Paramilitares privados

Postigo

Por: José García Sánchez

Marko Cortés pondera las críticas a la razón de la crítica y encuentra errores donde no los hay. Luego de una lectura superficial y contrarreloj porque debía hacer una declaración casi improvisada, del paquete económico de la nueva administración considera que incrementa la deuda y baja las gasolinas.

La ignorancia sobre el ameno de la administración pública y la falta de memoria del líder nacional del PAN lo coloca en un lugar muy vergonzoso, porque reducir el precio de las gasolinas de un día para otro no es fácil ni rápido, deben moverse muchos mecanismos que estarán en juego para reducirlo de manera considerable, desde luego, el precio del combustible.

Sin embargo, haciendo a un lado este proceso minucioso de unas finanzas que ignora debería acordarse que su partido, el PAN, fue de los impulsores del aumento al precio de las gasolinas.

El problema no es Marko Cortés, el verdadero ridículo es del PAN, que anteriormente fuera un partido con gente inteligente detrás de todas y cada una de las declaraciones de sus líderes. Ahora ni a líderes llega.

Panistas y no panistas sabemos que el líder de ese partido no puede hacer algo mejor, ni igual ni parecido. La capacidad intelectual de este muchacho está llevando al PAN a la marginación política y social, y sólo le falta exigir al nuevo gobierno que deje de temblar en la ciudad de México para demostrar que es en realidad agente de cambio.

Cuando gobernaba el PRI y el PAN había en sus críticos, incluyendo a la oposición seis años para que se cumplieran las promesas de campaña, ahora quieren que se cumplan en 15 días. Si no las cumplen en ese lapso quiere decir que mintieron en la campaña, lo que es peor, que engañaron a la gente.

Es decir, la oposición descalifica al nuevo gobierno porque en 15 días no se han cumplido las promesas que presidentes anteriores no cumplieron en seis años, pero además, se erigen como críticos de la situación como si la razón les asistiera.

México, incluso el nuevo gobierno, requiere de una derecha convertida en partido que sea sólida, responsable, que tenga críticas sustanciales, que en realidad cuestione con argumentos, pero juega a la oposición y en PAN con un líder de chocolate, poco puede hacer en favor de su causa, esto crea espacios peligrosos porque alguien debe llenar el hueco de la derecha y hasta pueden crearse fuerzas armadas de la derecha ante el vacío que deja el PAN.

La revista Contralínea señala, informa y advierte en su más reciente número: “Empresas como la tequilera José Cuervo y también cárteles del narcotráfico y grupos antiinmigrantes han contratado a empresas especializadas en proveer “ejércitos privados”, para administrar servicios de vigilancia, inteligencia, defensa y adiestramiento en prácticas de tortura, documenta Paloma Mendoza Cortés maestra en gobierno y asuntos públicos por la UNAM.

Continúa: “Hoy, estos grupos entrenados tienen capacidad de retar a las autoridades y bloquear la serie de cambios impulsados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, e incluso, su propio proyecto de Estado, al que ha llamado la “Cuarta Transformación”.

Asimismo, refiere que Pemex y la CFE “contrataron en julio de 2007 los servicios de la empresa estadounidense SY Coleman Corporation, con sede en Virginia, especializada en vigilancia del espacio aéreo y defensa antimisiles, para la creación y operación de un centro de vigilancia aérea y monitoreo de instalaciones energéticas y eléctricas de carácter estratégico en Veracruz”.

Y hay varias empresas de mercenarios que tienen puestos sus objetivos comerciales en México, ya han entrado a Perú, Colombia, y otros países de América Latina.

La fragilidad del PAN se convierte, en realidad, en un peligro para México.

00
Please follow and like us: