La otra realidad

El Arte de Comer Sapos

La luna de miel, sin duda, terminará a partir del 1 de diciembre de 2018 ya que hasta este momento el colectivo ciudadano ve con buenos ojos la actitud del presidente electo López Obrador. Mientras exista este impase en donde los titulares de la prensa y los medios de comunicación están muy pendientes de las declaraciones y posicionamiento de ambos presidentes, lo cierto es que ya nada puede desgastar más a un gobierno tan desgastado por los abusos, excesos y frivolidad con que el mexiquense Enrique Peña Nieto tiene a nuestro actual México.

Andrés Manuel López Obrador se ha dispuesto hacer un gran ejercicio de consulta a lo largo y ancho en el país donde sin duda debe ponderar con la ciudadanía los grandes temas que más daño a hecho a este país: Corrupción, Impunidad, Narcotráfico y Pobreza.

Los cuatro temas en sí se entrelazan y esto lo hace complicado de tener una formula química que separe y determine la materia en sí, cada una tiene un tratamiento propio que determine las fronteras y alcances de cada tema: La Corrupción es un tema complicado y tan arraigado como si fuera parte del ADN del mexicano.

El más humilde de los mexicanos como de las figuras más importantes de este país podríamos afirmar que han caído en la tentación de corromperse o prestarse a un acto de corrupción, ya sea por necesidad o por conveniencia, claro que existen también la certeza que también en la corrupción hay niveles y los que la clase política ha cometido ha rebasado las expectativas y los niveles permitidos deformado la cultura y los excesos de la corrupción de este país.

Aunado a la impunidad descarada entre las formas y los hechos de corrupción se le añade un descaro de impunidad que ha agraviado a la sociedad y al país en sí, nunca como hoy se ha descubierto tanto los niveles de corrupción e impunidad de parte de quienes actualmente gobiernan.

La ciudadanía piensa que se debe poner frente a la justicia a quienes han abusado y deformado el sistema político y no se trata de persecución sino un acto de justicia, nuestro país lo necesita, algo debe preparar el gobierno electo para ser justo y no cómplice de quienes deben rendir cuentas de su actuación en el actual gobierno, empezando con la correcta designación del Fiscal Anticorrupción que sin duda ocupará su cargo con mucha carga laboral ante un escenario tan complejo, complicado y lleno de tantos intereses que se encuentran ante tal circunstancia histórica.

El asunto del narcotráfico tiene mucho que ver con la Pobreza ya que ambos se han unificado porque tienen en su haber dinero de por medio, la industria del cultivo de amapola, mariguana, cocaína y otras sustancias prohibidas han hecho a lo largo y ancho de este país una industria que ha permeado por la cantidad de dinero que maneja.

La vida cotidiana de la gente más vulnerable de nuestro país, los pobres donde sus necesidades de trabajo tanto en el campo, como el de ser ocupados en un empleo que tenga un ingreso decoroso han establecido ese vínculo, todo por una falta de oportunidades en el campo así como en lugares tan complicados de difícil acceso y con una gran necesidad que provoca que se cambie el propósito de cultivo del agro en nuestro país, porque siempre será más rentable una hectárea de amapola o de cocaína que una de maíz, frijol u hortalizas.

El fenómeno del campo ha cambiado las necesidades de los más pobres de este país y ante la realidad del flujo monetario con que se manejan los grupos del narcotráfico generan una mancuerna entre el dinero y la necesidad.

Ante esta realidad el nuevo gobierno debe tener una serie de estrategias que logre cambiar la expectativa que hoy marca la realidad cruda de nuestro país, y mientras este equilibrio no genere un país menos corrupto, menos impune, menos pobre y que evite que exista una violencia desbordada en nuestra sociedad a causa del control de territorio.

En esta etapa alguien deberá estar cocinando los sapos que tendrán que comerse para que este país vuelva a generar una sociedad más justa en equidad y progreso, al proyecto de Juntos haremos historia y la cuarta transformación, sin duda tienen mucho que hacer y no se pueden quedar esperando al 1 de diciembre para empezar la transformación de este país.

Por lo pronto Ciudad Juárez fue la primera aduana de esta consulta y diagnóstico, pero seguirán pendientes varias aduanas antes de la toma de posesión, solo así ocupándose desde ahora lograran las estrategias y los planes de lo que serán las políticas públicas del nuevo gobierno.

VicMAN

Comentarios y sugerencias a vicmanaiii@gmail.com

00
Please follow and like us: