El presidente, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, informó que será la siguiente semana cuando se defina el futuro del avión presidencial.

Éste bien del gobierno podría venderse, a un gobierno extranjero, o rifarse entre el pueblo de México.

López Obrador detalló que los recursos que se obtengan de la venta o rifa de la aeronave se destinarán a equipar centros de salud en el país.

“A más tardar la semana próxima vamos a tomar la decisión, lo que se obtenga por la rifa o venta de ese avión presidencial se van a ocupar para equipos médicos y de salud”, mencionó.

El presidente mencionó que en caso de que se decidiera rifarlo el ganador no tendrá que  preocuparse por donde estacionarlo.

“No se preocupe el que se lo saque por dónde lo van a estacionar, ahí van a estar los aeropuertos de la Fuerza Aérea Mexicana, ellos se encargarán de guardárselo al ganador”, dijo.

El presidente dijo que deshacerse del avión es una tarea difícil para su gobierno por los lujos con los que cuenta.

La semana pasada, el titular del Ejecutivo se puso en contacto con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, par ofrecerle la aeronave.

Sin embargo el premier, cuyo transporte presentó una falla, rechazó el avión debido al precio que alcanza en el mercado.

“No le entró porque el avión que se le averió es de menor calidad no tiene tantos lujos como el avión presidencial”, dijo.

 

 

 

Con información de Reporte Índigo

00
Compartir