Cuitláhuac, gobernador

Expediente 2018

Por: Luis Velázquez

Cuitláhuac García, el candidato de AMLO, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, ganará la gubernatura.

Sus razones son las siguientes:

1) La gente está, más que irritada, encabronada. Encabritada con la pobreza, la miseria y la jodidez. El desempleo, el subempleo y los salarios mezquinos. Y la corrupción política y el enriquecimiento ilícito. Y “Cui” está trepado en las valencianas del tabasqueño. Su triunfo electoral será por ósmosis.

2) AMLO tiene y mantiene abierta la puerta a todos. Tiros y troyanos subiendo a su barco. Incluso, y aun cuando en sus partidos ganaron fama de corruptos, al brincar a MORENA se purifican. Bastaría referir que, en Veracruz, el gobernador Yunes reprodujo la misma estrategia que el tabasqueño. Abrir la puerta a todos. Por eso, alcaldes y ediles del PRI, MORENA, PT y PES, entre otros, se han pasado al PAN yunista. Pero, primero en usos, primero en derechos. Y AMLO va por delante. Su buen karma se ramificará en Veracruz. Soy jarocho, ha dicho, argumentando que es hijo de un padre nacido en Veracruz.

3) Durante 18 años, AMLO ha trabajado a ras del suelo. El priista José Antonio Meade y el panista Ricardo Anaya, han empujado la carreta entre las elites políticas. Así, “El peje” capta el voto popular. Y si antes el grueso de la población indígena, campesina, obrera de la clase media media y media baja era cooptada por las cúpulas priistas y panistas, ahora, y ante el hartazgo y el desencanto social, están con AMLO. Y el voto popular es el que más vota. Y Cuitláhuac encarna a AMLO en Veracruz.

CAMPAÑA CENTRADA EN AMLO

4) La campaña electoral de MORENA de todos los candidatos a un cargo de elección popular de norte a sur y de este a oeste del país está centrada en AMLO. Gana AMLO, ganan sus candidatos. Por ósmosis. AMLO es fortalecido. Y por añadidura, sus candidatos.

5) Con las cinco elecciones en puerta (gobernador, presidente de la república, diputados federales y federales y senadores), la tendencia es el voto cruzado. Los que voten por AMLO para Los Pinos, sufragarán en automático a favor de los otros candidatos. Cuitláhuac escalará.

6) Hay un voto de castigo en contra del gobernador Yunes. Dieciocho meses después ha encarcelado a 33 exduartistas entre políticos, jefes policiacos y policías. Es más, los tiene acusados de desaparición forzada, delito de lesa humanidad y que le permitiera establecer un parteaguas nacional. Pero el grave pendiente es la inseguridad, la incertidumbre y la zozobra. Y lo peor, a lo anterior se han añadido la recesión, la economía contraída y el cierre de negocios. Negocios quebrados. El día de las urnas la fractura será cobrada dice el profe Carlos Ronzón.

HACE MELLA DISCURSO DE AMLO

7) Lo peor, el voto de castigo contra el gobernador Yunes también tiene raíces en la política intimidante y represiva. En la cárcel a los duartistas acusados de pillos y ladrones “se pasó de tueste”.

8) Con todo y que el priista Pepe Yunes Zorrilla es el mejor candidato con una honestidad “a prueba de bomba” y con una biografía política sólida, descartan su triunfo por el daño político, social y moral de Javier Duarte al partido político.

9) AMLO sigue cacareando su estribillo de que si la población vota por el primogénito del gobernador Yunes Veracruz se convertirá en una vergüenza nacional por el nepotismo y lo que llama monarquía. Y el discurso del tabasqueño está haciendo mella.

10) Cada vez que llegan a casa los recibos de luz, el agua y el gas los jefes de familia se encabritan. Y más, por los sueldos jodidos insuficientes para llevar una buena calidad de vida. El hartazgo es contra la figura gobierno. Enrique Peña Nieto, presidente. Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador.

11) El hartazgo se ha transformado en resentimiento. Y odio. Los gobiernos priistas y panistas sólo han dejado a una población jodida. AMLO representa una tercera vía, una tercera posibilidad. Cuitláhuac entra en la coyuntura. Con todo y que la confianza sea más con AMLO. Desde Los Pinos, AMLO vigilaría un buen gobierno en Veracruz, de igual manera como en el resto del país, pues simple y llanamente sería su tiempo. El tiempo de la cuarta transformación nacional, luego de la guerra de Independencia, la guerra de la Reforma y la Revolución, dice.

COBRO DE FACTURAS

12) Cuitláhuac García, refiere el politólogo y sociólogo, “es un salto al vacío, pero no hay de otra”. Es el único oasis en el páramo social.

13) La campaña electoral por la gubernatura está a unos días de terminar. Y a la población sólo le han llegado los escándalos. Escándalo mayor del primogénito de Yunes Linares. “Mi foro, mi filarmónica, mi municipio exitoso, mi avenida Urano”, etcétera. Y aun cuando el reality-show de Cuitláhuac lo puso July González, la candidata del PANAL en la cancha, con sus dieciséis propiedades, nunca trascendió. Tampoco cuajó el grito yunista de que “Cui” tiene 50 años de edad y vive con sus padres cuando, caray, una parte de la población también vive en igualdad de circunstancias.

14) AMLO es oposición y Cuitláhuac también. Y Yunes Linares es gobierno. Y la gente siempre apuesta a la oposición.

15) El 1 de julio, la población cobrará al gobernador Yunes la factura de lo que incumplió con sus promesas en la campaña electoral del año 2016. Y más porque le pasó lo mismo que a Vicente Fox, bocón.

16) En la cancha panista cacarearon el video donde Cuitláhuac García bailó salsa en la campaña electoral. Pero el video en su contra lo favoreció, pues la gente lo prefiere así, al, digamos, elitismo de Miguel Ángel Yunes Márquez. Cui es raza, pueblo, y Yunes Márquez, elitista. El candidato panista se excedió queriendo darse “baño de pueblo” como en Zongolica cuando pronunció un discurso en náhuatl que sólo él entendió. Mal se vio cuando se puso a tocar batería con Fito Páez y a dirigir su Orquesta Filarmónica.

00
Please follow and like us: