Morenistas les dieron estatus de delincuentes pero Cuitláhuac niega orden de arresto contra Yunes o Winckler

Luego de que senadores de Morena, encabezados por Gloria Sánchez Cordero –que no ha hecho una sola propuesta a favor de Veracruz-, se subieron al ring con sus homólogos panistas y denunciaron, en la Ciudad de México, que los recursos interpuestos por diputados y senadores del PAN en contra del gobernador Cuitláhuac García Jiménez son meros distractores mediáticos para permitir la huida de “los delincuentes Miguel Ángel Yunes Linares y Jorge Winckler Ortiz”, por lo que pidieron vigilar las fronteras del País para evitar que ello ocurra, en Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez reconoce por su parte que no hay ninguna orden de aprehensión en contra del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares o el fiscal removido, Jorge Winckler Ortiz. Es decir, que hasta el momento todo quedó en un round mediático y propagandístico que tiene como escenario el Senado de la República, y como telón de fondo una disputa política para ver cuál de los dos gobiernos, si el bienio de Yunes o el actual, ha resultado más fallido. Por lo pronto, el mandatario veracruzano aclaró que «lo que advierten los senadores es que se prevea, porque hay una denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República contra Jorge Winckler Ortiz y el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pero todavía está en la etapa de investigación”. En ese sentido, García Jiménez señaló que la semana pasada acudió a la FGR para hacer una petición a su titular, Alejandro Gertz Manero para que agilice las investigaciones, relacionadas con ese tema y que, según él, avanzan satisfactoriamente. En ese tenor, el mandatario manifestó que no es competencia de su Gobierno vigilar las fronteras, pero considerarlo necesario será una determinación de la propia autoridad. “No, no me corresponde a mí. Recuerden que ante una denuncia que se formaliza ante una Fiscalía y ésta llegara a instruir eso, corresponde a la Fiscal, en este caso a la Fiscal Estatal o al Fiscal de la República impedir que algún presunto imputado se diera la fuga, en este caso todavía no se da ese proceso”. Por su parte, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, confirmó que hasta ahora no hay una solicitud expresa de autoridades o senadores de Morena para blindar las fronteras del país y los límites de Veracruz para “evitar la huida” de Jorge Winckler Ortiz y del ex gobernador Yunes Linares. El funcionario reconoció que a pesar de que hicieron el exhorto desde la Ciudad de México, hasta ahora no hay una petición formal sobre esto. “En caso de que hubiera una solicitud de procuración de justicia nosotros brindaríamos auxilio pero hasta el momento no tenemos ninguna”. “Respetamos lo que los legisladores federales opinen, vivimos en un estado de derecho y lo que corresponda en ese sentido tiene que hacerse”, y ya que lo menciona, qué bueno que lo dice, pues apenas ayer el secretario volvió a acusar a algunos medios de comunicación de apoyar al grupo político del Fiscal removido y del ex gobernador, señalamiento del que no dio nombres y que resulta un contrasentido para un estado de derecho, como presume. Pese a ello, señaló que hasta el momento no hay mayor información sobre una solicitud ya sea al Gobierno del estado o bien a la Fiscalía General del Estado, mucho menos a autoridades federales. “No tenemos mayor información, son áreas distintas las áreas de procuración de justicia y del Ejecutivo (…) además la federación tiene la responsabilidad en el ámbito nacional”, concluyó. Por otro lado, el gobernador también se refirió al tema de la disculpa pública que debe dar el Gobierno del Estado a los jubilados agredidos en diciembre de 2015 durante una protesta para exigir el pago de su pensión, de acuerdo con una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). “Daremos una disculpa pública porque es una recomendación que se aceptó en el Gobierno anterior pero no se hizo la disculpa y nosotros lo vamos a hacer porque es una violación al derecho de libre manifestación y procede la disculpa”, sostuvo. Finalmente, García Jiménez negó que el Gobierno estatal adeude 8 mil millones de pesos al IPE por un préstamo que se hizo en pasadas administraciones y que fueron tomadas de los recursos de la Reserva Técnica, pese a que así fue afirmado por la directora del organismo, Daniela Griego Ceballos. “El adeudo no es de 8 mil millones de pesos pero sí es una cantidad considerable y la nueva administración ha avanzado”. En ese sentido, señaló que su administración ha regularizado algunos bienes del IPE que no tenían las escrituras como la estancia Garnica donde había indefinición sobre de quién era. “No se van a vender bienes nunca y se trata de formalizar los que ya tienen con escrituras”. Así las cosas.

00
Compartir