Este virus no cede

Por Jorge Curiel H.

En los últimos días nos enteramos de la quiebra de una de las aerolíneas más emblemáticas de la región y sin duda de México.  Así es, Aeroméxico se apegó en estos últimos días al capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos, buscando así reestructurar sus pasivos y tratar a toda costa de salvar 15 mil empleos con que cuenta actualmente, y aunque la pandemia COVID-19 y el receso en la actividad económica son las principales variables que han causado esto, es muy probable que Delta Airlines, quien es principal accionista de la aerolínea mexicana, haya ejercido presión para propiciarlo y así mejorar su posición competitiva, Interjet es aquí donde vislumbra una pequeña luz al final del túnel ya que se le viene la oportunidad de liderar el mercado nacional con las rutas que quedarán desatendidas, ¿será que también ellos ejercieron su parte de presión para orillarlos a llegar a esto?  Por ahí dicen que para encontrar al culpable de una tragedia solo basta buscar quién se beneficia de ella.

Volviendo al tema del COVID-19, y de la contingencia que esto ha generado, van ya 110 días desde que se llamó a la sociedad quintanarroense al confinamiento y la sana distancia, a realizar aquellas actividades que son esenciales y esto ha generado un verdadero colapso económico en la región, el turismo, que es la actividad preponderante en el estado y la cual genera el grueso de los empleos e ingresos.  En días pasados el gobernador Carlos Joaquín envió un mensaje en la plataforma oficial y en redes sociales llamando a la sociedad a permanecer en alerta y a no ceder. El mensaje fue contundente: “en poco tiempo hemos perdido el rumbo…” haciendo alusión a que los casos confirmados y las muertes por COVID-19 siguen en aumento dada la falta de precaución y actitudes irresponsables desde que se anunció la reactivación.  La crisis de salud no se ha superado y la preocupación del gobierno estatal es evidente; sin embargo, no se puede permitir cerrar la actividad económica ya que esto daría el tiro de gracia a los miles de comercios que dependen de la actividad turística.

Esta semana también se logró el izamiento de 35 banderas azules “Blue Flag”, esto significa que las playas que han logrado el distintivo ofrecen seguridad a sus visitantes y además cuentan con la gestión ambiental que el organismo Blue Flag requiere para otorgar el reconocimiento. Esto habla del enorme esfuerzo que se ha hecho al respecto por parte de ZOFEMAT, que dirige el Lic. Vagner Elbiorn Vega, para conseguir la sustentabilidad y seguridad de nuestras playas, colocando a Cancún como el primer lugar a nivel nacional en recibir este reconocimiento.  Sin duda este es uno más de los activos que permitirán al destino colocarse en los próximos meses como una de las mejores opciones para vacacionar y por lo tanto reactivar la actividad turística en el estado. 

Por último, me gustaría mencionar que se aprobó en San Lázaro la nueva Ley de Propiedad Intelectual, que permite a cualquier persona o entidad a denunciar, sin presentar pruebas, lo que ellos o ellas consideren sea de su autoría, obligando de inmediato a las plataformas y redes sociales a “bajar” el contenido. Esto, mis amigos, huele más bien a censura.

Estoy a sus órdenes para cualquier comentario sobre esta columna en: 

jcurielh@gmail.com

00
Compartir