Padres de menores con cáncer vuelven a denunciar desabasto de medicinas.

Con la atención nacional e internacional centrada en la pandemia por el Covid-19, madres y padres de niños con cáncer volvieron a denunciar el desabasto de medicamentos para el tratamiento de sus hijos en los hospitales públicos del país, el cual comienza a dejar consecuencias irreversibles en los pequeños.

En rueda de prensa virtual, exigieron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador atender sus demandas y garantizar el derecho a la vida y la salud de los niños que padecen algún tipo de cáncer. Advirtieron que la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus ha sido un pretexto para que las autoridades federales hagan caso omiso de sus reclamos.

Luego que varios de ellos habían tomado la voz, varios usuarios anónimos que de alguna forma tuvieron acceso a la reunión virtual comenzaron a insultar y confrontar a los padres de familia, por lo que la conferencia tuvo que ser interrumpida.

Previamente, las madres y los padres enfatizaron que se trataba de una conferencia de “auxilio” a fin de que sus demandas sean atendidas por las autoridades de salud a fin de que la atención a sus hijos sea eficiente y responsable, pues la integridad y vida de los pequeños está en riesgo por la falta de medicinas y tratamientos como la quimioterapia, dijeron.

Karlita, quien padece leucemia linfoblástica aguda, envió un mensaje desde Morelos: “Señor presidente, señor gobernador (Cuauhtémoc Blanco) somos niños que tenemos ganas de vivir, pero si usted no nos da nuestras quimioterapias no hay oportunidad para que podamos vivir”. La acompañó su madre Guadalupe Gutiérrez, quien aseveró que el desabasto “es real. El cáncer no está en cuarentena, sigue y los niños no pueden esperar. Necesitamos que nos escuchen”.

El señor Luis Fernando aseveró que hasta hace un año, su pequeño que también padece leucemia, avanzaba en su tratamiento, pero debido a desabasto se vieron atrasadas varias sesiones de quimioterapia. Esto tuvo ya consecuencias: “La única opción que tuvo fue que le quitaran un ojo hace un mes. Mi hijo perdió la vista, no podrá volver a ver. El propio subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell conoció a mi hijo, sabe de la situación del desabasto, lo grave es que haya dicho que somos pagados”.

Los padres señalaron que el desabasto se da desde septiembre de 2018 y se ha prolongado hasta este 2020, y rechazaron el argumento de que se trate de un problema mundial, pues afirmaron tener pruebas que “sólo se da en México”. Confiaron en que sea verdad el anunció de las aurtoridades sanitarias sobre el arribó a México un avión procedente de Argentina con fármacos.

Recordaron que hace unos meses se levantaron de las mesas de diálogo con la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, debido a que no se resolvió la problemática.

Con información de La Jornada

00
Compartir