Privatizaciones y más deuda para municipios

La tripleta PRI-PAN-PRD ataca de nuevo. Los veracruzanos, acostumbrados ya a las perjudiciales y nefastas acciones de estos partidos contra la paz social, el bienestar y la seguridad de las familias, no han puesto mucha atención sobre el último resolutivo del Congreso veracruzano para autorizar la privatización del servicio de alumbrado público y acrecentar el endeudamiento de varios municipios.

El esquema neoliberal de las privatizaciones de los servicios públicos es fuertemente compartido por los partidos de esta tripleta. Bajo el engañoso argumento de la falta de recursos han ideado el mecanismo de las asociaciones público privadas para entregar concesiones a determinadas empresas a fin de que proporcionen el servicio. Por esta vía se evitan dos procedimientos de transparencia: la licitación pública para definir obras o servicios necesarios a la concesión; y el latoso trámite legislativo para autorizar endeudamiento adicional, ya que este tipo de asociaciones no son otra cosa que deuda pública encubierta con el pago anual que debe hacer el gobierno por los servicios concesionados.

Pues resulta que el pasado martes el Congreso veracruzano autorizó un gran regalo para la empresa NL Technologies, S.A. de C.V., al aprobar 9 dictámenes por los que da el visto bueno para que igual número de municipios suscriban sendos contratos con la referida empresa, la que se encargará de modernizar, suministrar nuevos equipos y darle mantenimiento a la red pública de alumbrado por el tiempo que dure la concesión.

En el caso de la deuda pública el Congreso aprobó, con la sola oposición de los diputados de MORENA, que diversos municipios contraten deuda pública, sin sustento en un proyecto particular y a unos meses de que hagan entrega de la administración municipal a los nuevos encargados.

Con estos dictámenes se reafirma que el objetivo de la política para los gobernantes actuales es el gran negocio y no el bienestar social. Mediante un procedimiento legislativo se salta el requisito de licitación o cualquier otro que pudiera retrasar la buena marcha del negocio.

Se favorece a una empresa privada, NL Technologies S.A. de C.V., la cual gozará de entre 10 a 15 años dicha concesión y el gobierno municipal en turno pagará año con año lo que corresponda.

Mediante la aprobación de más deuda, se agregan más recursos a las administraciones municipales fenecientes y se obliga a las que vienen a vivir en la penuria. En algunos casos la situación es más que grave. En Tuxpan, por ejemplo, con los 30 millones más de empréstitos aprobados, la deuda tuxpeña ascenderá a más de 300 millones. Una bola de pelos más al gato de la corrupción.

Lo dicho, el 4 de junio está en juego una forma de gobernar, la inclusión de los ciudadanos o su exclusión renovada. Está en juego un proyecto cuyo objetivo es la permanencia de intereses personales y de grupo o un proyecto de nación en donde quepa el 99 por ciento de la población que ha sido despojada de patrimonio, de posibilidades de progreso social, de bienestar mínimo y, fatalmente, de esperanza.

En las elecciones por venir, MORENA y su líder nacional están proponiendo algo distinto. En gira por Veracruz, López Obrador ha venido reiterando la necesidad de una alianza con el pueblo para cerrarle el paso a la corrupción.

Éste es el eje de su propuesta. Y alrededor de ella AMLO teje todo un planteamiento de nuevo tipo en todos los aspectos de la vida nacional, incluyendo el municipal, donde tendrá que ajustarse al tamaño de las facultades y posibilidades locales. Lo dicho, necesitamos un cambio verdadero.

marco.a.medinaperez@gmail.com

00
Compartir