La SEV concede a Pepsi monopolizar venta de refrescos en escuelas de Veracruz

La venta de comida chatarra sigue siendo un problema en las escuelas, no sólo del País, sino en Veracruz.

Teniendo esto como contexto, se reportó que la Secretaría de Educación en Veracruz firmó un convenio con la empresa Pepsi Co. para que sus productos se vendieran en las escuelas de la región.

Dicha información se confirmó mediante el oficio SEV/SESGC/02337/2019 bajo el asunto “Exclusividad Refresquera”.

Por tal motivo, directores de Escuelas Secundarias Generales fueron informados de que en las tiendas escolares se dejará de vender cualquier otro producto que no sea de esa marca, lo que afectará a empresas del Estado, siendo la Zona Centro la más afectada.

Y es que, al parecer, son unas 13 compañías las que se ven afectadas por esa medida, la cual consideraron sólo evita la libre competencia y favorece el monopolio de un producto.

Entre las afectadas están Coca Cola, Jarochito, Refresquera del Trópico y Boing, mismas que surtían aproximadamente 60 bebidas que dejarán de ofertarse en esos centros de enseñanza media.

 

El documento, firmado por el subdirector de Escuelas Secundarias Generales, Teodoro Iván Méndez González, se da a conocer que el pasado 25 de septiembre se firmó un convenio de exclusividad con el grupo GEPP (Pepsi).

  • Consumo de comida chatarra aumenta el riesgo de depresión
  • Continúa la venta de comida chatarra en escuelas del país
  • Impuestos a comida chatarra dejarían más de 62 mil millones de pesos

La venta de alimentos chatarra, a pesar de buscarse su regularización mediante leyes, sigue siendo un “mal” que no ha sido erradicado en los centros educativos en los niveles primaria y secundaria de México.

En 98% de escuelas públicas y privadas hay venta de comida chatarra y en un 74% de refrescos, según 4 mil 748 reportes realizados en la plataforma Mi Escuela Saludable provenientes de 4 mil 126 centros escolares.

Otra de las preocupaciones manifestadas por la comunidad escolar es el uso de cooperativas escolares como negocio que beneficia los intereses económicos de unas pocas personas en perjuicio de la salud de los alumnos.

A nivel estatal, hasta el 27 de febrero, los municipios donde se registraron más reportes respecto de escuelas que incumplen con los lineamientos establecidos para la venta de comida y bebidas fueron Veracruz (41), Xalapa (21), Coatzacoalcos (20) Orizaba (15), Poza Rica (12) y Córdoba(12).

Pero Pepsi no sólo tiene el control en el nivel educativo de la República Mexicana.

De los 5 mil 769 títulos de concesiones que la Comisión Nacional del Agua ha dado para uso industrial y agroindustrial de 1992 a mayo de 2019, el 30.87 por ciento (1,781) ha sido para las empresas Geo, Ara, ICA, Homex (sector inmobiliario), Bacocho, Sukarne (granjas), Danone, Nestlé (embotelladoras), FEMSA, Pepsi, AGA (refresqueras), AB InBev, Heineken (cerveceras), Lala, Nestlé (lecheras), Cemex, Apasco, Cruz Azul, Moctezuma (cementeras), y Pfizer, Bayer (farmacéuticas), de acuerdo con el Registro Público de Derechos de Agua (REPDA).

Por ello, funcionarios del sector salud y representantes de organizaciones de la sociedad civil se pronunciaron por incrementar al menos en 20 por ciento el impuesto a las bebidas azucaradas, y que lo obtenido se destine a prevenir la obesidad y sobrepeso, así como garantizar en las comunidades rurales el acceso al agua potable.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT MC) 2016, “uno de cada tres escolares vive con obesidad (30 por ciento); sin embargo, esa prevalencia aumenta a 50 por ciento cuando concluyen la educación primaria y, de no hacer nada, uno de cada dos infantes nacido a partir de 2010 desarrollará diabetes”, por lo que preocupa la venta de estos productos en Veracruz.

Con información de El Dictamen

00
Compartir