Fiscal, en busca de la impunidad

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

La historia se repite y el menosprecio por la memoria de los veracruzanos persiste.

La misma técnica que utilizó Javier Duarte al imponer a los miembros del Tribunal Superior del estado de Veracruz, ahora, el gobernador actual quiere crear un debate en el pleno con ese objetivo.

A la hora de nombrar al fiscal anticorrupción la efímera pasión por la democracia fue olvidada en la gubernatura de Veracruz. En ese momento lo que privó fue la búsqueda exasperada por la impunidad a través de un fiscal a modo que pudieran aprobar los actuales diputados locales que son afines a Miguel Ángel Yunes Linares.

La estrategia de dejar al hijo como heredero del trono, que le garantizaba impunidad y una tranquilidad al final de su mandato, se convirtió en un revés en las urnas.

Los intentos fueron tales que llamaron la atención de propios y extraños y hasta el propio gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez señaló en una entrevista televisiva que esperaba que los diputados locales no se dejaran presionar por el gobernador para nombrar a un fiscal anticorrupción a modo.

El abogado, Juan José Llanes Gil, cuestionó severamente la insistencia de ejecutivo estatal para que lo más pronto posible hubiera un fiscal anticorrupción, quien por ley, rebasaría en tiempo que estaría en el poder Cuitláhuac García Jiménez, lo cual implica que la impunidad la tendría garantizada Yunes Linares, tal y como sucede con el actual Fiscal General del estado, Jorge Winckler, quien ha creado huecos y lagunas en la legalidad para salvar a los cómplices del ex gobernador Javier Duarte y salvado a más de uno de la investigación y la cárcel.

Ante esta realidad, Miguel Ángel Yunes Linares, calificó de ‘ignorantes’ a los actores políticos que lo señalan de intervenir en el nombramiento del fiscal anticorrupción.

“En el caso del fiscal anticorrupción he visto en las declaraciones de varios actores políticos que el gobernador no nombre al fiscal, son absolutamente ignorantes. Llama la atención que personas que debieran tener el conocimiento mínimo de la Constitución, de las leyes, no tienen ni la menor idea, y simplemente salen a decir: ‘el gobernador no debe nombrar al fiscal anticorrupción’. Yo no lo nombro”, señaló a través de Facebook.

Yunes Linares quiere designar fiscales en órganos autónomos antes de que finalice su mandato el próximo 30 de noviembre. Hay prisa sin duda, aunque afirmó que no tiene interés alguno en nombrar al fiscal y que es el Congreso quien hace la convocatoria y a través de una terna, que ellos mismos forman, lo eligen.

Por su parte, el diputado local, Sergio Rodríguez, afirmó que sigue pendiente el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, pero antes se debería revisar el actuar del titular de la Fiscalía General del Estado, Jorge Winckler Ortiz y del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña.

Consideró que al momento no hay calidad moral para realizar el nombramiento del Fiscal Anticorrupción del Estado y los doce magistrados, ya que tanto el Fiscal General del Estado como el magistrado presidente del TSJ han sido cuestionados severamente y señalados de cómplices no sólo de actos poco claros en esta y la anterior administración.

Además, el presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, Sergio Vázquez Jiménez, urgió a los diputados del Congreso del Estado a que se nombre a la persona que fungirá como Fiscal Anticorrupción, una vez que este organismo podría caer en la simulación.

Vázquez Jiménez mencionó que muchos ciudadanos consideran que el Comité de Participación Ciudadana es la figura que marcará la diferencia, pero será posible solo sí la sociedad civil organizada y la general los arropan en una vinculación que se fortalezca con la sociedad.

Los veracruzanos no quieren impunidad. Los procesos legales iniciados en los medios y la opinión pública contra quienes devastaron la economía de la entidad deben tener un límite. Un tiempo, donde caduque la impunidad y prevalezca el estado de derecho por fin.

La esperanza está puesta en nuevas autoridades, la promesa está empeñada y la historia está atenta al desarrollo de cada acto de gobierno que suceda luego del anuncio de un cambio que los funcionarios públicos deben concretar y la población diseñar, vigilar, apropiarse de esa directriz que con su voto elaboraron.

Darle un espacio, por mínimo que sea, a la impunidad es abrir de nuevo las puertas a la violencia y a la inseguridad en la que ahora Veracruz parece haber tomado un descanso luego de las elecciones. De ahí que sea necesario actuar con justicia, con imparcialidad, incluso limpiar nombres y definir responsabilidades. Darle luz a la justicia y un espacio a la legalidad para que sobre ese panorama llegue la paz.

La justicia debe llegar a Veracruz luego de sexenios de ilegalidad, hay exigencias claras de la población para este propósito. Las autoridades actuales hacen todo lo posible para que esa legalidad no afecte sus intereses y excesos. Por ello el fiscal anticorrupción debe ser elegido con libertad, sin presiones y pensando en el futuro y no en el pasado. PEGA Y CORRE: Ante esa necesidad de justicia se informó que el exfiscal General del Estado, Luis Ángel “N”, permanecerá en el penal de Pacho Viejo, pues el juez de distrito le negó el amparo que había solicitado en contra de su detención. En la argumentación de la negativa de este amparo se señala que se cumplió con todos los requisitos que marca la Ley para su detención. Luis Ángel “N” fue acusado de participar en el delito de desaparición forzada, por ordenar la desaparición de cuerpos encontrados en la Barranca de la Aurora…Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

 

Dudas y comentarios:

angelalvarop@hotmail.com

Facebook: PoliticosAD

00
Please follow and like us: