A Winckler ¿No lo buscan o no lo encuentran?

Por Mónica Camarena Crespo

El polémico exfiscal Jorge Winckler Ortiz sigue sin aparecer, se trata de un prófugo de la justicia con orden de aprehensión girada este año, pero que tiene como base una acusación hecha en 2018 por el exescolta de Luis Ángel Bravo Contreras, identificado como Francisco Zárate, incluida en el expediente FGE/FIM/203/2019.

A partir de la llegada de la nueva fiscal, Verónica Hernández Giadáns, poco se ha filtrado acerca de la cantidad de acusaciones que pesan sobre el que fuera poderoso fiscal en el bienio de Miguel Angel Yunes Linares.

Sin embargo, desde el pasado 3 de septiembre a Winckler ya no se le volvió a ver en persona y junto con sus cercanos colaboradores, cómplices en varias de los señalamientos, anda a salto de mata o en algún cómodo lugar en el extranjero.

De acuerdo con el exfiscal Luis Angel Bravo, quien fuera uno de los primeros objetivos en las venganzas del “yunismo”, Jorge Winckler no tiene posibilidades de librar las acusaciones por tortura y desaparición forzada, es más, comentó ante medios de comunicación el pasado 26 de noviembre “Así como fueron hombres para hacer todas las canalladas que hicieron, que sean hombres para enfrentar la justicia”.

Lo interesante será ver si se logra la detención de Winckler y su pandilla cómplice, así como el desahogo de lo que se antoja sea una lista interminable no solo de señalamientos, sino denuncias formales de los cientos de agraviados.

En este sentido, varios que se prestaron a las malvadas acciones ejecutadas desde la fiscalía de Winckler y en los juzgados, que pongan sus barbas a remojar, aunque se trate de mujeres, pues varios/as podrían no librar desde sus posiciones la justicia que tergiversaron a modo y que de manera tramposa usaron contra inocentes, en algunos casos claro esta.

Por lo pronto, Jorge Winckler no ha podido ser localizado, si es que hay la intención de que rinda cuentas acá y que pueda ocupar algún espacio en Pacho Viejo, pero mientras pareciera que el exfiscal “yunista”, corre, corre libremente y pone mayor distancia con Veracruz.

Ágora

La cuarta tiene la sartén por el mango, las posiciones estratégicas en Veracruz desde la Fiscalía, TSJ y ORFIS ahora en manos de mujeres pueden generar confianza, pero será fehaciente hasta que se vayan al fondo del cochinero que hasta el día de hoy prevalece.

Las mujeres en estas áreas están obligadas a actuar con honradez, transparencia, pero sobre todo, apegadas a derecho, sin sesgos, menos aun “chayos”.

@monicamarena

00
Compartir