Contrapesos del poder

Postigo

Por: José García Sánchez

El nuevo gobierno federal que comenzará sus funciones el 1 de diciembre tendrá una oposición de acuerdo con los tiempos que dictan las políticas de la actualidad.

Porque en el Congreso no habrá prácticamente oposición. Morena cuenta con una importante mayoría en el Senado y en la Cámara de Diputados como para hace reformas y contrarreformas a la Constitución; sin embargo, no dejará de tener contrapesos importantes y en los que deberá centrar su atención y reconocer como tal.

El próximo gobierno federal tendrá contrapesos que no por novedosos dejan de ser reales. El primero de ellos son los Congresos locales, sobre todo en las entidades en manos del PRI y del PAN.

Ni siquiera los empresarios afiliados a las centrales y sindicatos de inversionistas representarán un esquema de enfrentamiento o equilibrio real, posiblemente lo hagan de manera sutil y de trasmano, pero sin choques frontales.

Además de los congresos locales el contrapeso, serían los grandes medios de comunicación.

De hecho, la campaña de los medios contra la política por llegar será constante y contundente. Son los afectados directamente al ver, desde ahora, que la principal fuente de ingresos de los directivos y propietarios, –no así de la empresa como tal–, serán reducidos sustancialmente.

Según Animal Político, en sus primeros cuatro años, de 2013 a 2016, la administración de Enrique Peña Nieto gastó 36 mil 261 millones de pesos en publicidad oficial, un 71% más de lo que le aprobó el Congreso, de acuerdo con un estudio de Fundar. Cifra que representa un gasto de 24.8 millones de pesos por día, o un millón de pesos por hora, para difusión en medios.

Uno de los más costosos funcionarios públicos para el pueblo de México fue Aurelio Nuño, quien durante su estancia en la SEP, del 27 de agosto de 2015 al 6 de diciembre de 2017 gastó inútilmente en imagen personal millones de pesos.

En los primeros cuatro meses de su gestión, Nuño destinó 645 millones de pesos a ese rubro, según se desprende del documento titulado “Gasto en Comunicación Social. Reporte del 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2015”, obtenido por medio del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Su antecesor en el cargo, Emilio Chuayffet Chemor, erogó 678 millones de pesos en publicidad durante los dos años y ocho meses que estuvo al frente de la SEP. En su primer año gastó 224 millones; en el segundo, 322 millones, y en los últimos ocho meses, otros 132 millones. En promedio, desembolsó 21 millones de pesos mensuales en publicidad oficial.

La educación es un buen negocio para los medios, o por lo menos lo era. No podemos negar que la actual administración tuvo sus medios consentidos, favoritos, independientemente de que otros medios buscaran estar en el círculo de los mimados por el poder.

Son muchos millones que la mitad de los mexicanos requieren urgentemente para sobrevivir y los medios no dejarán que se vayan tan fácilmente, de tal manera que podrían crear conflictos buscando que el gobierno se defienda con los medios como trinchera como lo hiciera más de un funcionario de la actual administración, incluyendo al propio Presidente de la República.

La iniciativa privada deberá entrar al quite en esta tarea de apoyar a los medios, se requieren medios fuertes y críticos. Al mismo tiempo vigilarán al medio que apoyan como al gobierno y sus disposiciones, de los que darán cuenta esos medios.

Así, los mexicanos estarán informados por fin.

Finalmente los congresos locales y los medios son contrapesos, cuya labor es loable, sobre todo ante un gobierno que carece de ellos; sin embargo, habrá que ser muy honestos a la hora de legislar y publicar. Es decir, los legisladores locales deberán reaccionar ante la aplastante tendencia a cambios que en su momento sus partidos rechazaron o aprobaron, y ser congruentes con sus colores y con su tiempo.

En el caso de los medios deberán redoblar el cuidado con las fuentes de información, al mismo tiempo que el gobierno deberá redoblar su esfuerzo por llevar a cabo la honestidad anunciada.

00
Please follow and like us: