FIDEL HERRERA TUVO QUE VER EN EL CRIMEN DE RAÚL GIBB

Debe comparecer ante la PGR:: MAYL

“Fidel Herrera Beltrán, está obligado a comparecer ante la PGR en el caso Raúl Gibb Guerrero, porque siendo gobernador, mediante millonaria suma en dólares permitió la entrada a Veracruz de los que victimaron al que fuera director del diario La Opinión”.

“Leí el periódico La Opinión –dice el diputado federal- y leí que se está reabriendo el expediente y celebro que la Procuraduría General de la República lo haga: a Raúl Gibb le tuve un gran cariño y hubo una gran relación amistosa más allá de lo político y lo periodístico”.

Manifiesta el actual presidente de Seguridad de la Cámara de Diputados que pocos días antes de su muerte “me llamó y platicamos en la ciudad de México; yo era secretario de seguridad y en esa cena me confesó su profunda preocupación de que se sentía en riesgo porque había asumido, desde La Opinión, una denuncia muy firme contra Fidel Herrera, así como el daño que éste como gobernador le estaba haciendo a la sociedad; le ofrecí escoltas de seguridad; no quiso”.

Pone el dedo en la llaga Miguel Angel Yunes Linares, al manifestar, ante medios de comunicación de Poza Rica y la región, políticos, jóvenes y demás invitados a su conferencia, que “sostengo que llamen a declarar a Fidel Herrera , no sólo porque en ese entonces era gobernador (8 de abril del año 2005) sino porque, tengo copias del expediente para probarlo, un testigo protegido declaró en la Corte de Austin, Texas, EE UU, que Fidel Herrera recibió 12 millones de dólares para que diera puerta abierta en Veracruz a los delincuentes que mucho tuvieron que ver con en ese crimen ocurrido en abril del 2005.

Las afirmaciones del diputado federal Miguel Angel Yunes Linares, vienen a fortalecer la investigación sobre el complot político que se encargó de victimar a quien fuera destacado director del medio periodístico más importante de la zona norte de Veracruz, y en el cual participaron algunas personas que ya están muertas, otras ya no ostentan el poder con el que tanto daño hicieron a la sociedad y otras más que ahora residen allende la frontera y que hasta el momento han evadido la acción de la justicia.

El homicidio de Raúl Gibb Guerrero, no ha prescrito, pues de acuerdo a la Ley para que eso ocurra se saca el término medio entre la sentencia máxima y la mínima y como se trata de un homicidio calificado con características muy graves, faltan más de 20 años para que esto ocurra pero muy pronto, de acuerdo a nuevas evidencias, podrían caer a la cárcel los integrantes del complot para cometer el primer crimen de un periodista en 1985 en Veracruz, concretamente en la persona de Raúl Gibb Guerrero y que ocurrió cuando La Opinión publicaba severas pero bien sustentadas críticas al gobierno del entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Con información de La Opinión.com.mx

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *