Una limpia al mecanismo

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

El Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la SEGOB, relanzó su objetivo de resguardar la integridad de las personas que se dedican a la defensa de los derechos humanos y a los periodistas, luego de 12 sesiones extraordinarias, decidió reestructurarse en la ciudad de Chihuahua.

El relanzamiento de esta estrategia de protección a los mexicanos dedicados a estas actividades estuvo encabezado por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, quien estuvo acompañado por el gobernador del estado Javier Corral.

Dicho reinicio del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas tiene como acción simultánea el homicidio del periodista, Santiago Barroso Alfaro, en el municipio San Luis Río Colorado, Sonora.

El conductor del programa de radio San Luis Hoy, que se transmite por la frecuencia 91.1 FM Río Digital, recibió tres impactos de bala por lo que fue trasladado al hospital, donde murió.

Debemos tomar en cuenta que este asesinato ocurrió todavía con los operativos del anterior régimen, que en un proyecto de transformación como el que vive México, representan una contaminación.

Este hecho no puede quedar fuera de ese relanzamiento de un mecanismo que, si bien ha evitado algunos percances a los defensores de derechos humanos y, sobre todo, a periodistas, también mostró ineficiencias, principalmente en la administración anterior. De ahí que deba revisarse la actuación de quienes, a pesar de los descalabros, que en estos casos son situaciones de vida o muerte, siguen trabajando desde el sexenio anterior en esas importantes actividades.

El mecanismo puede mejorar y mucho, pero no puede arrastrar lastres de gobiernos anteriores, que se identificaron por su ineficiencia.

Roberto Fuentes, secretario particular de Javier Corral, señaló: «La idea del programa es tener primero el diagnóstico inicial de la situación en que se encuentran las personas defensoras de los derechos, en materia de protección a los bosques, comunidades».

Pero los periodistas no tenemos ni lugar ni tiempo preciso como para realizar un diagnóstico. Estamos en donde el deber nos llama y eso se hace sin programación ni planeación. Pareciera que esto no lo entendió del todo el mecanismo de la anterior administración y no queremos pensar que por esa causa han muerto o simplemente hayan sido lastimados algunos colegas.

Los periodistas no tenemos tareas previsibles, de ahí que somos vulnerables ante cualquier espacio o tiempo que se nos presenta en el trabajo diario.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación informó que se reactivó el Plan de Contingencia que contiene 52 acciones para prevenir agresiones contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas en el país, así se estableció que el objetivo es que todas las autoridades involucradas en el cumplimiento de este Plan asuman la importancia de la labor de estos grupos de personas.

Es urgente que ese mecanismo sea relanzado con personas con una visión diferente, desde los directores generales hasta los operativos que terminaron por burocratizar una tarea que debe actualizarse y renovarse todos los días. Es una práctica en la que debe haber creatividad y no rutinarias tareas que ponen en peligro la vida de muchos mexicanos.

Los temas que se revisaron fue la necesidad de una asistencia técnica de las Relatorías Especiales de Naciones Unidas, evaluar el cumplimiento de las acciones de dicho plan y establecer fechas límite de alcance de objetivos. Esto quiere decir que la renovación de personal es una necesidad inminente, porque hay direcciones generales adjuntas que no terminan de entender su compromiso, como es el caso Recepción de Casos y Reacción Rápida, donde la recepción no es objetiva y la reacción lenta, de otra manera no hubiera habido más asesinatos de periodistas desde que inició este proyecto vital.

Si bien el mecanismo evitó la muerte de muchos, también permitió, por ineficacia u omisión, la muerte de otros. Tampoco creemos que el mecanismo sea un blindaje total, pero los homicidios contra periodistas continúan muy altos en México, a grado tal que es el segundo país del mundo más peligroso para este gremio.

Es ideal este relanzamiento para replantear no sólo el cambio de gobierno sino el cambio de personal a cargo de las decisiones en este mecanismo.

La reunión del relanzamiento se realizó en el salón Miguel Hidalgo del Palacio de Gobierno, donde el subsecretario Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez dijo que el hecho de realizar esta sesión en Chihuahua significa que el mecanismo debe relanzarse como un programa piloto para replicarse en todo el territorio nacional, toda vez que es ejemplar no solo en el país, sino en toda América Latina.

Afirmó también, que celebrar esta reunión en Chihuahua es una manifestación inequívoca de que el Gobierno Federal trabajará con mucha cercanía con el Gobierno del Estado en la protección y defensa de los derechos humanos.

En nuestro país el gremio más amenazado es el periodístico. Los diferentes medios de telecomunicación han servido para multiplicar las amenazas que no dejan huella ni pueden probarse ante autoridad alguna, pero en muchos casos cumplen su advertencia; sin embargo, los hechos dan cuenta clara de la realidad de los comunicadores.

La responsabilidad de Aarón Mastache cuenta con la confianza y el compromiso de Alejandro Encinas, cuyo entusiasmo por transformar esta parte importante de las tareas de la secretaría de Gobernación ha sido evidente desde el primer momento de asumir su cargo como subsecretario de Derechos Humanos.

El propio Encinas señaló que las víctimas de delitos y violaciones de derechos humanos fueron sistemáticamente dejadas en la sombra por casi 40 años de gobiernos que pusieron en el centro que el mercado determinará el desarrollo económico y social. Ahora, dijo, en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo se pretende colocar a las víctimas en el centro de la atención gubernamental para atender la crisis de derechos humanos y garantizarlos de manera progresiva.

Es hora de demostrar los cambios en puntos tan delicados como la agresión a periodistas, y el Mecanismo para su protección deberá renovarse a fondo. PEGA Y CORRE. – Ahora la industria farmacéutica analiza la iniciativa de los senadores del Morena, en la que se plantea regular los precios de los medicamentos en México. Prefieren ellos bajarse los precios antes que se los imponga la autoridad. Para eso está el Sector Salud y no sólo para hacer negocios… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

 

Dudas y comentarios:

angelalvarop@hotmail.com

00
Please follow and like us: