‘No tendremos otro Ayotzinapa’: Fiscalía investigará trabajo de las autoridades durante operativo de Culiacán

La Fiscalía General de la República (FGR) realizará una investigación sobre el operativo realizado el jueves pasado en Culiacán, Sinaloa, que dejó como resultado 13 muertos y al menos 10 heridos.

En conferencia de prensa, el titular de la dependencia, Alejandro Gertz Manero, señaló que se revisará la actuación de las autoridades durante los operativos realizados, con el fin de fincar responsabilidades penales y esclarecer los hechos.

Gertz Manero aclaró que hasta hoy no se señala ninguna responsabilidad al presidente Andrés Manuel López Obrador y que por ese motivo un grupo con los mejores fiscales investigará de manera detallada el caso para no tener “otro Ayotzinapa (…) aquí se van a establecer las responsabilidades con toda precisión, con apego a la ley y con toda transparencia”.

El fiscal añadió que comenzarán las indagatorias revisando las conductas específicas de cada uno de los servidores públicos y de los presuntos integrantes del grupo criminal.

Igualmente, “cómo se llevaron a cabo todas las circunstancias y cómo salieron de la cárcel algunos reos, y cuales fueron las actuaciones de la policía local, la Guardia (nacional), de todos los que hayan participado”, añadió.

Por otro lado Gertz Manero descalificó la denuncia interpuesta por el PAN contra el presidente por su presunta responsabilidad en el operativo fallido, ya que “no es una tarea del presidente una acción como la que se llevó en Culiacán”.

Sobre esta denuncia acotó que “hay instituciones y funcionarios que tienen la tarea de involucrar al presidente”, situación que calificó como algo “inaceptable”.

CNDH pide investigación objetiva

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, expresó que se requiere una investigación objetiva e imparcial para saber qué paso en Culiacán y evitar que situaciones similares se repitan.

Al inaugurar el Séptimo Foro Nacional Sumemos Causas, González Pérez dijo que aunque la decisión tomada fue para evitar más muertes, “la improvisación y mala planeación del operativo tuvo un alto costo”.

Señaló que el precio más alto lo pagó la población civil, los policías y los elementos de las Fuerzas Armadas que tuvieron que hacer frente a una situación que, de haberse previsto y planeado debidamente, probablemente hubiera arrojado un resultado distinto.

González Pérez además informó que la CNDH recibió un escrito digital donde piden iniciar una queja respecto al caso, para saber qué sucedió y cómo se vio expuesta la población. Dicha petición está en espera de ser ratificada.

Con relación a la no detención de Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, el titular de la CNDH argumentó que el Estado no puede renunciar bajo ninguna circunstancia a su obligación de cumplir con la ley y hacerla cumplir, y ésta no puede ser objeto de negociación, ni las autoridades deben condicionar su actuación.

Detalló que respetar y hacer que la ley se respete no puede confundirse con represión, dado que el uso legítimo, debido y conforme a estándares internacionales de la fuerza es una potestad, pero también una responsabilidad y obligación de las autoridades cuando las circunstancias así lo ameritan.

Para finalizar, el titular de la CHDH aseguró que la autoridad no viola derechos humanos recurriendo a la fuerza, siempre y cuando haga un uso adecuado de la misma, sino que por el contrario, los violenta aquella autoridad que, aduciendo un mal entendido respeto de los derechos fundamentales, renuncia a cumplir con las obligaciones que tiene como autoridad y tolera o permite que se cometan delitos y abusos.

 

 

 

Con información de Notimex/ Animal Político

00
Compartir