Peña Nieto se fue de playa y golf mientras ‘jode’ a mexicanos con gasolinazo

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, vacaciona y juega golf en un exclusivo complejo turístico en Mazatlán, Sinaloa (noroeste), mientras miles de mexicanos se organizan para iniciar, a partir del domingo, una serie de protestas contra el alza de las gasolinas.

A partir del primer día de enero, los precios de las gasolinas en el país tendrán un incremento de entre 15 y 20 por ciento, ante la apertura del mercado, lo que ha provocado que esta semana se presente escasez del combustible en 26 de los 32 estados del país.

La imagen de Enrique Peña Nieto está en su piso más bajo desde su llegada a la presidencia (Reuters)

La imagen de Enrique Peña Nieto está en su piso más bajo desde su llegada a la presidencia (Reuters)

Una de las marchas convocadas es para pedir la renuncia de Peña Nieto. Sin embargo, el mandatario disfruta de unos días de vacaciones en el complejo turístico Estrella del Mar, que entre sus atractivos, además de canchas de golf, tiene playa privada y exclusivos condominios.

El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, confirmó en una reunión con medios de comunicación que el mandatario se encontraba descasando en este complejo, donde se había reunido a jugar golf con el gobernador electo, Quirino Ordaz Coppel.

Las vacaciones del presidente le valieron una serie de críticas en redes sociales. La mayoría señala la falta de un verdadero liderazgo en el país y el hecho de que el ministro de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, sea hasta ahora el único funcionario que ha dado una explicación sobre el aumento de las gasolinas, en lugar de que Peña Nieto dé un mensaje a la nación.

También le reprochan al mandatario que en 2015 prometió que no habría alza de los combustibles. México aplicó una reforma energética para abrir el sector de hidrocarburos a inversiones privadas y extranjeras y la liberalización del precio de las gasolinas es parte de los cambios.

El actor Demian Bichir promueve una petición en Change.org para que se dé marcha atrás con el incremento.

La furia va a las calles

El alza de las gasolinas traerá aumentos de entre el 10 y el 30 por ciento en alimentos que son básicos para la dieta de los mexicanos, como la tortilla, los lácteos y el arroz.

En protesta por el incremento de las gasolinas, se espera que a partir del 1 de enero inicien en el país una serie de movilizaciones.

Incluso, la Fiscalía del estado de Jalisco (occidente) investiga una supuesta advertencia, a través de WhatsApp, del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que amenaza con incendiar estaciones de servicio a partir de este viernes a las 22:00 (hora local) si no se normaliza el abasto de gasolina.

Otra de las convocatorias llama a los habitantes de Ciudad de México a reunirse el domingo a mediodía en el emblemático monumento del Ángel de la Independencia para protestar por el alza. Otra organiza un boicot de tres días en el abasto de combustible. Una tercera invita a una movilización el lunes en el Zócalo de la capital.

En el interior del país, integrantes de distintos movimientos campesinos, como «El Barzón», están convocando al cierre de carreteras en el estado de Chihuahua (norte).

«Nos están engañando otra vez, se nos dijo que con la apertura no iban a subir las gasolinas, no es posible que nos salgan con explicaciones como que es para beneficiar a nuestros hijos y nuestros nietos, lo que están haciendo es condenarnos a seguir siendo un país pobre, porque con las gasolinas viene un aumento de los alimentos, de los servicios, de todo», dijo a Infobae el líder nacional de El Barzón, Alfonso Ramírez Cuellar

«Ex funcionarios e incluso consejeros independientes del sector actúan como socios, promotores o cabilderos de empresas trasnacionales en sus intenciones de participar en el sector», agregó.

La decisión de liberar el precio de las gasolinas le ha valido al presidente Peña Nieto críticas de integrantes de su mismo partido, el Revolucionario Institucional (PRI), como el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien en su cuenta de Twitter publicó que el incremento «indigna» y es «injusto».

Como parte de la indignación, a través de redes sociales se está convocando a una concentración el 7 de enero en las principales plazas de las ciudades del país para pedir la renuncia del presidente y exhibir a los senadores y diputados que aprobaron la reforma energética.

00
Compartir