Carta abierta al general

•Según Proceso, el Cártel Jalisco Nueva Generación, autor de la jornada negra de Guadalajara, opera en el Veracruz de Arturo Bermúdez
•Otra vez aquí el fuego cruzado y los ajustes de cuenta
•La muerte sigue teniendo permiso…

Señor secretario de Seguridad Pública:

Ocupa y preocupa, angustia y enerva, desencanta y aterroriza lo que está sucediendo en Veracruz cada día y cada noche.

La vida, prendida con alfileres. La zozobra y la incertidumbre. Otra vez, el fuego cruzado. Más muertos, secuestrados y desaparecidos.

Los últimos días rinden cuenta:

En Atoyac, un comando armando rafagueó a un taxista en su auto. Luego, el fuego cruzado con los policías.

En el libramiento Plan del Río, seis cadáveres tirados a orilla de carretera.

Agua Dulce, un par de mujeres asesinadas.

Coatzintla: el comerciante Margarito Trinidad Elías, de 60 años, ejecutado en la colonia Plan de Ayala.

Minatitlán: un hombre secuestrado, torturado, vendado, asesinado y tirado en el río Jaguay.

Nanchital: un joven acribillado.

Tihuatlán: otro joven plagiado y ejecutado en Rancho Nuevo.

Córdoba: un carnicero, Enrique Méndez Luna, de 27 años, asesinado en el mercado Revolución, segundo crimen en un mes.

Pero además, en un reportaje publicado por el cronista Ignacio Carvajal, el mes de abril cerró con 64 asesinatos de norte a sur y de este a oeste de Veracruz, aun cuando fueron más, dice el colega, porque le faltó revisar las hemerotecas de algunos periódicos del norte de la entidad.

Los candidatos a diputados federales andan en campaña. Hoy inicia el segundo mes. La quinta semana.

Pero al mismo tiempo, pareciera que los malosos también andan en jornada electoral.

Aquel Veracruz que ustedes mismos cacarearon se había ido, mínimo, y de haber sido así, está de regreso.

Y mientras hemos transitado del Veracruz seguro al Veracruz blindado al Veracruz con perritos al Veracruz de los Frutsis y al Veracruz de la llamada Fuerza Civil, otra vez los malandros adueñándose de las calles y poblados.

Bastaría referir que en algunas latitudes se vive y padece todos los días un Estado de Sitio, cuando hasta los mismos presbíteros piden a los feligreses se confinen en sus casas a partir de las 7 de la noche.

CÁRTEL JALISCO NUEVA GENERACIÓN… EN VERACRUZ

Quizá le habrán pasado un resumen del reportaje central del semanario Proceso número 2009, cuyo titular es el siguiente.

“Ataca el cártel Jalisco Nueva Generación. El desafío”.

Habla, en efecto, del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a cuyo frente está Nemesio Oseguera Cervantes, “uno de los principales capos del narcotráfico en México”, con fama en México y Estados Unidos, un antiguo policía municipal de Cabo Corrientes, cerca de Puerto Vallarta.

Textual, dice:

“Hoy el CJNG tiene presencia sobre todo en Jalisco, Michoacán, Colima, Guanajuato, Guerrero y Veracruz, y se le considera el segundo cártel más poderoso de México”.

El cuarteto de reporteros que suscriben el texto también habla de otro cartel, el grupo de Los Cuinis, del empresario Abigael González Valencia, su aliado.

Según la DEA, Los Cuinis “se han asociado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y hoy la organización es el proveedor número uno de cocaína para México procedente de Colombia, Ecuador y Perú”.

El Cartel Jalisco Nueva Generación fue el mismo que en el año 2011 “subió a internet videos sobre la ejecución de 35 zetas cuyos cuerpos fueron abandonados en Boca del Río, Veracruz”.

Pues bien, luego de los narcobloqueos, siete muertos, 19 heridos, detenidos “y numerosos vehículos, gasolineras, bancos y negocios incendiados en Guadalajara, así como el ataque a un helicóptero en la jornada negra del viernes primero de mayo en Jalisco”, he ahí, pues, el retrato del cártel que también está operando en Veracruz.

Tal cual podría, digamos, explicar, entre otras cositas, los seis cadáveres tirados en el libramiento de Plan del Río el domingo 3 de mayo, 24 horas después del sórdido primero de mayo en la Guadalajara de Aristóteles Sandoval.

Pero, bueno, general secretario, si en Jalisco el presidente de la república ya declaró un Código Rojo y en Tamaulipas hay un Comisionado Nacional de Seguridad, y Michoacán y Guerrero están bajo custodia del gobierno federal, ninguna razón existe para cruzarnos de brazos y redoblar, multiplicar, cabildear, gestionar la entrega total de Veracruz a las fuerzas federales.

A usted, secretario, lo cuida y tiene blindado un comando policiaco y también a su familia que según versiones llega a unos 70 día y noche.

Encerrado en su torre de marfil, usted usufructúa otra realidad. Y quizá para vivir seguro y tranquilo a partir del mes de diciembre del año 2016, permanece ahora contemplativo y en el limbo.

Se entiende: es usted defeño y Veracruz es su tierra prometida, su paraíso.

Pero al mismo tiempo tiene usted en su toma de decisiones el destino de 8 millones de habitantes de la tierra jarocha.

Cumpla con su trabajo.

Por: Luis Velázquez

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *