Cuitláhuac García, cómplice de asesinos

Por Christopher Rodríguez Jácome

Con bombo y platillo el pasado viernes 18 de septiembre, el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, anunció una supuesta e increíble baja en la incidencia delictiva en la entidad; presentó también una serie de gráficas, estadísticas y dibujitos en los cuales sustentó sus dichos y así, como por arte de magia, con un tronido de dedos y una presentación de PowerPoint, nuestro góber borró de la memoria histórica más de 30 homicidios, varios feminicidios y a pesar de que los canales oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública diariamente informan cantidades nunca antes vistas de supuestas víctimas de secuestro liberadas por los Robocops jarochos, el Cuit anunció que este delito está tan pero tan a la baja, que según sus números sería más probable que un tiburón te muerda en Jalcomulco a que te secuestren en Veracruz.

Cuitláhuac García, después de una reunión de seguridad en la ciudad de Poza Rica ese mismo día, se atrevió a decir que fue un día en el que se registraron cero homicidios en la entidad, además, de forma muy contundente, sentenció que Veracruz tenía 31 días sin registrar absolutamente ningún homicidio.

¿Pues en qué mundo de fantasía vive el Gobernador? ¿Las sustancias psicotrópicas consumidas en sus épocas de porro le estarán cobrando factura?

Tan solo el día que tuvo la osadía de dar semejantes declaraciones fue reportado desde temprana hora un cadáver masculino con notorios signos de violencia en las orillas de la carretera Xalapa- Veracruz, en la localidad de Las Trancas, municipio de Emiliano Zapata, ciudad vecina de la capital.

Ese mismo día, el cuerpo de una mujer fue arrojado a la carretera Xalapa-Perote, en el municipio de Acajete, su cuerpo presentaba signos de violencia física, tortura y estaba envuelto en una colchoneta.

El cuerpo de otra mujer fue arrojado el viernes entre los cañales de la comunidad de Corral Falso, también en Emiliano Zapata.

También, en el municipio de Huatusco, un hombre fue ultimado a balazos por delincuentes a bordo de una motocicleta, a pocos metros del cuartel de la fuerza civil.

Otro caso suscitado ese día, un hombre fue ejecutado en el interior del Hotel Alva, en la ciudad de Córdoba a plena luz del día.

Dos personas más perdieron la vida en el puerto de Veracruz, después de que al menos cuatro personas arremetieran a disparos contra ellos después de irrumpir violentamente dentro de su domicilio en la colonia dos caminos de esa ciudad para después huir en 4 vehículos y no ser localizados.

Esto solo por mencionar algunos de ese día, ojo, hubo más; sin embargo, en los últimos 31 días existe registro de más de 30 homicidios, de los cuales 16 son ejecuciones, como la ocurrida en Banderilla el jueves 17, cuando sujetos desconocidos descargaron sus armas de fuego contra una persona del sexo masculino que se encontraba en el interior de su vehículo estacionado en la calle 5 de febrero; y si nos ponemos a hablar de los secuestros, está columna se volvería clavícula, pero de Salomón, con más de 200 páginas llenas de conjuros y demonios, aunque este libro tendría cuando menos 500 demonios a comparación de la clavícula original que solo contempla 72.

No conforme con la cantidad insólita de mentiras, nuestro extravagante gobernador dijo que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en Veracruz disminuyeron los siguientes delitos:

⬇️ Homicidio doloso disminuyó -20.0%

⬇️ Robo de vehículo bajó -31.3%,

⬇️ Robo total con -25.9%

⬇️ Extorsión se redujo -13.4%,

⬇️ Secuestro sigue a la baja con un -57.3%.

¿Pues qué Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública consulta él? ¿Será acaso alguno al que solo él tiene acceso y que maneja esos números? Porque el bueno, el chingón, el de la 4T de nuestro Mesías, ese que por excelencia siempre debería decir la verdad, ese que administra Durazo, sí, ese de donde, a los que nos gusta investigar, sacamos nuestras cifras, ese tiene, como dijera Don López, otros datos.

«Estamos cumpliendo lo propuesto, de en dos años dar resultados en materia de seguridad», dijo Cuit, pero por favor si estoy en un error díganme, yo no me acuerdo de que entre sus promesas a cumplir dijera que iba a ocultar las cifras delictivas, que iba a encubrir delitos, a ser cómplice de criminales.

Porque sí, el tapar las cifras lo hace cómplice, cómplice de asesinos y por tanto un asesino más, la persona que comete el delito de encubrimiento es la que oculta cualquier tipo de información de un delito. Aunque esta persona no haya tenido nada que ver está ayudando al autor de los hechos, cómplice de asesinos, de secuestradores, de feminicidas, ese es Cuitláhuac García.

 

 

Comentarios: Crimrodriguez@hotmail.com

00
Compartir