Trump reducirá el cupo de refugiados que admitirá EU en 2019

ESTADOS UNIDOS

El presidente Trump planea limitar el número de refugiados que pueden reasentarse en Estados Unidos a 30 mil para el próximo año, esto fue anunciado por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Mike Pompeo, secretario de Estado, anunció el límite en el Departamento de Estado, diciendo que reflejaba la “desalentadora realidad operativa” de abordar lo que llamó una “crisis humanitaria” en la que participaron personas que pedían asilo en Estados Unidos.

Con este anuncio disminuye drásticamente el número de refugiados en Estados Unidos desde su creación en 1980, y una reducción de un tercio del límite de 45 mil personas establecido por Trump para 2018.

Esta medida es la última de una serie de esfuerzos que el presidente ha realizado para reprimir la inmigración a los Estados Unidos.

También es la culminación de un esfuerzo silencioso pero exitoso por parte de Stephen Miller, asesor principal de políticas del presidente, para restringir severamente la cantidad de refugiados que ofrecen protección dentro del país. 

El Sr. Miller había presionado para limitar el programa a un mínimo de 25 mil,de acuerdo con personas familiarizadas con las discusiones, mientras que otros dentro de la administración habían apoyado el mantenimiento del techo de 45 mil.

El Sr. Pompeo fue clave para la decisión, y mantuvo su propuesta en secreto hasta el lunes por la tarde, cuando la anunció en la Sala de Tratados del Departamento de Estado.

Algunos caracterizarán el techo de refugiados como el barómetro completo del compromiso de Estados Unidos con las personas vulnerables de todo el mundo”, dijo Pompeo. “Esto sería incorrecto”.

El techo de refugiados de este año refleja el aumento sustancial en el número de personas que solicitan asilo en nuestro país, lo que contribuye a una acumulación masiva de casos pendientes de asilo y un mayor gasto público”, agregó.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron al diario The New York Times en agosto, cuando la discusión aun estaba en curso, que el país sufre “una crisis migratoria” y quiere dar prioridad a las peticiones de asilo de inmigrantes en la frontera mexicana. Esas personas llegan habitualmente a territorio estadounidense y solicitan permiso para quedarse aduciendo miedo a regresar a sus países; los refugiados, en cambio, deben presentar sus casos cuando aún están fuera del país.

Hay 700 mil inmigrantes en Estados Unidos esperando a que se resuelvan sus solicitudes de asilo. Pero es necesario recordar que la admisión de solicitantes de asilo no hace imposible la admisión de refugiados: unos y otros pueden caber en este país si se les permite la entrada, no se trata de los unos o los otros.

Sin embargo, la decisión de admitir o no a un solicitante de asilo depende de cortes de inmigración, y no hay una cifra límite; en cambio, el presidente sí puede recortar el número de refugiados admitidos, lanzando así una señal política.

 

 

Excélsior

00
Please follow and like us: