Más sinvergüenzas que nunca

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo 

Ni en la más increíble pesadilla imaginamos lo que vemos y leemos, entre risa y estupor.

Y es que, mientras Veracruz se hunde en la terrible inseguridad, como escenario dantesco de la delincuencia bien organizada, los políticos corruptos y tramposos, se erigen en protagonistas de negras historias, como si hicieran falta.

Javier sí tiene quien le escriba, podría ser el título de la reciente entrega a manera de columna que escandalizó el pasado fin de semana, con el reo erigido en escribano, que cuenta con todos los medios necesarios, así como plena libertad para hacerse escuchar.

En su larguísimo escrito, el ex gobernador dio vuelo a la sed de venganza que viene anidando desde que huyo del estado, hasta entregarse en Guatemala y posteriormente ingresar al Reclusorio Norte.

Lugar en donde cuenta con toda clase de privilegios, menú especial, visitas y hasta laptop y iPhone.

Ese obvio apoyo a Javier, con el que pronto podrá salir de la cárcel, le permite también empezar a cobrar sus venganzas y anunciar su regreso, como si acá se le extrañara.

Pero en ese torbellino de encendidos odios, se confirman penosos hechos que dejan en ridículo a varios.

Aunque se trate de un minúsculo personaje, el actual presidente estatal del PRI, deja a ese vetusto y vapuleado partido en la más grande deshonra que se recuerde.

Marlon Ramírez es hoy la representación viva de lo que PRI ha generado: desconfianza y trampas.

Veracruz fue, sin duda, tierra fértil para los políticos del PRI, lugar que vio nacer a Jesús Reyes Heroles el gran ideólogo, que si viviera, seguramente renegaría de los que se dicen priistas y más de los que ahora han asaltado el edificio en Ruiz Cortines.

De todo el “chismerío” narrado con la firma de Javier Duarte, porque lo de leer y escribir al ex no se le da, se puede deducir, que habrá mucho más que sean exhibidos, total, ya no tiene nada que perder.

Pero el desbarajuste ya está hecho, Veracruz presenta un escenario electoral bastante turbio, el PRI, pintado de azul y en manos de un títere, el PAN, con aliados de MORENA, el PRD extraviado y sin rumbo fijo, el PVEM “regenteado” por los Herrera y MORENA con una ignorante y ambiciosa mayoría.

Con su escrito, Javier vino a sacudir la basura y exhibir lo que la mayoría sabía, pero pocos querían confirmar, el más ruin engranaje para que el estado siga sin rumbo y asaltado por las peores bandas de cuello blanco, los políticos, ahora descoloridos y más sinvergüenzas que nunca.

Ágora

Hoy más que nunca aplican algunas frases populares:

“El que a hierro mata, a hierro muere” “Los carniceros de hoy, serán las reses de mañana” es más, las reses en unos días, muy pronto vamos.

@monicamarena

00
Compartir