No asistió Pepe Yunes a “comida de la unidad” convocada por Duarte

En el PRI de Veracruz, pese a opiniones diferentes y discrepancias, hay unidad y se puede ganar la gubernatura, aseveró el senador Héctor Yunes Landa, quien se dijo confiado de conseguir la candidatura. El político asistió a una comida en Casa Veracruz junto a otros 6 aspirantes a la gubernatura de dos años y el gobernador Javier Duarte.

Este martes se realizó la Comida de la Unidad entre el gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, el senador Héctor Yunes Landa y el presidente del PRI estatal, Alberto Silva Ramos.

También acudieron los diputados federales Erick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Jorge Carvallo Delfín, así como los secretarios de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado y de Infraestructura y Obras Públicas, Tomás Ruiz González.

Al respecto, Yunes Landa destacó que “en lo fundamental hay unidad”, justo momentos antes de llegar a la comida convocada en Casa Veracruz.

Pese a lo anterior, subrayó que dicho evento no se trata de una “encerrona” para discutir quién será el candidato a gobernador del PRI, apuntando que él encabeza las encuestas para ser el próximo mandatario estatal.

“Vamos juntos, en el PRI nos sabemos poner de acuerdo para ir juntos a una elección”, resaltó el Congresista, aunque en la comida destacó la ausencia de su homólogo José Yunes Zorrilla.

El senador se dijo seguro de ser el sucesor de Duarte de Ochoa, insistiendo en que tanto Yunes Zorrilla, como él, son los aspirantes favoritos del PRI en Veracruz y esto se verá reflejado en las encuestas.

“No va a haber una votación para decidir nada, es una comida a la que fui invitado que entiendo uno de los temas es mostrar unidad”, expuso.

Por último, aunque reconoció discrepancias entre militantes del tricolor, aseguró que con la finalidad de ganar y cumplir con los veracruzanos pueden lograr un consenso por el bien del partido y del Estado.

La congruencia de Pepe Yunes

Para los observadores de la actividad política estatal, tanto o más que los asistentes a la llamada Cumbre de la Casa Veracruz, la reunión entre el gobernador Javier Duarte de Ochoa y los aspirantes a sucederle en el cargo, llamó la atención la ausencia del senador José Francisco Yunes Zorrilla.
En la comida, celebrada este martes, estuvieron presentes, además del gobernador, el senador Héctor Yunes Landa, los legisladores federales Jorge Carvallo Delfín, de Los Tuxtlas; Adolfo Mota Hernández, de Xalapa Rural; Erick Lagos Hernández, de Acayucan; y Alberto Silva Ramos, de Tuxpan, quien es, además, dirigente estatal del PRI; así como los secretarios de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado; y de Infraestructura, Tomás Ruiz González.
Paradójicamente, la ausencia del senador Pepe Yunes, quien optó por no asistir al encuentro, en un acto de congruencia con su discurso, robó cámara.
Al margen de la inasistencia del oriundo de Perote, el hecho de que el también senador Héctor Yunes Landa se ubicara a la derecha de Duarte de Ochoa de inmediato se prestó a las especulaciones, en el sentido de que si el de Soledad de Doblado acudió a dicho encuentro es porque sabía, de antemano, que cuenta con altas probabilidades de ser postulado a la gubernatura.
Por cierto, la frase que soltó el gobernador Duarte resultó muy reveladora de lo que podría ocurrir el año entrante: “en esta mesa está sentado el próximo gobernador de Veracruz; les pido seguir trabajando en unidad”.

Con información de Sociedad 3.0 y versiones.com.mx

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *