Sale a la luz el Cártel de Sefiplan; Adrián García, particular del subsecretario de Ingresos, lo opera

VIERNES CONTEMPORÁNEO

Por: Armando Ortiz

Interesante el reportaje de Silverio Quevedo en Imagen del Golfo. En ese reportaje se revela cómo opera el Cártel de Sefiplan comandado por Adrián García Saldaña, secretario particular del subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Finanzas de Veracruz, Ricardo Rodríguez Díaz. El periodista informa que a partir de Adrián García se ha formado un entramado que permite detectar a los deudores fiscales morosos, esos que tienen adeudos con la Secretaría de Finanzas. Por supuesto, les interesan los empresarios y comerciantes, aunque no le hace el feo a una persona física. Una vez investigado el monto del adeudo, Adrián García dirige al deudor con un despacho contable identificado como “Ulua Consulta”, propiedad de Gerardo y Jaime Rosete. Este despacho, en colusión con las autoridades de Sefiplan Veracruz, ofrecen al deudor un esquema interesante y simple: Nos entregas la mitad de la deuda y nosotros te ponemos en ceros. Anota Silverio Quevedo: «El despacho fiscal ‘Ulúa Consulta’ intercepta a los deudores, a quienes le fijan una taza de al menos el 50 por ciento del monto que enfrentan como pendiente ante la Secretaría de Finanzas. Según ha trascendido, si hay una primera negativa los hermanos Rosete le advierten que vendrán auditorías donde se incluyen recargos y multas y la suma será mayor». Son varios los empresarios que han denunciado este tipo de extorsión por parte del Cártel de Sefiplan, algunos de ellos han tenido que aceptar el esquema para evitar complicaciones. Este es el gobierno honesto de la Cuarta Transformación en Veracruz.

Y así opera el Cártel de SEDESOL; simulan convocatorias, simulan fallos, simulan licitaciones desiertas para dar asignaciones directas

Hace un mes el periodista Filiberto Vargas denunciaba la manera como está operando el Cartel de Sedesol en Veracruz. “La empresa Icedsa Construcción envió a la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz una carta en la que manifiesta su inconformidad por el fallo emitido en la licitación por invitación (SEDESOL-DGMCV-ICTP04-2019) para la construcción de cuartos dormitorios en los municipios de Chinampa y Chontla, que fue declarada desierta”. Explicaba el periodista que el propósito de declarar desierta la licitación fue para que la obra se asignara de manera directa al constructor amigo. Este jueves los abogados de Construcciones Amiato se inconformaron por la asignación de una obra en cuya licitación participaron. Y es que la obra se asignó a la empresa Comercializadora y Maxi Servicios Katiana del Puerto, esto a pesar de que la propuesta económica de Katiana para la realización de la obra es superior a la que propusiera Construcciones Amiato, además de que Katiana no entregó la documentación completa. En un oficio entregado a la Contraloría del estado el representante legal de Construcciones Amiato se inconforma: “En el caso concreto del acta del fallo de la licitación, no deja en claro el motivo por el cual fue desechada la propuesta de mi representada, así como el motivo por el cual fue adjudicada al licitante Comercializadora y Maxiservicios Katiana del Puerto”. Esta es la manera como opera el Cártel de Sedesol. Obligados a licitar obras, los encargados de Sedesol sólo simulan que lanzan convocatorias, que dan fallos, o que las licitaciones quedan desiertas para asignar las obras a los constructores preferidos de la Cuarta Transformación.

Cárteles de corrupción en Veracruz gracias a un gobernador débil como Cuitláhuac

Poco a poco los diferentes cárteles de corrupción en el gobierno de Cuitláhuac García han ido asentando sus bases en cada una de las dependencias estatales. En Sefiplan existen hasta dos, el del subsecretario de Ingresos y el del subsecretario de Egresos, el primo-hermano del gobernador, Eleazar Guerrero. En la Secretaría de Salud también hay un cártel entre los administradores y los encargados de las adquisiciones. En la Secretaría de Educación Zenyazen supo colocar a sus incondicionales para que le manejen hasta las cafeterías escolares. En Turismo el capo es Esteban Ramírez Gómez, el administrador que arma sus fiestones en los hoteles de Veracruz, todo a cargo del erario público. Y así, ante la debilidad de un gobernador frívolo, más preocupado en cómo sale en las fotos junto a sus admiradores, otros cárteles irán surgiendo, en cada dependencia. Sólo se requiere de funcionarios sin ética, sin moral, mentirosos y deshonestos, muy semejantes al propio Cuitláhuac García Jiménez.

 

 

Con información de Libertad Bajo Palabra

00
Compartir