45 años de ganancias para Slim, Veracruz, a sus pies

•El Túnel Sumergido “ve la luz”

I

El gobierno de Veracruz ha lanzado sus fanfarrias al cielo con un boletín expedido el miércoles 24 de junio dando la bienvenida a la obra pública más importante en su género en América Latina, como es el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos.

El boletín inicia con una especie de poema ranchero. Dice al pie de la letra:

“El Túnel Sumergido ve la luz… al ser aprobada la nueva concesión”.

Y la nueva concesión es, como ha sido publicado en algunos medios, para Carlos Slim Helú, a quien reconocen en el boletín como ‘’el inversionista más importante del mundo y de México’’.

Sólo que, oh paradoja, el boletín omite decir que Slim usufructuará la concesión durante 45 años, de igual manera como la brasileña Odebrecht y la española Aguas de Barcelona ordeñarán el Sistema de Agua y Saneamiento de Veracruz y Medellín durante 30 años, incluso, con libertad tarifaria.

Es decir, en ningún momento Carlos Slim queda como el mesías que ha salvado al Tunelito, pues aun cuando invertirá más de 500 millones, reza el boletín, obtendrá una ganancia singular, pues ningún pelo de tonto tiene, y si los tuvo ya se le cayeron, porque está acostumbrado a quedarse con hacha, calabaza y miel desde que a los ocho años de edad inició vendiendo dulces en el recreo en la escuela primaria defeña.

II

Según el boletín, en 12 meses, plazo máximo, el Tunelito estará concluido.

Más les vale.

Y más les vale porque al duartismo restan 17 meses, luego de que la obra en Coatzacoalcos lleva más de dos sexenios.

Además, si el ciudadano voltea de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha constituye un desafío inverosímil encontrar una obra pública estatal trascendente que enaltezca la calidad de vida.

Y, bueno, el Tunelito ha entrado a la leyenda de los elefantes blancos del país, de igual manera como aquel monumental Cristo que Marcelo Montiel Montiel como alcalde por segunda ocasión de Coatzacoalcos pretendió levantar en gratitud a que en su rancho en Curita, Brasil, ha vivido los mejores días principescos de su vida.

III

Un rengloncito en el boletín se refiere a que el ORFIS, Órgano de Simulación Superior, revisará y determinará si con el Tunelito existe alguna irregularidad.

Porfis, señores que escribieron tal boletín, más respeto a la población electoral que el año entrante elegirá gobernador.

Y más respeto, porque hace unos diez meses, el cuarto secretario de Infraestructura y Obra Pública, Gerardo Buganza Salmerón, interpuso una denuncia penal, a través de su director jurídico, Emeterio López Márquez, en la Fiscalía General, documentando los trastupijes de algunos de sus antecesores en la antigua SECOM a propósito del Túnel Sumergido.

Pero, además, en contra de 35 compañías constructoras que desviaron recursos oficiales de carácter estatal, se ignora si también federales.

Y diez meses después, al Fiscal General, Luis Ángel Bravo Contreras, le ha valido un soberano cacahuate tal denuncia.

Simple y llanamente, la archivó.

La archivó por sus pistolas, hipótesis una.

La archivó por órdenes superiores en un doble, triple juego, hipótesis dos.

La archivó porque quizá, acaso, se atravesó el góber fogoso y gozoso, hipótesis tres.

Y a contrapelo desde que Tomás Ruiz González asumió la SIOP ningún dedo ha movido para dar seguimiento a tal denuncia, pitorreándose así de Gerardo Buganza, además, claro, de la tomadura de pelo del Fiscal.

Entonces, si hay congruencia en Tomás Ruiz que se vaya con el anacoreta de las cuevas de Alto Lucero con el estribillo de que el ORFIS revisará y determinará alguna irregularidad.

Hasta cínicos, pues, se han vuelto dejando constancia en un boletín.

Y, lo peor, los señores del gobierno estarán seguros que el ciudadano cree en sus palabras.

IV

Pero, bueno, si el Túnel Sumergido, túnel al fin, ha visto la luz, será hasta dentro de unos doce meses.

Durante 45 años, Carlos Slim, el inversionista más importante del mundo, cobrará la tarifa en su beneficio, cuyas ganancias podría depositar en su banco Walmart, recién comprado en tres mil millones de pesos, de tal forma que los 500 millones que invertirá en el tunelito son una vacilada… para tantas ganancias que obtendrá.

Desde Veracruz para el mundo, pues.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir