Se filtró una carta secreta de Francisco con duros reproches a Nicolas Maduro

El diario italiano Corriere della Sera reveló el contenido de una carta secreta del Papa Francisco en respuesta al pedido de mediación de Nicolás Maduro por la crisis de Venezuela.

Con tono crítico, el Sumo Pontífice evitó dirigirse al venezolano como ‘presidente’ y lo llama ‘excelentísimo señor’. Un detalle no menor que refleja una cauta postura del Vaticano, en línea con los obispos venezolanos que se negaron a reconocer el segundo mandato de Maduro. Sin embargo, el Papa evita pronunciarse en un reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino.

La misiva no fue confirmada ni desmentida por el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, quien aseguró que se trata de una “carta privada”.

Además, el Papa le recordó al venezolano los reiterados intentos de los últimos años “para intentar encontrar una salida a la crisis venezolana”. “Lamentablemente todos se han visto interrumpidos porque lo que había sido acordado en las reuniones no ha sido seguido por gestos concretos para realizar los acuerdos”, dice el texto siempre según el diario milanés. Francisco recordó un intento de facilitar el diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición a finales de 2016.

El Papa destacó que siempre estuvo a favor de una mediación: “pero no cualquier diálogo, sino el que se entabla cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común por arriba de cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz”.

El editorialista Massimo Franco, cercano al Papa y autor del artículo del Corriere, afirma que el sentido es claro: “Maduro ha buscado el diálogo utilizando la pantalla vaticana para después desatender los compromisos tomados. Y el Papa se lo hace ver”.

Según el diario italiano, que tuvo acceso a las tres páginas de la carta, Francisco subrayó que hoy más que nunca es necesario que se cumplan todas las condiciones “para un diálogo fructífero y eficaz”, a las que se han añadido otras “como resultado de la evolución de la situación”. Entre ellas, sostiene el rotativo, figuran las manifestadas por la Asamblea Nacional.

Bergoglio vuelve en el texto a destacar el rol que jugó la Santa Sede, junto con obispos venezolanos, “como garante y a pedido de las partes” en una fase inicial, a fines de 2016.

“Era un esfuerzo para volver a emerger de la crisis en un modo pacífico e institucional, a través de la tratativa entre el gobierno de Maduro y la mesa de la Unidad Democrática [la oposición], con una serie de condiciones a satisfacer”, remarca.

El ex arzobispo de Buenos Aires también evocó una carta escrita por su número dos, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, el 1 de diciembre de 2016, en la que la Santa Sede enumeraba una serie de pedidos para que el diálogo fuera posible.

 

 

LPO

00
Please follow and like us: