En la Convención Demócrata se habla español

Hillary Clinton y probablemente la mayoría de la élite demócrata no saben hablar español, pero sí que tienen claro que millones de hispanos pueden alzar su voz con fuerza en las próximas elecciones y convertirse en el voto clave para ganar la presidencia de los Estados Unidos.

No es extraño que en la Convención Nacional Demócrata (DNC) se hable la lengua de Cervantes, al menos mucho más que en Cleveland, donde se celebró la semana pasada la Convención Republicana. Desde su sitio web, hasta el programa de actividades, pasando por la figura más importante después de Hillary Clinton, el candidato a la vicepresidencia Tim Kaine, el encuentro de Filadelfia tiene un sabor latino.

La página oficial en español destaca las principales noticias y comunicados en torno a la Convención, e incluye avisos a los medios sobre reglas y credenciales, así como recomendaciones de lugares históricos para visitar y sugerencias para sacar provecho e las redes sociales.

El calendario de la DNC arrancó este lunes 25 de julio con diferentes reuniones de minorías, entre ellas el ‘caucus’ Hispano, una valiosa oportunidad para escuchar a los líderes latinos sobre los temas que importan a su comunidad en la próxima elección presidencial.

También este lunes comparecerá en la convención Karla Ortiz, un niña estadounidense de 10 años, cuyos padres indocumentados viven con el temor a ser deportados.

Karla se reunió con Clinton en Nevada y fue presentada en el anuncio de la campaña Brave (Valiente), en el que promete ayudarla. “No te preocupes, yo haré todo lo que pueda por ayudarte”, le dice la exsecretaria de Estado a la pequeña en el anuncio. Junto a su madre Francisca Ortiz, Karla espera una solución real para los millones de indocumentados.

Sin embargo, el protagonismo central lo acapara Astrid Silva, una mexicana a la que sus padres trajeron ilegalmente a Estados Unidos cuando tenía cuatro años, y que será una de las principales oradoras de la Convención Demócrata este lunes. Silva, de 28 años, tendrá el honor de hablar el mismo día que la primera dama Michelle Obama y el senador Bernie Sanders, hasta hace poco rival electoral de la precandidata Hillary Clinton.

Silva “compartirá su historia y su lucha por mantener unida a su familia”, dice la Convención en un comunicado.

Silva es una organizadora para la Alianza de Liderazgo Progresivo de Nevada y ganó el Premio Logro Inmigrante Juvenil del Consejo Estadounidense de Inmigración, de acuerdo a Las Vegas Sun.

“Su historia de resiliencia a pesar del constante temor de la deportación que vivió durante años, servirá para recordará a los votantes en todo el país lo que está en juego en esta elección”, dijo en un comunicado la líder del Partido Demócrata de Nevada, Roberta Lange.

@Hillary_esp: ¡Hillary en Español!

“Le presentamos ¡Hillary en español!, una nueva cuenta para compartirles información sobre esta campaña presidencial”.

Con ese tuit la virtual candidata del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de noviembre inauguró su cuenta de Twitter en Español el pasado miércoles 20 de julio, en una muestra clara de su apuesta decidida por el voto latino.

“Deseo trabajar por ustedes, defenderlos y creo que a este punto la gente sabe que no me doy por vencida”, decía el segundo tuit de Clinton, que tiene un video promocional adjunto de casi cinco minutos, con subtítulos en español, en el que se describe a la candidata como una “luchadora” que defiende los derechos de los niños y la mujer, entre otras iniciativas.

La cuenta en español de Clinton en Twitter, registrada bajo el usuario @Hillary_esp, tenía 27.400 seguidores hasta este lunes en la mañana, un total de 54 tuits, seguía a 174 cuentas y un solo “me gusta”, a un tuit del senador Tim Kaine, por supuesto en español:

Clinton tuiteó que “en los primeros 100 días, vamos a presentar un paquete de reforma migratoria integral que incluya un camino a la ciudadanía”. Y resalta que Mike Pence, la fórmula de Trump a la vicepresidencia, está en contra de una reforma migratoria, y aprovecha para hacer un recordatorio sobre la importancia de votar. “Quedó claro: No podemos dejar que Trump sea presidente. Regístrate para votar y asegurar que no suceda”.

También criticó en otro tuit la contradicción del candidato oficial republicano al aparecer comiendo un “taco bowl” e invitar a la Convención Republicana a dar un discurso al sheriff antinmigrante Joe Arpaio. “Nada más que decir”, escribió Clinton.

El ‘ciudadano Kaine’ da la bienvenida “a todos”

Pero si hay algo enormemente significativo en esta Convención Demócrata es la presencia de Tim Kaine, que se espera hable en español durante su discurso.

En Miami, durante su discurso de aceptación de la precandidatura demócrata a vicepresidente, Kaine comenzó con un: «Hello, Miami. Hello everybody, Thank you, Thank you».

Y después, en perfecto español dijo: «Y bienvenidos a todos», cosa que arrancó un sonoro alarido de los simpatizantes demócratas. Y siguió: «Bienvenidos a todos en nuestro país, ¿verdad? Porque somos americanos todos», agregó.

“A lo largo de su vida, Kaine siempre ha ayudado a los demás; ha sido misionero, abogado defensor de derechos civiles y funcionario público. Es uno de los 20 estadounidenses que ha representado a su comunidad como alcalde, gobernador y senador federal”, dice en la página oficial del senador por Virginia que ahora busca llegar a la vicepresidencia de EE.UU.

En el año 2012, Tim fue electo como senador debido en buena parte a su optimismo y capacidad de formar consensos entre sus colegas de distintos partidos políticos, grupos étnicos y regiones para llegar a acuerdos para el bien común, agrega su perfil oficial.

Alrededor de la Convención Demócrata también se habla español. Hay mucha expectativa y quizá esperanza en lo que pueda hacer la candidata demócrata, ayudada por un ‘vice’ que habla en español, en favor de la comunidad hispana o, por lo menos, no en su contra.

“No es que me guste mucho Hillary Clinton, pero prefiero darle el voto a ella que a Trump”, dijo a CNN en Español Mercedes Castillo, una mujer salvadoreña que salía de misa dominical en una iglesia en las afueras de Filadelfia, en una clara alusión a la postura antinmigrante del candidato republicano.

Margarita, una mexicana de Matamoros que iba acompañada por su pequeña hija en New Jersey, zona aledaña de Filadelfia, reconoce la cercanía de Clinton hacia los inmigrantes latinos y dice que, aunque no puede votar en estas elecciones, «nunca votaría por un racista como Trump», y afirma con vehemencia que en cambio lo haría por Hillary “sin dudarlo”.

CNN en español

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *