BBB no es Bueno, ni Bonito y ni Barato

El Arte de Comer Sapos

Por VicMAN 

Y sin hacer gestos, desde hace dos semana que hemos señalamos en este espacio lo que se avecina como un hechos sin precedente, una recesión mundial en la economía, bajo esta situación México no está exenta de esta crisis y para rematar esto que afirmamos veamos cómo nos tratan los últimas declaraciones de las calificadoras económicas y el FMI.

La economía mundial entró en recesión debido a los efectos de la pandemia del COVID-19, dijo este viernes Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), enfatizó que una de las principales preocupaciones del FMI es que exista una «ola» de quiebras y despidos que afecte no solo el avance de la economía, sino la composición misma de las sociedades en todo el mundo.

Georgieva destacó las acciones impulsadas para lidiar con la crisis, como la inyección de 5 billones de dólares a la economía mundial anunciada el jueves por el Grupo de los 20 (G20). «Para respaldar eso, el FMI lanzó un rastreador de acciones políticas para 186 países con el objetivo de ver quién está haciendo.

Dijo además: actualizaremos esta información periódicamente y proporcionaremos análisis específicos de cada país de acuerdo con nuestro mandato de vigilancia». Economías emergentes necesitarán ayudas por 2.5 billones de dólares. «A muchas economías emergentes, la reducción de la demanda global afecta sus exportaciones, en el turismo y en la manufactura y en general.

Les ha impactado en la salida de capitales por 83 mil millones de dólares, con afectaciones en sus monedas», dijo la directora del Fondo. El organismo ha recibido solicitudes de ayuda de 50 países emergentes y 31 países de ingresos medios, detalló Georgieva.

Este es el escenario que presenta el organismo mundial a través de su Directora, y destaca la principal problemática que atañe a los países emergentes como lo es nuestro país, por otro lado una de las calificadoras más importantes de la economía mundial nos pone en jaque con una calificación negativa para México.

Ya que la calificadora Standard & Poor’s  redujo el jueves en un escalón la calificación soberana de México en moneda extranjera de ‘BBB+ a ‘BBB’, y la puso en perspectiva negativa, ante el impacto del coronavirus y la caída en los precios del petróleo, factores que mermarán el crecimiento de la economía.

La agencia también recortó la nota crediticia de Pemex, a ‘BBB’, lo que refleja la estrecha relación con la nota soberana y el seguro respaldo del gobierno a la empresa en caso de dificultades financieras. En ambos casos están a dos escalones del grado especulativo.

“En este contexto, vemos un espacio limitado para que Pemex mejore sus métricas crediticias, muy débiles en el corto plazo. Además, las bajas perspectivas de generación de flujo de efectivo y un periodo prolongado de condiciones financieras adversas podrían ajustar gradualmente la liquidez de la compañía”.

Añadió que la perspectiva es negativa e implica riesgos de otra baja de calificación durante los siguientes 12 a 24 meses si hay una ejecución ineficaz de políticas, un debilitamiento de las finanzas públicas o mayores pasivos contingentes fuera del presupuesto.

Veamos que significa la calificación “BBB” en términos técnicos: Significa que el deudor tiene la capacidad para cumplir con sus compromisos financieros, según S&P. Sin embargo, las condiciones económicas adversas o las circunstancias cambiantes tienen mayor probabilidad de debilitar la capacidad emisor para cumplir con sus compromisos financieros.

La baja en la calificación de Pemex ya lo anticipaban  los analistas, principalmente por la decisión del gobierno actual en cuanto a la política energética, que deja de lado la inversión privada y prioriza la participación de Pemex y algunos proyectos como la refinería Dos Bocas.

Según las principales calificadoras dicen: “Standard and Poor’s considera que Pemex y el soberano son prácticamente lo mismo, a diferencia de las otras calificadoras (…) lo más importante será lo que diga Moody’s; sin embargo, es muy probable que también revisen la calificación, tanto del soberano como de Pemex, la mala noticia ahí es que, si Moody’s reduce la calificación de Pemex, prácticamente estará llevando a Pemex a bonos chatarra”.

Bajo esta perspectiva nos encontramos en una encrucijada muy complicada, con una visión arcaica de la economía en el actual gobierno sobre las perspectivas económicas del mundo en la actualidad, este escenario pone al descubierto que la actual administración no entiende mucho de economía y el actual Secretario de Hacienda y Crédito Público tiene la tarea de asesorar correctamente al Presidente AMLO o los efectos de esta crisis pegara muy duro en los bolsillos de nuestra economía y sociedad.

Preparémonos para que la actual administración nos sirva un menú de batracios para los próximos meses por que los efectos de esta situación nos pone en antesala que la calificación BBB no es buena, ni bonita ni barata sino todo lo contrario, se acerca un nubarrón con pronóstico reservado.

Triste panorama pinta para los próximos meses, ahora llego el momento para ver de que está hecha la 4 T ante una situación económica tan compleja hasta para los países del primer mundo, es hora que el gobierno de López Obrador deje constancia del verdadero devenir de su política económica y deje su discurso incendiario entre ricos y pobres y gobierne con una estrategia clara, precisa y concisa es hora de la unidad nacional porque de lo contrario nadie gana y pierde México, si se puede hemos salido siempre de nuestras adversidades llego la hora de la verdad.

Comentarios y sugerencias vicmanaiii@gmail.com

10
Compartir