¿Se va Javier Duarte?

La versión llega desde la capital del país: En los próximos días Javier Duarte de Ochoa solicitará licencia a su cargo y se incorporará a la administración federal. Se habla de una Subsecretaría, aunque la opción más viable es la Dirección General de Infonavit.

Esa sería, en opinión de los analistas políticos, la medida más drástica para arropar al candidato del PRI, Héctor Yunes Landa y garantizar su victoria el próximo 5 de junio.

Sin embargo, podría no ser la única acción promovida desde el centro. Fuentes muy bien informadas anticipan que está por darse una nueva declinación en la carrera por la gubernatura. Miguel Ángel Yunes Linares se retiraría de la contienda, como consecuencia (y parte de la negociación) de la salida de Javier Duarte.

Estos trascendidos se fortalecen con la inusual visita del secretario de Educación Pública Aurelio Nuño a tierras veracruzanas, el pasado miércoles, con el ridículo pretexto de entregar “insumos por frentes fríos”, casualmente en el día más caluroso de la semana.

Las versiones en el sentido de que en la reunión de gabinete celebrada el mismo miércoles, de forma por demás inusual y rompiendo protocolos, Javier Duarte le notificó a su secretario de Turismo y Cultura, Harry Grappa, que estaba fuera de la contienda en pos la candidatura a diputado local por Veracruz; el autodescarte de otro de los “duartistas puros”, Juan Manuel del Castillo, para Córdoba, así como la renuncia del supuesto “Plan B” del Gobernador, el “independiente” Gerardo Buganza, abonan a la percepción de que están interviniendo desde la capital del país para acabar con los chantajes y las restricciones a la campaña de Héctor Yunes.

Las descalificaciones de Harry Grappa y Juan Manuel del Castillo coinciden en algo. En ambos casos las posibilidades de triunfo son muy remotas, pues aspiraban a competir por distritos (Veracruz y Córdoba, respectivamente) en los que el PAN tiene estructuras muy sólidas y un fuerte voto duro. Sin embargo, también es cierto que no hay a la vista candidato priista que garantice la victoria en esas zonas.

Esa es la diferencia con los casos de los duartistas que formalmente no han sido descartados (Vicente Benítez en Catemaco, y Gabriel Deantes en Zongolica) ambos con muy fuertes posibilidades de salir victoriosos y aportando una importante cuota de sufragios al candidato a Gobernador.

La declinación de Gerardo Buganza tiene también su explicación. Las condiciones hoy son muy similares a las que existían cuando solicitó su registro como candidato independiente a la gubernatura.

Si en algo ha cambiado el escenario, es que ahora hay elementos que brindan mayor certeza al proceso electoral en marcha. Es, pues, un pretexto fallido el planteado por Buganza para explicar su declinación.

Lo cierto es que si, como dijo, había reunido -y certificado- 191 mil firmas para su registro (que habrían de traducirse en votos) eso significaría que tendría asegurada al menos una quinta parte de los sufragios que, se calcula, serán necesarios para ganar la elección, pues en esta ocasión no se empatan las elecciones municipales y habrá más de seis aspirantes a la gubernatura, por lo que el ganador difícilmente alcanzará el millón de sufragios.

El propio Héctor Yunes Landa, en charla con columnistas de Xalapa admitió que la candidatura de Gerardo Buganza más que quitarle votos al PAN, se los restaba al PRI, por lo que una de las condiciones para garantizar su triunfo habría sido la declinación del expanista y duartista.

De concretarse la salida de Javier Duarte, se haría cargo de la administración estatal, en calidad de Gobernador sustituto, el actual secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, quien en estos momentos lucha por evitar que se desborden las pasiones entre los pensionados del Estado.

Se avecina una fuerte sacudida en Veracruz, luego de la cual los priistas esperan salir fortalecidos y con mejores argumentos para lograr la victoria.

Ya lo veremos.

Por: Filiberto Vargas Rodríguez/ “Punto de vista”

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *