Van por Clementina Guerrero y otros dos Yunistas, por corrupción

Veracruz, Ver.- Cuatro exfuncionarios que participaron en la Secretaría de Finanzas y Planeación durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, enfrentan orden de aprehensión, de acuerdo con una carta abierta firmada por el propio exgobernador.

La primera captura se hizo efectiva bajo el proceso penal 318/2018 en contra del exsubsecretario de Finanzas y Administración, Bernardo N, quien fue detenido cuando acudió a dejar a su hijo a la escuela.

Trascendió que Clementina Guerrero, extitular de la Sefiplan y actual Tesorera de Xalapa se menciona como otra de las involucradas en la misma causa penal.

Clementina Guerrero también fue Directora de Finanzas de la Universidad Veracruzana, cargo que ocupó hasta integrarse a la administración estatal como titular se la Secretaría de Finanzas, en el proceso de Entrega – Recepción del gobierno yunista.

Adrián Viccon Basto, extesorero de la Sefiplan e identificado como una persona de confianza del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, es otro de los exfuncionarios que se presumen con orden de captura.

En la misiva, el exmandatario rechazó que haya existido desvío de recursos de parte de sus excolaboradores, ya que el proceso penal se inició por el depósito de 250 millones de pesos que la Procuraduría General de la República entregó a los entonces funcionarios de la Sefiplan como parte del dinero recuperado por los desvíos cometidos durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Dicho monto fue depositado en una cuenta bancaria del Gobierno del Estado y se invirtió en rubros de Seguridad, principalmente, según detalla Yunes Linares.

Explicó que, de acuerdo con la denuncia en contra de los exfuncionarios, el recurso debió ser gastado y su totalidad al ramo de Salud.

“Los “acusan” de: 1.-  “no verificar por los medios legales pertinentes la procedencia del dinero”, ¡dinero que fue entregado por la Procuraduría General de la República ¡Y que es producto de todo el esfuerzo que hice durante meses para recuperar dinero y bienes que habían sido robados a los veracruzanos.

2.- No destinar todos los bienes y recursos recuperados al sector salud, sino “solo 281 millones de pesos” destinándose el resto fundamentalmente  a equipamiento de la Secretaría de Seguridad Pública”, dice a la letra la carta.

El exmandatario panista, que había guardado silencio desde que dejó el cargo el 1 de diciembre del 2018, afirma que la persecusión en contra de sus excolaboradores es una estrategia para desviar la atención sobre los problemas que existen en el actual gobierno.

Además arremetió en contra del Poder Judicial.

“Es una enorme vergüenza que el Poder Judicial del Estado se preste a perseguir a personas inocentes con “argumentos “ que no resistirán un amparo ante la justicia federal.

No puede esperarse menos cuando el Presidente del Tribunal Superior de Justicia se ha puesto de rodillas frente al Ejecutivo en el afán de lograr su reelección. Está podrido, huele mal.”

Este hecho se presenta un día después de que se fuera a conocer que durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares se adquirió equipo médico que no cumplía los requerimientos de calidad establecidos en las normas federales.

Lo anterior generó una crisis en el Hospital Pediátrico que dejó sin quimioterapias por lo menos 10 días a 50 niños con cáncer, ya que uno de los aparatos médicos presentó una falla.

Por este hecho el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dio a conocer que se iniciaría una revisión de las adquisiciones en hospitales durante el gobierno anterior, aunque el proceso sería de tipo administrativo y solo se presentaría denuncia penal de detectarse alguna anomalía.

 

 

 

Con información de E Consulta Veracruz

00
Compartir