276 millones de pesos para 212 municipios; toca de a un millón 300 mil. Le están dando más en despensas a Rosalinda Galindo y a Ana Miriam Ferráez

Por: Armando Ortiz

Lo que se están robando en Sedarpa, en la Secretaría de Salud, en la Secretaría de Educación, en SIOP, en la Secretaría de Gobierno; bueno, lo que se está embolsando Eleazar Guerrero es mucho más de lo que le van a dar a cada municipio de Veracruz. Es por ello que da risa cuando el gobernador, muy pomposo dice: “He instruido al secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, dispersar entre hoy y mañana 276 millones de pesos a los municipios, a fin de compensar sus ingresos”. Lo dice como si se tratara de una tabla de salvamento, como si se tratara de la cura para el cáncer cuando en realidad lo que le van a dar a los municipios son migajas, migajas que no se comparan con todo lo que se han robado en los municipios. Vaya, lo que le están dando en despensas a Rosalinda Galindo, “la reina del nepotismo” y a Ana Miriam Ferráez, del Cártel de Avanradio, es más de lo que le van a dar a los municipios de Veracruz. Y para eso hizo una reunión el gobernador con sus asesores financieros, para anunciar el gran “Fobaproa” veracruzano para los municipios. Dan pena, coraje y lástima estos gobernantes de la 4T.

 

Que ofrecieron mil 200 millones por avión presidencial, además de equipo médico, “dos gallinas ponedoras y tres marranitos”

No vaya a perder su cachito de la rifa del avión presidencial, pues al parecer, como todo mundo ya se olvidó de ese “elefante blanco” volador, el gobierno ya lo anda mercando en el tianguis mundial de la aeronáutica. Resulta que el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), dio a conocer que en el mes de abril el gobierno recibió una oferta por el avión presidencial. La oferta fue de mil 200 millones de pesos en efectivo además de equipo médico. Así como lo escucha, como los posibles compradores saben que a México le urge la venta del avión presidencial, entonces le están proponiendo u trueque. Vale recordar que miles de mexicanos ya compraron su cachito de 500 pesos para ver si en una de esas se ganan el avión presidencial y sacan de apuros al gobierno de México. Ojalá se haga la rifa lo más pronto posible, porque en una de esas los que ofertan le agregan dos gallinas ponedoras y tres marranitos a su puja y con eso el gobierno se decide a venderlo.

Emilio Lozoya va a cantar y muchos cómplices van a caer; pero a Peña Nieto, protegido de AMLO, no lo tocarán ni con el pétalo de una denuncia

La portada de la revista Proceso es fulminante. Un Peña Nieto preocupado y la leyenda: “Todos los caminos llevan a Peña Nieto”. La portada se refiere a la extradición de Emilio Lozoya, quien viene a “cantar” y la aprehensión de César Duarte, uno de los gobernadores implicados en los recursos ilícitos entregados al PRI en los años que Peña Nieto era el presidente y líder máximo de ese partido. Sin embargo, ¿uste cree que Enrique Peña Nieto esté temblando, pensando que de un momento a otro lo van a detener? Para nada. No tarda el expresidente Peña Nieto en subir alguna foto en Twitter para demostrar que, a pesar de la extradición de Emilio Lozoya y la aprehensión de César Duarte, él sigue tan campante, como si nada. ¿Cuál es la fuente de tranquilidad de Peña Nieto? Pues casi nada, la aquiescencia que tiene de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador quien lo ha dicho y lo ha demostrado, a Enrique Peña Nieto no se le tocará ni con el pétalo de una denuncia. Y es que no hizo poco Enrique Peña Nieto. Simple y sencillamente no metió las manos en las elecciones presidenciales de 2018, en esos días en los que los empresarios y la llamada “Mafia del Poder” (algunos de ellos asesores de AMLO) hicieron todo lo posible por evitar que López Obrador llegara a la presidencia.

 

 

Foto: Facebook Cuitláhuac García Jiménez

00
Compartir