Apostarle al negociador

TLC

El comercio exterior es una parte esencial de la política mexicana que en este momento lleva la vanguardia con Ildefonso Guajardo a la cabeza

Por Staff

Son tiempos de apostarle más al negociador que al motivo del acuerdo internacional, la riqueza de todo país es su ciudadano, es por ello que en un proceso de negociación se escoge a quienes saben del asunto, aunque luego de la firma de tratados como el TLC, los que se llevan las palmas son otros.

En 1991 se integró a la Oficina para Asuntos del Tratado de Libre Comercio, con sede en la embajada de México en Washington, D.C., que dirigió hasta 1994.

Así, Ildefonso Guajardo, quien sostiene las pláticas de la actualización del tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, tiene la experiencia previa de 1994, cuando era Oficial Mayor de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de ahí pasó a ser Subsecretario de Desarrollo Turístico, retomando experiencias y apuntalando una formación sólida en la administración pública.

Ildefonso Guajardo Villarreal fue electo Diputado Federal en la LVIII Legislatura de 2000 a 2003, y en el ámbito estatal fue Jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador de Nuevo León, Natividad González Parás de 2003 a 2006, año en que fue electo Diputado Local por el Primer Distrito en el H. Congreso del Estado, y coordinador de su fracción parlamentaria en la LXX Legislatura.

El equipo que Ildefonso Guajardo seleccionó para reforzar las negociaciones y actualizar el TLC tiene como principales integrantes a  Keneth Smithdirector de la oficina del TLCAN en la embajada de México en Washington, como jefe técnico del país en la negociación.

Smith, es actualmente el jefe de la Oficina de Comercio y del TLCAN de la Secretaría de Economía de México en Washington. Esta oficina está a cargo de promover la relación comercial entre México y los Estados Unidos, así como de asegurar la adecuada implementación del TLCAN.

Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio exterior en la Secretaría de Economía, y Salvador Behar, director para América del Norte en la misma dependencia.

Juan Carlos Baker es licenciado en Comercio Internacional por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Monterrey y realizó estudios superiores de Economía Política en la Universidad de Warwick, Inglaterra.

Salvador Behar es director general para América del Norte en la subsecretaría de Comercio Exterior en la Secretaría de Economía.

Empezó su carrera en la dependencia en 1995 como director de Comercio Internacional y Asuntos Legales, cargo que ocupó hasta 2002.

Posteriormente se desempeñó como consejero legal para Comercio Internacional para la oficina de la SE en Washington. Desde junio de 2016 es director para América del Norte.

“Los 3 tienen más de 20 años de ser servidores públicos en esta secretaría.

Los 3 han tenido responsabilidades en nuestra oficina en Washington”, dijo Guajardo en conferencia de prensa.

Entre los principales objetivos de estas negociaciones está fortalecer la competitividad en la región, seguido de un comercio más inclusivo y responsable acorde a la dinámica económica del siglo 21 y que promueva la certidumbre en el intercambio de bienes y servicios así como en inversiones.
La primera ronda de la negociación se celebró en Washington D.C., del 16 al 20 de agosto y durante esos cinco días se acordó el calendario de negociación, los temas a seguir y quién sería el encargado de redactar el borrador de cada capítulo.
Las negociaciones se han complicado por la actitud de Donald Trump, presidente del vecino país del norte, quien carece de poder para impedir el Tratado; sin embargo, mediáticamente intenta condicionar el acuerdo argumentando que su país sale perdiendo con este.

El mandatario de estado Unidos señaló que “NAFTA (TLC) es uno de los peores tratados que se han negociado nunca, en cualquier lugar del mundo”, pero éste no ha sido el único comentario, señaló recientemente “Personalmente, no creo que podamos alcanzar un acuerdo… Así que creo que probablemente acabemos dando por terminado [el TLC] en algún momento”.

La cerrazón del presidente del vecino país no sólo acusa ignorancia, sino que retoma viejos rencores con México y los mexicanos para negarse a establecer vínculos con cualquiera que tenga que ver con nuestro país.

La parte negociadora de México, encabezada por Ildefonso Guajardo aseguró que México no se levantará de la mesa de negociaciones hasta que se pierdan todas las esperanzas de una negociación justa.

Por su parte Donald Trump, pareciera haberse quedado en la época de campaña de proselitismo en busca del voto, donde el nacionalismo exacerbado de su discurso le valió el voto de muchos de los estadounidenses que ahora se arrepienten de votar por él.

Para el Trump de campaña el discurso exaltado ante una crisis económica de Estados Unidos que parece no detenerse le sirvió para alcanzar el triunfo electoral, pero ya no le funcionan como Presidente de Estados unidos, al contrario, perjudica no sólo la relación con sus vecinos, es decir, Canadá y México, sino que rompe los vínculos con las fuerzas económicas al interior de su territorio con las que ha tenido varios enfrentamientos verbales.

Trump ha sugerido en más de una ocasión que las empresas extranjeras no inviertan en México, sólo algunas han asumido dicha recomendación, pero son libres de invertir en un país cuyo principal atractivo son los bajos salarios de los trabajadores.

De hecho, las posibilidades de una forma equitativa de la nueva época del Tratado de Libre Comercio, dependerá de la manera en que el equipo encabezado por Guajardo concrete la postura mexicana.

Respecto al tratado existen voces discordantes al interior de México que deben ser atendidas y que pueden influir en el ánimo de los mexicanos, como es el caso de la opinión del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador quien sostiene que no existen condiciones en este momento para la renegociación del Tratado de Libre Comercio, por lo que es necesario que los acuerdos se realicen después de las elecciones del 2018.

Para el equipo del Secretario de Economía es necesario apuntalar la postura de un país que exige congruencia dentro y fuera de nuestras fronteras. No es una tarea fácil, pero es una labor que no ha descuidado el secretario, disciplinado ante sus compañeros que dan cuenta puntual de sus actividades, como es el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade y el de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, encargado de establecer vínculos con el mundo y fortalecer no sólo los lazos con otros países sino establecer la dignidad del propio.

De ahí que el trabajo de Ildefonso Guajardo mantenga una precisión quirúrgica y pueda establecer un equilibrio que no es fácil ni rápido.

El comercio con los vecinos cercanos, con quienes se negocian las mayores cantidades de recursos está en buenas manos sin duda; en estas pláticas ya ganó México sea cual fuere el futuro del Tratado de Libre Comercio.

0
0
Please follow and like us: