Sara Ladrón de Guevara huye de foro sobre violencia en el Museo de Antropología

Xalapa, Ver. Lo que fue vendido por las autoridades universitarias como un “diálogo abierto” con los universitarios, el “Foro Universitario en contexto de violencia, análisis, crítica y propuestas” se convirtió en una serie de reproches hacia la rectora, Sara Ladrón de Guevara pues esta entró por la parte trasera del Museo de Antropología, ofreció su discurso y se retiró de nuevo por la parte trasera del recinto, sin esperar siquiera saludar a los estudiantes que tomaron la palabra.

La actitud de la rectora molestó a los estudiantes y a los académicos quienes calificaron como un tipo “de violencia” el haberlos ignorado.

“Nosotros los estudiantes queríamos un diálogo con ella. Nosotros no queremos un foro académico queremos expresarnos, queremos decir el acoso que estamos viviendo día a día, cuando vamos a nuestras facultades y a nuestras casas y un ejemplo de ello fue del acoso fue la agresión a ocho compañeros de nosotros la madrugada del el 5 de junio”, dijo una estudiante.

Desde la mañana, el museo de Antropología de Xalapa fue resguardado por personal de seguridad de la propia UV quienes solo dejaban pasar a quienes portaran credencial de la UV o de algún medio de comunicación.

A las 11 de la mañana, sin previo aviso la rectora entró por la parte trasera y ofreció un discurso donde condenó “el ataque” a estudiantes la madrugada del cinco de junio en Xalapa pero también condenó “la violencia” contra el edificio de rectoría al final la marcha del lunes ocho de junio por “los propios estudiantes”. Al finalizar su discurso se salió rápidamente por la parte trasera.

“Es una grosería lo que ha hecho la doctora. Yo vengo convocado a un diaálogo y con quién voy hablar si la persona que nos convocó nos da la espalda”, dijo por su parte el académico Rafael Talavera de la Garza.

Los estudiantes relataron que las agresiones y acoso en su contra por agentes del estado continúan, como fue el caso de Cristel Martínez estudiante de la facultad de Antropología quien precisó que la semana pasada, el martes 11 de junio, tras la reunión con la rectora y al llegar a la Unidad de Humanidades un auto Toyotota rojo los estaba siguiendo:

“Era un auto Toyota Corola Rojo con placas Ykl-3888 con dos personas pelonas abordo nos seguían. Y esto nos lo alertaron vecinos de la zona de Humanidades por eso pedimos garantías a las autoridades universitarias, pero vemos que no hay voluntad”.

Piden guardias universitarias.

Asimismo propusieron la creación de guardias universitarias, más luminarias alrededor de Humanidades y mecanismos rápidos de respuesta en caso de agresiones y acosos contra los estudiantes.

“Nosotros no queremos que se incremente el número de policías, ni cámaras de seguridad, lo queremos es garantía a nuestra seguridad física y solo nosotros confiamos en nosotros. Y nosostros mismos tenemos que vigilarnos y protegernos” dijo el egresado de la facultad de sociología, Joaquín Murguía.

(Con información de Plumas Libres)

00
Compartir