más aún, al Marlon que en el año 2013 odiaba con toda su pasión priista a Carolina Gudiño, porque Fidel Herrera lo doblegó, y lo peor de todo, lo obligó a hacer campaña electoral por ella… camino a la alcaldía y ahora es uno de sus promotores.
Pero como el subsecretario de Gobierno nunca da brinco sin huarache, algún beneficio ha de obtener, quizá, acaso, según la fama pública como el par de ranchos comprados en el norte de Veracruz, donde sus fans aseguran que cuando se le pierde una vaca de inmediato llega en el helicóptero oficial para rastrear sus huellas.

IV
En fin, el fogoso y gozoso ha iniciado su batalla manifiesta en contra de Yunes Linares y su candidato a la curul federal.
Ahora, esperemos, como es natural, la respuesta de los Yunes azules, porque ni modo que la dejen pasar.
Una vez más, la novela “El arlequín” de Morris West toma derecho de naturalización.
Dos examigos se trenzan en una guerra despiadada y siniestra por el mercado regional.
Incluso, llegan a ejecutar a los familiares de uno y otro, y entonces, se retan a un duelo donde ambos mueren.
Y un tercer personaje sale ganando.
Por ahora, el fogoso ha ganado al güerito de ojos azules.
Cuatro diputaciones federales, la senaduría y la gubernatura.
En el 2010, Yunes Linares ganó la gubernatura con 30 mil votos; pero la perdió en los tribunales electorales, tanto estatal como federal.
Ya se verá, entonces, si Miguel Ángel se deja.

V
La guerra. El Apocalipsis electoral. La resurrección de los muertos y de las mañas. El día del juicio final, cuando unos y otros se enfrenten y confronten, como ahora.
El negrito contra El güerito.
El político de piel morena contra el político de piel blanca.
El político de ojos negros contra el político de ojos azules.
El feo contra el galán.
Incluso, hasta cuestión racista.

POSDATA: Fidel Herrera ya se le metió en feudo de Miguel Ángel Yunes Linares: Boca del Río.

00
Compartir