Tantita, solo tantita madre

EN PRIVADO

Por: Joaquín López-Dóriga


Este no es un problema del presidente electo, ni de su equipo de transición, ni de la cuarta transformación, ni de su partido. Es un conflicto legal y personal del diputado Charrez

Querer negar la realidad es un ejercicio inútil, a veces vistoso, pero al final siempre inútil. Florestán.

La noche del viernes pasado, Cipriano Charrez, diputado federal de Morena por el distrito de Ixmiquilpan, Hidalgo, manejaba su camioneta sobre la autopista México-Laredo, según dijo la procuraduría estatal, en estado de ebriedad cuando se estrelló contra un taxi que estalló en llamas y en el que murió su operador, un joven de 21 años.

De acuerdo a los videos en redes, el legislador, cuyo hermano, Gerardo, es el presidente municipal de Ixmiquilpan, donde sucedió a Cipriano, escapó del lugar y desapareció. No se supo de él hasta el domingo por la noche cuando publicó un mensaje en Facebook queriendo deslindarse y culpando a su chofer de ir al volante al momento del accidente, lo que mereció el rechazo generalizado.

Para el lunes, la procuraduría de Hidalgo dijo tener evidencias y pruebas de que el legislador manejaba la camioneta que embistió al taxi.

Ese mismo día se dudaba de que fuera a presentarse a la sesión del martes en San Lázaro y sí, llegó, y no solo eso. Dio una conferencia de prensa para insistir en su inocencia y volver a acusar al chofer.

En esa jornada, el coordinador de la fracción de Morena, Mario Delgado, declaró el apoyo de su bancada a su compañero de Ixmiquilpan y el miércoles, la procuraduría de Hidalgo reiteró la responsabilidad del diputado y la existencia de carpetas de investigación que acreditaban que él manejaba la camioneta que arrolló al taxi.

Ya ayer, jueves, se mandó la copia de un oficio firmado por los padres de la víctima, en la que solicitan al gobernador de Hidalgo, el perdón legal al diputado por la muerte de su hijo, padres que fueron doblados para confirmar cómo se aplica la justicia en México, donde hasta el homicidio provocado por un legislador, se perdona.

Y por cierto, ni la procuraduría de Hidalgo lo ha citado, ni él se ha presentado.

De verdad que no tienen madre.

Ni tantita.

Solo un agregado: este no es un problema del presidente electo, ni de su equipo de transición, ni de la cuarta transformación, ni de su partido. Es un conflicto legal y personal del diputado Charrez. Favor de no hacerlo suyo, como otros.

Ya bastantes tienen.

RETALES

  1. AMENAZA.- Cuando el futuro secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, fue expulsado de una propiedad privada por el rumbo del NAIM, les advirtió que los iba a citar. Ya nos veremos el 2 de diciembre. Pero hay que reconocerle que ante los machetes, sostuvo que la consulta iba;
  2. CONFIANZA.- César Yáñez sigue contando con toda la confianza del presidente electo como su hombre más cercano. Los 20 años juntos son el referente. Y lo del Hola, más que la boda, fue el origen del supuesto conflicto, Yáñez también ha recibido, por esa cercanía, fuego amigo, que siempre es enemigo; y
  3. DESPEDIDA.- Adriana Pérez Cañedo termina un largo ciclo de 20 años en el noticiero estelar de canal 11. Hoy se despide. Es una baja que va a lamentar el canal del IPN y el mundo de la información por su seriedad y profesionalismo. Adriana comenzó las noticias en Canal 13 con este reportero, en noviembre de 1978, hace cuarenta años. Te abrazo.

00
Please follow and like us: