Tuxpan cambia de cara

Esfuerzo común

Responsabilidad y compromiso en la tarea cotidiana de Juan Antonio Aguilar Mancha en la presidencia municipal

Por: Valentina Téllez

La preocupación del presidente municipal de Tuxpan, Juan Antonio Aguilar Mancha, por resolver los problemas de la comunidad, lo ha llevado no sólo a escuchar de viva voz las necesidades de la población sino a resolver sus problemas de manera eficaz e inmediata en un espacio que le ha servido para adentrarse en la problemática de la sociedad, y se centra en la conservación y fortalecimiento del tejido social.

Día tras día, el presidente municipal de Tuxpan conoce mejor a su gente, y va más allá de la inmediatez de la situación que circunda para mejorar su entorno, advertir sobre los posibles problemas y prevenir otros.

Es así como la posibilidad de mantener un ritmo de trabajo en servicio de la comunidad ha llevado a Juan Antonio Aguilar Mancha a gobernar para todos, sin importar los signos partidistas de la gente y con entrega total a su mandato.

Ante el panorama desolador que encontró, ahora, todos los días resuelve conflictos que pueden derivar en otros mayores, al mismo tiempo que cumple con el compromiso contraído como autoridad fortaleciendo la comunicación entre gobernados y gobernantes. Va de los individual a lo general para resolver los problemas de comunidades enteras, para concentrar su superación de manera conjunta.

Si bien es cierto que muchos de los problemas de la entidad se resuelven sólo con la voluntad de actuar, condición que los anteriores presidentes jamás mostraron, también es cierto que es tiempo de ir un paso adelante en la problemática de un municipio que tiene todo para que no haya uno solo de sus habitantes que esté sin los satisfactores elementales resueltos.

El contacto permanente que estableció el presidente municipal a través de los Miércoles Ciudadanos, fue la punta de lanza para establecer un vínculo de confianza con todos los sectores de una población que estaba marginada de las decisiones de su gobierno; ahora, frente a una serie de saqueos de las arcas del municipio, la gente habla con Aguilar Mancha y no sólo es escuchada sino que sabe que sus problemas serán atendidos en el tiempo que su gravedad marca.

Los tuxpeños no estaban acostumbrados a ser escuchados, menos aún a ser atendidos, y ahora ven que la inmediatez de la respuesta a sus problemas y la eficiencia de la manera en que se llevan a cabo estas soluciones marcan una diferencia que seguramente redundará en elevar el nivel de vida de los habitantes de este bello lugar.

Las costumbres que se convirtieron en vicios como la de recomendar amigos y familiares a los puestos aunque éstos no cumplían con el perfil, se terminó, quedó en el pasado, de ahí que aunque no haya sido ni familiares ni amigos deberá haber una renovación en las filas de este gobierno municipal, donde deban quedarse únicamente quienes estén convencidos de su compromiso de servir, por lo tanto es urgente una transformación incluso en el equipo de trabajo del presidente municipal, quien tiene ya detectados los puntos donde no se trabaja al ritmo ni con la eficacia que exigen la gente y su problemática.

Es tiempo de erradicar la simulación, la deshonestidad, la ineficiencia, ahora los tiempos son de trabajo parejo y arduo para poder transformar. Es decir, ahora se debe trabajar el doble para comenzar todo lo que no trabajaron las administraciones anteriores.

Las decisiones de transformar de raíz la administración pública de Tuxpan se convierten en una decisión urgente que seguramente no tardará en adoptar el mandatario que conoce el latir de una población que desarrolla un nuevo sistema de vida, donde la comunicación entre gobernados y gobernantes es la base de ese cambio.

Las decisiones como las acciones, deben ser de fondo, de ahí que su transformación deberá consolidar un gobierno que ya forma parte de la historia de uno de los puertos más importantes del continente.

La población ha reconocido en reiteradas ocasiones la dedicación de las autoridades municipales y, principalmente, la preocupación del presidente municipal para resolver los problemas, porque Juan Antonio Aguilar Mancha sabe que solucionando los problemas de la gente se solucionan los problemas del gobierno.

La seguridad es uno de los factores vitales para una sana convivencia en el puerto de Tuxpan, donde prácticamente la delincuencia ha sido erradicada con ayuda de la población, que contribuyó con el gobierno municipal para sacar de los límites de la localidad a los malhechores.

Esta combinación de esfuerzos también redunda en logros en otros rubros de la comunidad como es el caso de la salud, la iluminación de las calles y avenidas, la limpieza y la cordialidad entre los habitantes del lugar.

Las autoridades tuxpeñas saben que siendo cordiales con otros ciudadanos se establece una barrera para que los conflictos no pasen. Si los vecinos se conocen y se comunican, los problemas no penetran en esa comunidad, llámese inseguridad, insalubridad, falta de pavimentación o caminos, etc.

Hay todavía funcionarios públicos que no están dispuestos a sacrificar su estado de confort y terminan por ser señalados por la población por su baja productividad, tal es el caso de Roberto López Arán, quien deja sus responsabilidades a un lado para darle prioridad a buscar una candidatura hacia una diputación por Morena.

O bien, Beatriz Piña, quien no ha sido capaz de mover un pupitre o una pala para protección civil, comisión que le corresponde, y que peleó para encabezar. Otro caso es Areli Bautista, quien sabotea toda reunión a la que no es convocada.

El tiempo de cambio llegó, Aguilar Mancha sabe que la vida es cambio permanente y actúa dentro de un esquema que suele sorprender a los propios tuxpeños, quienes abrazan la causa de su presidente municipal y lo conduce a las alternativas de solución de los problemas comunes de ciudadanos y autoridad.

La comunicación entre el presidente municipal y su gente fue el paso determinante que lleva primero a reconocer la problemática, y luego darle a una solución eficiente y digna para todos.

00
Please follow and like us: