14 lesionados, la mayoría policías, tras marcha del 2 de octubre; encapuchados hicieron pintas y estallaron cohetones

Ciudadanos se manifestaron este miércoles 2 de octubre en la Ciudad de México, al cumplirse 51 años de la masacre estudiantil de Tlatelolco. La concentración comenzó en la Plaza de las Tres Culturas y grupos como el Comité 68 llegaron de forma pacífica al Zócalo. Sin embargo, calles atrás, personas encapuchadas protagonizaron enfrentamientos con la policía, realizaron pintas e hicieron estallar cohetones.

El gobierno de la Ciudad de México, en su balance de la jornada, informó sobre 14 personas que quedaron lesionadas, la mayoría policías, “con heridas leves y tres que ameritaron traslado al hospital”. 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana “detuvo momentáneamente a tres personas que habían tirado petardos a la policía, quienes minutos después fueron liberadas ante la mediación de diversas organizaciones de la sociedad civil”, apuntó el gobierno en otro punto de su mensaje.

Las autoridades capitalinas informaron que unas 10 mil personas se manifestaron en el Zócalo. “La mayoría de los asistentes se manifestaron de forma pacífica, sin embargo, un grupo de alrededor de 100 personas encapuchadas, que se mezclaron entre los contingentes, lanzaron petardos y rompieron vidrios, en algunos puntos del recorrido”, indicaron.

Cerca de las 17:00 horas, se observaron pintas en zonas como la del edificio del Banco de México y la Plaza Garibaldi. Algunos rompieron cristales de negocios. En 5 de mayo, explotó una bomba molotov y a una chica se le empezó a quemar el cabello, pero la ayudaron pronto a apagarlo. En la misma calle, continuaron después las explosiones y encapuchados lanzaron objetos a policías con escudos.

Como lo anunció el gobierno capitalino, este 2 de octubre se observó a varias personas con una playera blanca, donde se lee la leyenda “cinturón de paz”, a un costado de los manifestantes desde el inicio de su recorrido. Sin embargo, no se observó que intervinieran ante las acciones de personas encapuchadas. De hecho, después de que se dieron hechos violentos, medios reportaron que algunos comenzaron a quitarse la playera, para evitar que los agredieran.

La periodista Azucena Uresti publicó un video donde se observa cómo en un momento encapuchados se lanzan reclamos con integrantes de dicho “cinturón”.

En su comunicado, el gobierno capitalino destacó que “Ciudadanos y 12 mil servidores públicos de diversas dependencias del Gobierno capitalino implementaron un ‘Cinturón de paz’, lo que permitió acompañar exitosamente la marcha y contener la violencia, agresiones o provocaciones, a quienes el Gobierno capitalino, reconoce y agradece enormemente su compromiso cívico y la defensa de la paz en la ciudad.

El “Cinturón de Paz”, agregó, “estuvo acompañado por 25 personas de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y 15 observadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes realizaron acciones para detectar riesgos y labores de mediación; grupos de organizaciones civiles, en coordinación con la Comisión de Derechos Humanos, actuaron de manera responsable ante quienes buscaban los escenarios de violencia. Además, se protegieron negocios, templos y áreas de patrimonio histórico de la capital, en atención a la solicitud planteada por los responsables de los inmuebles”.

En el Zócalo, la plataforma Rompe el Miedo reportó que integrantes del equipo de voluntarios Brigada Marabunta fueron agredidos.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo el martes que unos 12 mil funcionarios públicos participarían de forma voluntaria en dicho “cinturón”, para resguardar la movilización de hechos violentos, como los ocurridos en manifestaciones previas.

Algunas personas dijeron que no eran funcionarios capitalinos, y aún así recibieron la playera blanca ya mencionada. Incluso dos amas de casa mencionaron que habían acudido de forma voluntaria.

Cuestionados, algunos integrantes del llamado “cinturón de paz” aseguraron que su instrucción era tomarse de las manos y caminar, y si hay disturbios correr.

Además de este despliegue, en puntos como la calle Belisario Domingúez había elementos con escudos, de la llamada Unidad Táctica de Auxilio a la Población (UTAP). En junio pasado, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum informó sobre la creación de este grupo, que tiene entre sus tareas intervenir en casos de movilizaciones sociales.

En la calle Bolívar, también se observó a policías con escudos.

De acuerdo con el diario Reforma, antes de que comenzaran las manifestaciones por el 2 de octubre un grupo de personas encapuchadas quemó llantas y otros objetos en carriles centrales de Periférico Sur, a la altura de la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Tras algunos minutos, la policía retiró los objetos y fue reabierta la circulación.

 

 

Con información de Rodrigo Soberanes y Notimex

00
Compartir