A correr con Bueno, Pipo y Héctor

Hay quienes marchan y también hay quienes corren… pero también hay ¡a quienes corren!

Hay quienes van con su familia y hay quienes participan con su familia… y hay quienes van solos.

Hay candidatos que destacan en las campañas y hay quienes destacan en la campaña más que los candidatos… y hay quienes hacen destacar a los candidatos…

Hay quienes corren y pierden la noción del tiempo y hay quienes pierden la noción del tiempo y ya no corrieron… como la Mujer y yo, que pensando que la carrera de Mateo iba a ser este pasado sábado (día laboral para mí), ya no participamos ¡y fue en domingo!

II

Mateo es un chaval que padece un hemolinfangioma cervical. Para apoyar en su tratamiento médico, en la ciudad de Cincinnati, Estados Unidos, se realizó la Primera Gran Carrera “Corriendo por un Guerrero”. Hubo 400 participantes y pudieron ser 402 de no ser por la confusión que tuvimos la Mujer y yo, pero prometemos a Mateo y a su mami, Ariana Juárez Ramírez, cooperar en lo que juzgue conveniente y buscar ser un par de Guerreros más como su hijo.

III

El video lo sube el equipo de Juan Bueno Torio, candidato independiente, durante un recorrido por Córdoba. A grosso modo, se ve que entró a una colonia “de” Antorcha Campesina (entrecomillo la preposición que señala propiedad, posesión) y ya no le permitieron hacer más recorrido o proselitismo cuando llegó a un determinado punto porque le dijeron “¡hasta aquí!”

Juan Bueno Torio guarda la compostura y trata de hacer valer su legítimo derecho al libre tránsito (Artículo 11 de nuestra Mancillada Constitución) pero la actitud hostil de los antorchistas lo obligó a la prudencia, más cuando una mujer se sintió fuertemente “amenazada” por el peligroso dedo índice del candidato independiente quien, en un movimiento de lo que es el lenguaje corporal, lo agitó pero ella se ponía su mano a la altura del corazón asegurando que allí la había profanado el cordobés.

Los independentistas fueron “invitados” a salir del territorio antorchista y mientras “salían”, Juan Bueno Torio saludaba a comerciantes y hasta a un taxista que se paró y lo saludó… Bueno Torio no corrió… ¡lo corrieron!

IV

Me presumen que Pipo ya mejoró su tiempo en esta carrera que se celebró en Coatzacoalcos. ¡Cómo no! Si de tanto subir y bajar en estos primeros quince días de campaña, ¡mal se vería si no hubiera agarrado condición! Chalo Guízar Valladares me presume que rompieron el récord de participantes en su terruño: Tres mil corredores. Pero lo que más gusto le da a Chalo es que la gente que participa va a las oficinas del Partido Encuentro Social a inscribirse sin otro ánimo más que el de ser parte de un evento deportivo y sobre todo familiar. Es donde ataja Pipo, quien sigue presumiendo, pero ahora a su familia: a Tamara (12 años), Chiqui-Pipo y a Mini-Pipo, que cuando pueden, participan al lado de su esposa, Ahyled Santos, en los recorridos de campaña, aunque dicho sea de paso, la señora viene haciendo recorridos de apoyo igual por separado.

Pipo Vázquez cree en la familia y se siente muy orgulloso de que ella lo acompañe en esta contienda.

V

Ellas no andan a las carreras… se dan su tiempo y son movidas. Verónica de la Medina junto con Andrea y Liz Yunes igual andan de aquí para allá apoyando a Héctor… cierto, cada una de ellas con un estilo propio de hacerlo. Verónica, solemne, serio, formal, pero agradable, sin perder la elegancia que le caracteriza; Andrea, volátil, contagiante, dinámica… la pila que trae es envidiable. Liz, fresca, ligera, constante… de mente ágil, ocurrente y siempre pensando y pensando en qué hacer, qué falta…. y nomás porque Héctor junior está chavo, pero si tuviera Facebook y/o twitter, es seguro que igual reflejaría esa unidad que brinda la familia de Héctor a Héctor.

Por cierto, Héctor no corre, pero marcha… Catemaco se vio impresionante en el recorrido que hizo el candidato del PRI.

Fueron cinco kilómetros de calles y avenidas que recorrió con simpatizantes y con otros que se fueron sumando a esa marcha… dijeran los priistas: ¡La familia catemaqueña está lista!

VI

Ya no cito a Cuitláhuac, que nada más tiene como compañero de fórmula al Peje o a la Botarga… ni a Alba Leonila Herrera Méndez, de la que no se ven sus recorridos… o al otro Méndez, Armando, pues debo entender que la señora Dulce María Dauzón tiene que quedarse para checar el negocio de la familia… pero sí puedo citar a Miguel Ángel Yunes Linares, quien al menos corre sus cinco kilómetros diarios, aunque eso sí, sin familia, por el riesgo de que se pueda malinterpretar que su hijo, el alcalde de Boca del Río, desvíe recursos para la campaña de su padre; pero… su otro hijo, el senador Fernando Yunes Márquez, creo que no habría problema si lo acompaña (o al menos, yo no lo he visto)… aunque el que realmente pudiera acompañarlo, bien sería Omar Yunes Márquez, quien no tiene ligues políticos… pero hay dos probables inconvenientes: 1.- Que su presencia despierte el morbo por el caso de los Panamá Papers en cada punto que recorra de Veracruz y 2.- Si acompaña Omar a su padre en la campaña ¿quién cuidará el negocio de la familia? Y que conste, nos referimos a los “Suchitos”…

Por: Salvador Muñoz / “Los Políticos”

00
Compartir