Jiménez Espriú reconoce vínculo con empresa ligada a Odebrecht

Javier Jiménez Espriú estuvo al tanto del acuerdo firmado entre Pemex y las empresas Braskem –filial de Odebrecht- e Idesa, que le ha significado un quebranto a la empresa petrolera por más de mil 900 millones de pesos, pero aseguró que no conocía los términos del contrato firmado.

El colaborador de Andrés Manuel López Obrador, propuesto como posible secretario de Comunicaciones y Transportes por el tabasqueño, era –según su versión- miembro suplente del Consejo de Administración de Idesa, de la que es socia su esposa, y por eso supo del contrato que obliga a Pemex a vender materia prima barata a estas empresas, asociadas en el proyecto Etileno XXI.

Jiménez Espriú contó que es miembro suplente del Consejo de Administración del grupo Idesa, recibe una remuneración económica por ello, y asiste “tres o cuatro veces al año” a las sesiones del corporativo empresarial, propiedad de su familia política.

Idesa se asoció con Braskem, filial de Odebrecht, en el complejo petroquímico Etileno XXI, que de acuerdo con la Cuenta Pública de 2016 de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) ha provocado una pérdida de mil 900 millones de pesos a Petróleos Mexicanos.

En entrevista con Animal Político argumentó que, como consejero suplente de Idesa, no conoció los términos establecidos en el acuerdo: “En Idesa dijeron ‘nos vamos asociar’ y nosotros, los integrantes del Consejo de Administración, únicamente autorizamos que se participara con una parte de la inversión que es mínima. Todas las condiciones del contrato ya las vieron el consejo Braskem-Idesa, del cual no formo parte”. 

Dijo que si Pemex firmó un contrato desventajoso, que representa una pérdida a su patrimonio, sería una “situación muy grave”.

El exdirector de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México advirtió que su currículum vitae siempre ha sido público, y que nunca ha desconocido a su familia. Negó haber fungido como director de Idesa, y explicó que la invitación a formar parte del consejo administrativo provino de sus cuñados. 

“Cuando muere mi suegro (Pascual Gutiérrez Roldán, fundador de grupo Idesa) las acciones de la empresa son heredadas a sus cuatro hijos, y mi mujer es una de ellas. Después, los hermanos de mi esposa me invitaron al consejo de administración, como miembro suplente”.

El colaborador del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador sostuvo que su participación dentro del equipo de campaña se ha dirigido al área de comunicaciones y transportes, y no al sector energético, para evitar algún conflicto de interés con las empresas de su familia política.

Adelantó, que en caso de que López Obrador ganara la Presidencia, renunciará a su puesto en el consejo de administración. “Si es electo, yo me voy a dedicar tiempo completo a las responsabilidades que se me asignen. Ya no tendría tiempo de nada. Me retiro de donde estoy y comienzo a trabajar en el proyecto”.

En torno al monto que percibe como consejero de Idesa, refirió que “no es mucho” y que, en su momento, dará a conocer sus percepciones.

Al preguntarle sobre el porcentaje de acciones que tiene su esposa en Idesa, dijo: “Realmente no lo sé con exactitud, pero no tengo ningún empacho en decirlo, porque además si soy designado Secretario de Comunicaciones y Transportes pues estaré obligado a declarar. Me van a criticar que yo no tengo nada y que mi señora es dueña de todo, pero así es esto. Creo que mi señora tiene 5 o 6% de Idesa”.

El también expresidente de la Academia Mexicana de Ingeniería señaló que Idesa no tiene nada que ver con los escándalos de soborno en los que está involucrado Odebrecht, no sólo en México sino en varios países de América Latina.

“Braskem Idesa no tiene nada que ver con el escándalo de Odebrecth, en el que está vinculado Emilio Lozoya, quien presuntamente recibió más de 10 millones de dólares a cambio de contratos. La gente de Braskem-Idesa ya se ha manifestado al respecto, y ha asegurado que no tiene nada que ver con ello”.

De acuerdo con la compañía Bloomberg L.P, Javier Jiménez Espriú es uno de los 16 miembros propietarios del consejo de Idesa, sin embargo, el colaborador de López Obrador dio una versión distinta, pues aseguró que tan sólo es uno “de los 15 o 20 miembros suplentes” de dicho órgano. 

Jiménez Espriú confirmó que participó en la sesión de consejo en la cual se autorizó que Idesa invirtiera en el complejo Etileno XXI, ubicado en el estado de Veracruz. El 75% de la inversión la realizó Braskem y el 25% restante Idesa.

 

 

Animal Político

00
Please follow and like us: