Descripción en el Senado de Veracruz de Javier Duarte

En el Senado de la República, este jueves 25 de febrero de 2016, los senadores del Partido Revolucionario Institucional tragaron aceite y no respondieron absolutamente nada en defensa de su correligionario Javier Duarte, gobernador de Veracruz, cuando dos senadores perredistas, Dolores Padierna y Armando Ríos, le restregaron desde la tribuna que es un presumible cómplice del crimen organizado.

Casi el final de la sesión ordinaria. El Pleno exhortó al gobernador Javier Duarte y a la Secretaría de Educación Pública a que le cumplan a la Universidad Veracruzana con la entrega de recursos propios de un convenio que firmaron en enero de 2015, a propósito del cual solo ha entregado un poco más de 200 millones de pesos y faltan 2 mil 176 millones más.

Y al Órgano Fiscalizador Superior del estado de Veracruz lo han exhortado a que vigile que le cumplan a la universidad de marras.

El primero que habló del tema fue el senador panista Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación, la que dictaminó el exhorto. “La universidad mexicana es una casa de sueños y esperanza, y particularmente en cada entidad federativa su universidad pública autónoma tiene una larga historia, tradición y prestigio”, dijo el también ex gobernador de Guanajuato.

Y añadió: “El día de hoy comentaremos el caso de la Universidad Veracruzana, cuyo prestigio en todas las áreas del conocimiento es nacional e internacionalmente reconocida”.

Decía Romero que cada universidad pública tiene un acuerdo entre el Gobierno del Estado y el Gobierno federal. “Por ejemplo, Veracruz tiene una fórmula, 54 por ciento federal; 46 por ciento local. Guadalajara es 52 por ciento, 48. Guanajuato es 66, 34 por mencionar ejemplos”.

Y en el caso de Veracruz, dijo el guanajuatense, “se firmó un convenio año con año y que lamentablemente el Ejecutivo del estado local no ha venido cumpliendo. Al día 31 de diciembre del año pasado la interpretación de la Universidad Veracruzana es que el adeudo es de 2,176 millones de pesos, sobre convenios firmados”.

En el Senado está el próximo gobernador de Veracruz: El PRI abanderó al senador José Yunes Zorrilla y el PAN-PRD al senador Fernando Yunes.

Romero Hicks los aludió así: “Han mostrado (los dos) preocupación e iniciativas y nosotros hemos recogido en estos cuatro resolutivos (…) y lo que deseamos es que la Universidad Veracruzana siga siendo eso: El lugar social de la verdad y donde se cultivan el arte, la ciencia y las humanidades en segundas intenciones”.

Turno de Dolores Padierna, quien comenzando, preguntó: “¿Quién está gobernando Veracruz?”
A lo de la Universidad Veracruzana, hubo dicho la senadora, “hay que agregar también que la falta de pago a los proveedores, el saqueo de los recursos al erario, la falta de pago a los jubilados y pensionados, los secuestros, las desapariciones forzadas, la persecución a activistas sociales, a los defensores de derechos humanos, los asesinatos de periodistas, las graves violaciones a los derechos humanos que se han vuelto en algo cotidiano, incluso, según la visión del propio gobierno estatal, se han vuelto algo ordinario”.

Recuento en crudo. Padierna siguió: “Entre el 2011 y el 2016, justo en el periodo de gobierno de Javier Duarte, han sido asesinados, al menos, 19 periodistas; cuando menos dos de ellos se encuentran desaparecidos; esta administración ha evidenciado que ejercer el periodismo en Veracruz es una profesión de alto riesgo en la que se puede ir de por medio la vida”.

Decía Padierna también que contrario a lo que dice Javier Duarte, “que en Veracruz solo se roban frutsis y gansitos… en ese estado se han robado la tranquilidad y la seguridad de los millones de habitantes en estos seis años, y han visto cómo se deteriora la calidad de vida y cómo se violentan los derechos de una manera impune y descarada”.

Siguió el recuento: “solo en 2015 se encontraron 13 fosas clandestinas con un número aún indeterminado de cuerpos; la propia Fiscalía del estado habla de la desaparición de 950 personas, de las cuales 155 fueron desapariciones forzadas en las que intervinieron servidores públicos estatales en complicidad con grupos criminales.

Dolores continuó: “Entre 2012 y 2015, 186 policías municipales y estatales fueron puestos a disposición en la SEIDO por la PGR por sus posibles vínculos con estos grupos delictivos que azotan a Veracruz y que parecen imponer su ley y su control, incluso en las altas esferas del gobierno. Desde luego es el caso de Tierra Blanca que pone en evidencia cómo las fuerzas de seguridad actúan bajo las órdenes de criminales”.

El tema de los feminicidios: En 2014 desaparecieron 88 mujeres y asesinaron a otras 74. En 2015, mataron a 93 y la cifra de desaparecidas subió a 156.

Fue Dolores quien incluso dijo que “todo parece indicar que desde hace mucho tiempo el gobernador soltó el control del estado y lo cedió a las fuerzas fácticas, que a través de la violencia controlan territorios y arrebatan cientos de vidas”.

Armando Ríos Piter no superó a Dolores en argumentación y datos, pero sí soltó un jab a Duarte: “Veracruz es el primer estado con el mayor número de anomalías (en el ejercicio del presupuesto), con casi 14 mil millones de pesos”.

Y preguntó: “¿Qué ha venido pasando en Veracruz a lo largo de prácticamente todo un sexenio?”

Por supuesto nadie le respondió. Y mucho menos los priistas. Aunque su silencio y permisividad en la presentación del exhorto era, de hecho, la respuesta del PRI justamente en el umbral del proceso electoral.

Por: Vicente Bello / Tren Parlamentario

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *