Ordenan a FGR regresar inmueble incautado a prestanombres de Duarte.

Un juez de control con sede en el Reclusorio Norte, Juan Carlos Ramírez Benítez, ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) regresar a Moisés Mansur Cysneros, principal prestanombres y operador de la red del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa para el blanqueo de dinero derivado del desvío de recursos, el departamento que le incautó en Polanco.

El impartidor de justicia dio un plazo de ocho días para que la FGR cumplimente la orden, luego de que el año pasado, Mansur Cisneros, en la actualidad prófugo de la justicia, ganara un amparo.

La demanda de garantías, dejó sin efecto el decomiso única y exclusivamente por cuanto hace al departamento 801 u 8 ubicado en el edificio 71-bis o 71-b, de la avenida Campos Elíseos, colonia Polanco, en alcaldía Miguel Hidalgo de esta Ciudad, en consecuencia se ordenó su devolución al quejoso, por ello instruyó a la FGR el trámite administrativo correspondiente para la cancelación del aseguramiento del inmueble ante el Registro Público de la Propiedad.

“Se fijan las 14 horas con 45 minutos del 23 de enero del año en curso, para la devolución material del referido inmueble. A lo anterior, se le tiene informando que se encuentra en vías de dar cumplimiento a la ejecutoria de amparo emitida en este juicio, por lo que, una vez que se haya llevado a cabo la diligencia señalada en el párrafo precedente, deberá de remitir las constancias con las que acredite que devolvió al promovente del juicio el inmueble que en esta instancia constitucional reclama”, señala la resolución que radica en el expediente 971/2019.

En julio de 2019 un juez federal dejó sin efecto la orden de aprehensión contra Moisés Mansur Cysneros, principal prestanombres y operador de la red del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa para el blanqueo de dinero derivado del desvío de recursos y ordenó devolver al quejoso un departamento ubicado en la alcadía Miguel Hidalgo, que fue decomisada como parte de la sentencia que se le impuso a Javier Duarte, pues Mansur Cysneros acreditó que lo adquirió en 2006 y no como parte del supuesto dinero ilícito de los desvíos atribuidos al ex gobernador.

Y aunque la FGR buscó recuperar el departamento que incautó a Mansur Cysneros a través de la impugnación, el fallo no le favoreció.

El juez de control Juan Carlos Ramírez Benítez, es quien hace unas semanas negó la prisión domiciliaria a Duarte de Ochoa al ratificar que debe permanecer encarcelado ya que no han variado la condiciones económicas y materiales que dieron origen a que se decretara prisión preventiva justificada ante la posibilidad de que pudiera evadirse si se le concedía la modificación de las medidas cautelares.
La Jornada
00
Compartir