¡Prueban robo! Aviadores de Morena en la nómina de la ALDF.

Y como dicen que cae más rápido un hablador que un cojo, salieron a la luz los documentos que prueban que Morena no sólo tiene aviadores en la ALDF, sino que en su mayoría son parientes.

La tarde del 14 de marzo el diputado Mauricio Toledo denunció que los legisladores de Morena no trabajan en comisiones pero sí tienen retacada de aviadores la nómina de la ALDF, con un costo de 140 millones de pesos al año para la ciudad.

La publicación de esta información indignó a algunos morenos, que, incluso, mandaron desmentidos acompañados de insultos a quienes escribieron del tema, pues aseguran ser honestos y no prestarse a esas prácticas.

Por ejemplo el diputado Miguel Ángel Hernández tiene en la nómina a su esposa Angélica Elena Leguizamón Vivas, con la que, según el Registro Civil, se casó en 1997, cuando él era estudiante de 19 años y ella una joven de 22.

Sin trabajo en comisión legislativa alguna, la señora cobra cada mes como asalariada de “nivel 24” 19 mil 613 pesos con 10 centavos libres de polvo y paja.

Los dos últimos cheques emitidos por la Tesorería de la ALDF, firmados de recibido por ella el 27 y 29 de marzo pasados, demuestran que los pagos están al corriente y que la economía familiar de estos morenos se mantiene boyante a costa del pueblo.

Pero Miguelito no es el único, pues la vicecoordinadora del grupo, Beatriz Rojas Martínez, podría completar un equipo de basquetbol con sus familiares en la nómina.

Con ella cobran Andrés Chiguil Pucheta (sobrino de su esposo, el exdelegado en GAM, Francisco Chiguil) 68 mil 960.82 pesos. También, están sus sobrinos Stefani Cortés Rojas y Rubén Martínez Guerrero, con 15 mil 852 pesos y seis mil 563, respectivamente.

Pero como hay que aprovechar, la diputada también tiene a sus familiares María de Lourdes Ramírez Martínez, con 23 mil 097 pesos; María del Socorro Ramírez Martínez, seis mil 510 y Luz Sandra Martínez Lorencez, otros seis mil 510.

Ni qué decir de Luciano Tlacomulco Oliva, mánager del equipo de beisbol del líder de Morena, que asignó a sus sobrinos César Alberto Olivares Tlacomulco 48 mil 929 pesos, y a Mariana Tlacomulco Anguiano seis mil 510.

El diputado Darío Carrasco cargó a su comisión una mensualidad de 25 mil 139 pesos para Javier Espinoza Carrasco, y 25 mil 139 más para Augusto César Medina Carrasco, ésta última a cuenta de la diputada Ana Juana Ángeles.

Pero no se podía quedar atrás el líder de la fracción, César Cravioto, a quien Toledo e Iván Texta le achacan una nómina de 47 asesores que le cuesta a los capitalinos 800 mil pesos mensuales.

Igual dirá que no, pero sí está comprobado que le da 30 mil 584 pesos a Mario Joaquín Zepeda, para más señas cuñado de Martí Batres, esposo de su hermana Lenia.

Y faltan muchos, incluso parientes de Clara Brugada, pero ya se acabó el espacio de hoy.

CENTAVITOS… Por cierto, los morenos están en su derecho de demandar a quien se les dé la gana y abrir los expedientes de sus nóminas para callar bocas; los documentos ahí están… Otra cosa, la diputada Beatriz Rojas es la misma que amenazó con demandar penalmente a Texta por ventanear las millonarias propiedades de la diputada morena María Eugenia Lozano, esposa de Octavio Romero, exoficial mayor del GDF de 2000 a 2006, ¿y luego?… El ganón con la baja de Leticia Quezada como subsecretaria de Asuntos Metropolitanos de la CDMX es el diputado Leonel Luna, pues ayer le dieron el hueso vacante a Joaquín Meléndez, uno de sus muchachos.

GURUCHUIRER

00
Compartir