Panucazo

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien personalmente ha estado operando algunas candidaturas municipales para la alianza PAN-PRD con miras a la sucesión gubernamental de 2018 para la que impulsa a su primogénito Miguel Ángel Yunes Márquez, actual alcalde de Boca del Río, recibió ayer dos noticias: una buena y otra aparentemente “mala”.

La buena es que el ex alcalde panista Francisco Ávila Camberos no aguantó su presión y declinó participar en la próxima contienda electoral abanderado por la coalición PRI-PVEM, lo que aparentemente aminoró el riesgo para su otro hijo Fernando Yunes Márquez, el cual solicitó licencia al Senado de la República para competir por la presidencia municipal del puerto de Veracruz.

La “mala” es que este lunes, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN negó en un comunicado que el ex contralor Ricardo García Guzmán vaya a ser su candidato a la alcaldía de Pánuco, postulación que él directamente había ido a ofrecerle al ex funcionario duartista hace apenas tres semanas durante una gira por ese municipio del norte de Veracruz.

En el texto, el CEN  indicó que para el nombramiento de candidaturas en dicha entidad, será la Comisión Permanente la encargada de aprobar a los aspirantes de la alianza, en los casos que corresponda al blanquiazul encabezar un municipio como es el caso de Pánuco. Pero de antemano, en el documento se subraya que García Guzmán no será el representante del PAN para dicho puesto de elección popular, el próximo 4 de junio.

Sobre este tema, ayer corrían versiones encontradas. Una es que perversamente Yunes le habría ofrecido la candidatura a cambio de información clasificada sobre Javier Duarte y sus principales colaboradores, y que García Guzmán, en su ambición desmedida, habría empinado a por lo menos 50 ex colaboradores del ex gobernante prófugo, entre secretarios, subsecretarios y directores de áreas de la administración anterior. Pero que Yunes ya tenía acordado con el CEN del PAN que una vez que le sacara toda la información al ex contralor, le negaran la candidatura.

Otra versión que suena más verosímil es que a García Guzmán, quien ni él ni sus dos hijos han perdido una sola elección en Pánuco desde 2004, fue engañado con la candidatura de la alianza PAN-PRD, pues inicialmente tenía decidido contender abanderado por la coalición PRI-PVEM. Ahora, como registró su precandidatura por el blanquiazul, ha quedado legalmente inhabilitado para ser postulado por otro partido.
Y es que en un documento publicado el 2 de marzo en los estrados del Comité Directivo Estatal del PAN y firmado por el secretario general Carlos Alberto Valenzuela González,  se había declarado procedente su registro como precandidato a la alcaldía de Pánuco. Sin embargo, al no ser militante del blanquiazul, la validación de su precandidatura debía ser avalada por el Comité Ejecutivo Nacional. En la cédula de notificación también figuraban los nombres de Ernesto Juárez del Ángel y Julián Hernández Reina como aspirantes a la nominación panista, uno de los cuales será el candidato.

Por su parte, el presidente del CDE del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, también había negado que se hubiesen dado anomalías en el registro de García Guzmán, sosteniendo que era completamente legal. De igual manera, la diputada María Elisa Manterola Sáinz, presidenta de la mesa directiva del Congreso local, salió en defensa del ex contralor ante las críticas de un sector de la militancia del PAN y dijo que su partido no le podía negar el registro, al cual inclusive lo había acompañado hasta la cabecera municipal de Pánuco.

¡Lástima, Margarito!

AL PIE DE LA LETRA// Por: Raymundo Jiménez

00
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *