Niega juez a Bravo cerrar su proceso por desaparición forzada

Un juez de control en Pacho Viejo negó al ex fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, cerrar su caso por desaparición forzada.

La autoridad jurisdiccional determinó no sobreseer el proceso que se le sigue supuestamente por haber ocultado el hallazgo y obstruido la investigación por las 19 personas halladas en la barranca de La Aurora, en Emiliano Zapata.

Bravo Contreras se negó a hablar con los medios de comunicación, afirmando que las medidas cautelares que le impusieron le prohíben hablar con los medios.

El exfiscal pidió que se tomaran las declaraciones de Gilberto Aguirre Garza y María del Rosario Zamora, exdirector de Periciales y exdelegada de investigaciones ministeriales durante su encargo en la Fiscalía.

Lo anterior ya que ambos actualmente están en prisión domiciliaria y han señalado que las declaraciones incriminatorias contra su exjefe fueron obtenidas mediante tortura.

El abogado del exfiscal, Arturo Nicolás Baltazar, asegura que la Fiscalía General a cargo de Jorge Winckler solo tiene dos medios de prueba que incriminan a su cliente en los testimonios de Aguirre Garza y Zamora.

No obstante, según la Fiscalía se ha allegado de 53 datos de prueba contra el exresponsable de la procuración de justicia en la era duartista.

Además, se determinó que para desacreditar la teoría del caso de la fiscalía la fase correspondiente es el juicio oral, no mediante una audiencia de sobreseimiento del proceso.

Al término de la jornada judicial, el juez de control desechó las peticiones de Bravo, quien seguirá en prisión preventiva justificada y sin posibilidad de hablar públicamente con nadie que no sea su familia o abogados.

 

 

Con información de Agencia Imagen del Golfo

00
Compartir