Acotan en Poza Rica manifestación por el adeudo con la UV; molestia en comunidad

Poza Rica, Ver.-

Contrario a lo que ocurrió en otras regiones universitarias que se sumaron a la convocatoria del Consejo Universitario General (CUG) para exigir el pago de los recursos retenidos a la Universidad Veracruzana (UV), en Poza Rica fue notable el descontento de maestros y alumnos, quienes al ver minimizado el acto de protesta lo convirtieron en una fiesta.

La desazón de parte de la comunidad universitaria se debió a la decisión de la Vicerrectoría de no marchar a las calles, como fue la convocatoria que emitió Rectoría, sino reducir el evento a concentraciones dentro de las instalaciones, por lo que los grupos se vieron limitados; los alumnos abandonaron pronto los recintos y los académicos también.

Estudiantes que luego de una hora de estar escuchando los mensajes de los oradores se sentían aburridos, lamentaban la tibieza de las autoridades universitarias para exigir lo que por derecho corresponde a la máxima casa de estudios.

Personal de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI) optó por no trasladarse a Poza Rica y en su lugar, salieron a las calles en Espinal para hacer patente su apoyo a la UV. En marzo, el grupo de estudiantes que habían viajado desde la sede Totonacapan fueron limitados en sus expresiones durante la marcha, pues en repetidas ocasiones los conductores del evento los callaron.

Uno tras otro los oradores se enfrascaron en mensajes leídos, previamente aprobados para su lectura ante los asistentes; aquellas expresiones que resultaran “no agradables” a los organizadores fueron eliminadas del programa. Así, la protesta pasó a un festival artístico en el que se presentaron bailes de salón y hasta un grupo de rock, el cual también tuvo que ser bajado del escenario para permanecer dentro del programa previamente establecido.

Ausencia de la Fesapauv

La Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones de Personal Académico de la Universidad Veracruzana (Fesapauv) determinó días antes no participar como organización en la marcha convocada por el CUG.

Catedráticos como Idelfonso Christfield Grayeb, académico del Sistema de Enseñanza Abierta (SEA) desde 2009, aunque dejó en claro su respeto a la dirigencia sindical y a la organización, reconoció la ausencia del sindicato en la protesta. “Debería de sumarse, es el sindicato de los académicos, debería estar aquí, manifestándose en apoyo a la propia universidad, porque finalmente es por el mismo propósito; es decir, el sindicato existe para defender los derechos de sus agremiados, en este caso, de los trabajadores de la UV”.

Señaló que el propósito de la comunidad universitaria es respaldar a su alma máter que está siendo castigada con la retención de casi mil 100 millones de pesos, que se destinan para lo que fueron etiquetados.

La UV es una institución pública, tiene que mantener una importante matricula de alumnos, la plantilla laboral, catedráticos pero también el mantenimiento de sus instalaciones. “Esta falta de recursos atrasa el desarrollo de los programas de investigación, la ciencia, la preparación de los estudiantes. No está llegando el recurso, no hay un precedente de que en algún momento de su historia le haya faltado dinero a la Universidad”.

Luego de tres horas continuas de escuchar a oradores, presencias muestras de baile, participar en un toquín y hasta aprender a bailar música salsa, los pocos alumnos que asistieron al evento se fueron marchando uno a uno con destinos diferentes, personal administrativo procedió al retiro del escenario y la USBI Poza Rica quedó como cualquier otro día de la semana.

La Jornada Veracruz

00
Compartir