Francia se blinda ante protestas de los “chalecos amarillos”

Las fuerzas del orden francesas han detenido en la mañana de este sábado al menos a 481 personas, de las cuales 211 permanecen bajo custodia policial, para impedir, con carácter preventivo, incidentes violentos por las convocatorias de protestas de los “chalecos amarillos”, según ha informado la Prefectura de Policía.

Un portavoz policial indicó que esas personas fueron detenidas sobre todo por formar parte de grupos susceptibles de protagonizar actos de violencia o por estar en posesión de objetos que pueden utilizarse para ello, como hondas, martillos o adoquines.

El Ministerio del Interior anunció para este sábado el despliegue de alrededor de 90 mil agentes policiales en todo el país. Solo en París fueron movilizados ocho mil oficiales, reportó el canal de televisión France 24.

“Frente a la violencia sistemática, organizada, nuestras fuerzas responderán con firmeza”, advirtió el ministro del Interior, Christophe Castaner.

París, la capital francesa, amaneció este sábado blindada y con sus principales monumentos cerrados ante la posibilidad de que las protestas puedan derivar en un estallido de violencia y disturbios, como las registradas el pasado sábado.

Los grandes museos y monumentos parisinos permanecerán cerrados en prevención de la nueva jornada de protestas de los “chalecos amarillos”.

La llamada “Ciudad Luz” se quedará sin buena parte de su oferta cultural el sábado en el marco de la cuarta protesta de los “chalecos amarillos” prevista en toda Francia. En consecuencia, una docena de museos parisinos han decidido cerrar sus puertas durante toda la jornada, informó la cadena radial RFI.

Es el caso de los muy visitados Museo del Louvre o de Orsay, el Museo del Hombre o el de Arte Contemporáneo. A esto se suma, numerosos conciertos y espectáculos en la Opera de París, la Comédie Française –teatro fundado por Molière-, o el Teatro de Campos Elíseos, instituciones que han anulado todos sus espectáculos por la misma razón, en un momento de gran efervescencia por la cercanía de la Navidad.

Varios sitios turísticos y monumentos de París han tomado la misma medida drástica, como las Catacumbas o el Arco del Triunfo que fue objeto de importantes destrozos y vandalismo durante los disturbios del sábado pasado.

Pero París no es la única. También se suman las ciudades de Burdeos, Marsella, Montpellier, que cerrarán sus espacios culturales y turísticos durante la jornada de este sábado, en un paro general que generará pérdidas millonarias a nivel público y privado. De hecho, las grandes tiendas han decidido no abrir al público.

Por el momento “los chalecos amarillos” han logrado que el gobierno del presidente francés Emmanuel Macron renuncie a la subida de precios de los carburantes, plan que encendió las protestas hace cuatro semanas y que muchos franceses han aprovechado para manifestar su descontento con las políticas del mandatario.

 

 

Fuente: La Razón

00
Please follow and like us: