Guaidó invoca en la OEA la aplicación de un tratado interamericano de asistencia militar

Guaidó mueve una pieza más del ajedrez de presión contra Nicolás Maduro. Su embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño, presentará el miércoles la petición de convocatoria al consejo consultivo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), una especie de OTAN americana que abre el camino para una acción conjunta de países, incluida la intervención militar, en caso de que esté en peligro la paz del continente o la soberanía de uno de los países miembros.

De los 34 miembros de la OEA, 19 están dentro del TIAR, por lo que con la mayoría absoluta de 10 miembros se hará la solicitud. A este paso, informó Tare Briceño, sigue la convocatoria a una reunión entre los 19 cancilleres, algo que podría ocurrir en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se inicia el próximo 17 de septiembre.

“Luego viene un periodo de consultas para adoptar las pautas que haya que adoptar, que van desde negociación, la ruptura de relaciones diplomáticas o consulares, la suspensión de comunicaciones económicas, terrestres, radioeléctricas, aéreas y acciones coercitivas de tipo militar”, explicó el embajador de Guaidó en la OEA.

De acuerdo con las declaraciones del diplomático, la presencia de grupos irregulares en Venezuela, como la disidencia de las FARC —que anunciaron recientemente su rearme—, o el uso del territorio nacional como puente para el narcotráfico son los supuestos en los que aplica la activación del TIAR. También señala el desastre ambiental que está ocurriendo en el Arco Minero del Orinoco con la minería ilegal, y con sus consecuencias en el aumento de la violencia y en la propagación de enfermedades como la malaria, como incentivos.

“El Gobierno de Guaidó está preparando un expediente en el que queda muy claro que el verdadero peligro para la paz de América es la usurpación de Nicolás Maduro del poder”, explicó Tarre Briceño. La posibilidad de una futura intervención militar agudiza la tensión que hay en la frontera venezolana después de que Nicolás Maduro decretara un estado de alerta especial y anunciara la realización de ejercicios militares entre el 10 y 18 de septiembre, junto a la movilización de misiles tierra-aire hacia la frontera con Colombia.

La acción militar fue la respuesta del régimen de Nicolás Maduro a los señalamientos que ha hecho el presidente colombiano, Iván Duque, de que los disidentes de la FARC que anunciaron su rearme junto con el ELN están siendo apoyados por el Gobierno chavista.

El 6 de agosto, Venezuela depositó los instrumentos de ratificación del TIAR en la sede de la OEA, lo que revirtió la denuncia del mecanismo anunciada 2012 por el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez.

Fuente: El Financiero

00
Compartir