Sara no quiere que la auditen

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo

Después del público acercamiento de la rectora Sara Ladrón de Guevara con el “yunismo” en plena campaña electoral, hay un notable “sospechosismo” al rechazo de un contralor externo que pudiera confirmar el buen manejo de las finanzas de la casa de estudios.

El popular refrán dice “el que nada debe, nada teme”, por ello llama la atención que la rectora sea tan contundente en el muy gastado tema de la autonomía universitaria.

Si es que las cosas marchan tan bien como ella misma dice, entonces por qué alzar la voz en contra de que alguien enviado por el gobierno del estado verifique las buenas finanzas universitarias.

Y es que, hace pocos días, fue la propia rectora la que presumió que, a diferencia de Oaxaca y Nayarit, en donde las universidades no tienen ni para pagar salarios, acá las cosas marchan muy bien.

Si la ruta es correcta, por qué no transparentar las finanzas universitarias y acabar con los rumores de los manejos a modo de la rectora y sus cercanos.

Sara Ladrón de Guevara trae varias cuentas pendientes de gente que sin previo aviso fue dada de baja de sus plazas, son muchas las demandas laborales e insistente el tema de la adquisición de una casa en pleno centro de Xalapa, de más de 10 millones de pesos.

La cuarta ya le echó el ojo, no van a parar hasta saber cómo manejan los dineros y cómo se distribuyen, más porque la rectora no deja que nadie se infiltre sin su autorización, pareciera que hay miedo a la información de los manejos.

Otro tache de los que buscan auditarla es por la defensa a ultranza de “Tula”, hasta una marcha andaban organizando, pero les mandaron a decir que sería contraproducente.

@monicamarena

00
Compartir