El PRI quiere ser segundo

POSTIGO

Por: José García Sánchez

La visión de los partidos políticos luego de la precampaña se convierte en una manera demostrar sus muchas debilidades y sus pocas fortalezas.

Dos de los tres frentes entendieron que deberían cambiar a los operadores de sus campañas, sobre todo aquellos que colocaban una barrera entre los entonces precandidatos y la gente, los periodistas, los empresarios y los grupos de poder. La novatez de los equipos en el Frente y en la coalición de partidos que encabeza el PRI fue erradicada para colocar a personajes dentro y fuera de sus organizaciones con mayor experiencia y capacidad. Así lo hacen y se preparan para despuntar hacia el triunfo electoral en una especie de borrón y cuenta nueva.

Sin embargo, las posibilidades de que la intención de voto actual cambie son muy pocas. A pesar de un aguerra sucia que está muy desgastada contra Morena, a pesar de ser un partido que tenía no sólo líder sino candidato a la Presidencia de la República, antes de que fuera fundado, los vituperios reales, imaginados o combinados contra ese movimiento no le hacen nada.

Si tomamos en cuenta que en la gran mayoría de las encuestas de intención del voto los tres primeros lugares están definidos. El resto, por lo regular candidatos independientes, estarán función de estos primeros tres, unidos en coalición o por separado. Es decir, servirán a los tres frentes para declinar votos y candidaturas en las próximas semanas, pero principalmente su tarea ya no será como se pensó, restarle votos a Morena sino desgastar a Anaya Cortés.

Entre los candidatos independientes por la Presidencia de la República, que también son tres, hay más afinidades que diferencias, pero estas semejanzas nada tienen que ver con sus proyectos porque carecen de ellos sino más bien con su ambición de poder. Así, se llegaran a unirse Margarita, Ríos Piter y el Bronco, seguramente lo harán en busca de una secretaría de Estado si ganara el Frente o el PRI y sus partidos satélites.

No es gratuita la aparente carencia de ideas administrativas, sociales y políticas de los candidatos independientes. Por ejemplo Margarita Zavala nunca habló de otro tema durante su precampaña que el estado de cuenta de sus firmas; el Bronco y Ríos Piter se inclinaron también por tener en el conteo de firmas su principal tema y en tener al INE con su peor enemigo.

Hubo quien dijera que ahora que Margarita reunirá las firmas solicitadas por el INE, cuál podría ser su tema de conversación, la aparente candidez de la ex primer adama tiene toda una intención a mediano plazo y forma parte de una estrategia muy bien definida desde la cúpula del poder.

Ahora, ante esta carrera tres de tres, el PRI tiene como prioridad desgastar al Frente para acercarse a Morena, sobre la posible intención de remontar al primer lugar, lo cual lo ve prácticamente imposible.

Si el PRI y sus seguidores se colocara en segundo lugar, podría llegar al poder medio del fraude, como es su costumbre en las últimas contiendas electorales; sin embargo, desde el tercer lugar el tricolor da por perdida la contienda, de tal manera que su enemigo a vencer en la campaña no es Morena sino el Frente que encabeza Ricardo Anaya.

00
Please follow and like us: