Basura, problema nacional

ALMA GRANDE

Por: Ángel Álvaro Peña

La recolección de basura en el país se realiza como si el tiempo no transcurriera. El problema no radica en la falta de tecnología ni de procesadoras, sino en las mafias que existen alrededor de los desechos sólidos.

La basura es un buen negocio, ya lo demostró quien fuera líder del PRI en la Ciudad de México, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien heredó de su padre el imperio de los deshechos, no solo en la capital del país sino en varios estados circunvecinos. El monopolio del Rey de la Basura, Rafael Gutiérrez Moreno, padre del controvertido priista, convirtió en magnate a un pepenador.

Los tiraderos de basura en todo el país obedecen a reglas no escritas, que favorecen a los hábitos que benefician a pocos, quienes crean verdaderos imperios con los desperdicios.

Entre las muchas utilidades que tiene la basura en nuestro país está la de servir de arma política. Esta vez el propio gobernador de Veracruz, quien quiere crear un conflicto artificial para desgastar la imagen del presidente municipal de Xalapa, a quien acusa de no saber gobernar y pone como ejemplo que se impidió, de la noche a la mañana, recibir la basura de la capital del estado en los tres municipios donde siempre se ha depositado: Tronconal, Coatepec y Pinoltepec, lugares donde se han entregado los deshechos por acuerdo con administraciones anteriores.

Si hubiera mecanismos modernos para procesar los desperdicios, la basura no sería un estorbo sino una utilidad donde todos saldrían ganando.

Esto sucede en prácticamente todos los municipios de la entidad y nadie ve hacia adelante porque problemas políticos lo impiden, ya que hay empresas tratadoras de deshechos que financian su propio proceso de reciclaje.

Ahora, el gobernador insiste en que el problema es mayúsculo, y en su muy acostumbrada estrategia de tratar de desestabilizar al enemigo a través de videos, aseguró el día de ayer, que Xalapa es un caos porque van dos días que no se recoge la basura. Lo cierto es que los 68 camiones están saturados y no pueden descargar en los lugares acostumbrados porque la influencia del gobernador en estos tres municipios es importante.

Por su parte, el gobernador dice públicamente que si el presidente municipal de Xalapa necesita ayuda, él se la puede proporcionar, tratando de mostrar que Hipólito Rodríguez Herrero no sabe gobernar y ni siquiera puede solucionar un problema tan simple como la recolección de basura.

La crisis de recolección de basura en Xalapa apesta, y no por las más de 200 toneladas de deshechos que se encuentran en los camiones en la cochera de la subdirección de limpia pública de esa ciudad, sino porque el gobierno del Estado ataca políticamente con este problema al presidente municipal morenista, Hipólito Rodríguez Herrero.

El desgaste al gobierno de Morena viene directamente a la capital del estado, al primer alcalde que tiene Xalapa de ese partido, no es casualidad que los rellenos sanitarios que tienen a su disposición no reciban deshechos.

Pero el alcalde Hipólito Rodríguez espera nuevamente depositar los residuos que genera Xalapa, sin embargo fue contundente: “El servicio de recolección se ha visto afectado por motivos externos, políticos, pues las autoridades estatales nos están cerrando puertas”, dijo. “Si en esta situación –que busca dañar la imagen de la administración municipal- participa activamente el Gobierno del Estado, se trata de un tema político”.

La extraña situación de la basura es evidente, se han obstruido las vías de cualquier acuerdo para el uso de algún relleno sanitario, además Xalapa amaneció desde hace días, sembrada de bolsas de basura en las calles para que pareciera una grave crisis, ciertamente estas palabras fueron las que utilizó Miguel Ángel Yunes Linares para titular el video que subió a sus redes sociales.

Como todo un héroe, en 0:53 segundos, el gobernador embiste contra el ayuntamiento de Xalapa, evita reconocer las razones por las cuales se ha llegado a este problema, en el que se encuentra inmiscuido, pero en su papel de salvador de los veracruzanos dijo: “Para que juntos podamos enfrentar esta situación, es un problema que compete al Ayuntamiento, pero el gobernador del Estado es un hombre responsable, además vivo en la capital del estado y es el asiento de los poderes, tenemos que cuidar todas las ciudades de Veracruz, pero especialmente Xalapa”.

La responsabilidad no es una palabra que haya hecho famoso a este gobernador panista, es similar a las antiguas frases que tanto ha repetido a los veracruzanos sobre la seguridad, la aprehensión de la pareja de Duarte y hasta de la transformación profunda que haría el estado, la cual no sucedió, ni sucederá a pocos meses que le quedan de poder.

No hay que ser morenista para ver lo evidente de la intención de desgaste al nuevo gobierno, en vez de que el gobernador insista en una reunión con el alcalde de Xalapa, él hace gala de protagonismo y se expone a la opinión pública en redes sociales para hacer dudar que los nuevos en el poder puedan hacer su trabajo, como si lo que pasó con la basura en la capital del estado, sucediera en los 212 municipios de Veracruz.

Pero también para Hipólito Rodríguez, dijo ser obvia la intención de generar un problema, “pues yo no clausuré el relleno sanitario de Tronconal ni estoy impidiendo la operación del de Pinoltepec. No estoy bloqueando nuestras alternativas, habría que preguntar al Gobierno del Estado dónde nos permitirán depositar los residuos sólidos de la ciudad”.

La siembra de basura en las principales calles de Xalapa es lo más deplorable, a un día que el servicio fue suspendido no puede llegar a esta situación de supuesta “crisis”, a esto el presidente de la Unión de Empresarios Hoteleros Región Cultura y Aventura de Xalapa, Marcos Suárez Domínguez, exigió atender el problema, pero antes consideró que este asunto se estaba volviendo político.

El relleno sanitario moderno, por ejemplo, es una técnica de disposición final de los residuos sólidos en el suelo que no causa peligro para la salud o la seguridad pública; tampoco perjudica el ambiente.

Existe una gran cantidad de métodos para que la basura deje de ser un problema, pero condiciones como las que el gobernador quiere crear de la nada, con evidentes fines políticos, retrasan los avances de la tecnología en esta materia y sabotean la democracia. PEGA Y CORRE.- A pesar de las inversiones en este rubro, resulta que los robos a comercios en Veracruz se duplicaron en el último año en comparación con el de Javier Duarte. Los municipios más afectados son seis, donde la instalación de cámaras de seguridad por parte del gobierno del estado se adoptó como la gran estrategia contra la delincuencia, sin efectividad. En esas localidades, de enero a agosto de 2018 se denunciaron 2 mil 557 atracos… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

 

Dudas y comentarios:

angelalvarop@hotmail.com

Facebook: PoliticosAD

00
Please follow and like us: